Montaje creado Bloggif

¿QUIÉN ES?

20070526200749-11.jpg

Feliz Domingo, mis queridos blogeros.

Era muy querido, sencillo, no le gustaba aparecer en las fotos, un artista,  despistado.......y muchas cosas más; sobre todo un buen hombre.

¿Eres capaz de escribir de quién se trata?.

Contesta y aprovecha para concretar el ¿VENDRÁS?.

Domingo, 27 de Mayo de 2007 11:04. antiguosalumnosdominicos #. PERSONAS QUERIDAS

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comEliseo Rodríguez

Esos dedos grandes, hechos para saltar sobre mil teclas de un órgano, sólo pueden estar ocultando el rostro del bendito P. Uría ¿o no? Y si no es él, ¿cuándo podremos disfruar de un foto suya?

Fecha: 27/05/2007 11:17.


gravatar.comMáximo Olóriz

El Padre Uría.
Un buen retrato del personaje.
La protagonista de la foto es su gran mano de organista, la misma que usa para ocultar su rostro y mostrar su modestia.

Fecha: 27/05/2007 17:37.


gravatar.comAndrés Martínez Trapiello

No lo he reconocido hasta leer a Eliseo y Orlóriz.
Siempre permanece en mi memoria "bailando" sobre el banco del órgano del Santuario, en la Recreación jugando alguna partida de ping-pong (gran jugador); lo recuerdo haciendo malabares con un balón de futbol; también, de tribunal en el 64 para consolidar los componentes de la Escolanía. Y... sentado al lado de la piscina cuando la enfermedad se apoderó de él.
Pero, sobre todo, en el día a día del internado, siempre sonriente. ¡Jamás serio!. Y si en algún momento pretendía reprender aquella jauría de chavales, no era capaz de marcar en su rostro un rictus de enfado.
¡Un gran tipo!.

Fecha: 27/05/2007 19:25.


gravatar.commartin

El P. Uria, cuyo funeral me perdí por estar cavando su tumba una lluviosa mañana, con el barro por los tobillos, siendo una satisfacción haber correspondido en algo a su gran humanidad.

Fecha: 27/05/2007 20:34.


gravatar.comArango

No se me olvidará su fallecimiento. Coincidí con Martín. Yo también estaba en la Finca donde empezaba la pendiente. Recuerdo que en los días previos se rezó una novena que no llegó a finalizarse por su fallecimiento. Al día siguiente fuimos varios de nosotros a cavar la sepultura. Es cierto que era una mañana fría y lluviosa, lo recuerdo perfectamente. El primero que se enterró allí fue el padre Uría, y que yo recuerde, hasta que yo me marché no se enterró nadie más.

La imagen que recuerdo del padre Uría era de aquel semblante siempre alegre, sonriente, de aquellos movimientos habilidosos con los pies, llevando el compás con la cabeza cuando tocaba el "aleluya" o el "amén"

Fecha: 28/05/2007 17:58.


gravatar.comandres cortes aranaz

Inconfundible P. Uría, por mucho que`pusiera la mano delante del rostro para pasar desapercibido. El era así. Fue el primer golpe duro que recibimos los que entonces estábamos allí. Gran músico, intérprete de órgano excepcional, muy buen profesor de Física y Química y una frase que wsiempre me quedó grabada. "Reíros para adentro". Por no molestar, ni se largaba una carcajada cuando los demás nos retorcíamos de risa. De ahí la frase.
Tuve la suerte, como otros muchos, deverle muy de cerca tocar el órgano, subir a los tubos para afinar el instrumento, y la verdad era una verdadera delicia. También hay que decir que ese órgano es espectacular. Yo lo toqué ás tarde en algunas ocasiones y siempre tenía presente la figura y el espíritu del P. Uría.

Se nos fué un gran hombre, la primera experiencia dura para aquellos chavales de 12, 13 y 14 años.

Y algunos, como Martín y Arango, tuvieron que encargarse de prepararle su morada en un día francamente de perros.

Eses día impresionaba pasqar por el túnel que comunicaba con el Santuario. Guardo un recuerdo, triste, solemne, especial.

Desde donde estés P. Uría, nos tendrás que echar una mano en las celebraciones que haremos en Octubre, porque tú al igual que otros muchos, los ausentes, váis a ser los más presentes.

Un abrazo. Te queremos.

Fecha: 28/05/2007 18:31.


gravatar.comoscar Fernandez Hidalgo

Compruebo que el día en que el Padre Uría dio su cuerpo a la tierra, sufrimos un desgarro en nuestras almas infantiles. Me quedó grabado el sentimiento de desolación, de tristeza compartida. Más aún, aquella tierra santa, donde hasta las coníferas tuvieron dificultades de crecimiento, me llegó a parecer maldita y con olor a sepultura.
Aquel a quien él había servido como un cachorro fiel, le concedió un día de perros, y nosotros aprendimos que sus caminos no son los nuestros.

Fecha: 29/05/2007 02:30.


gravatar.comfroilán cortés aranaz

Veo que los recuerdos del día de su entierro, son idénticos. Al comienzo del blog, un día, bajo la foto del órgano del Santuario, ponía mis recuerdos de ese día. Lluvia, frío, imponente fila por el túnel......

Fecha: 29/05/2007 09:51.


gravatar.comRufino González

Hice la primera cruz de madera de aquel cementerio y no he olvidado jamás, ni la lluvia, ni el barro, ni porqué ocurría aquello a quien siempre vi sonreir y transmitir alegria.
Como alguien dijo más arriba.... Nuestras mentes eran demasido jóvenes y costaba asimilar y entender...
Un gran tipo Uría, era de los que no pegaba ni castigaba y todos le obedeciamos... Recordais? porque sería?
Quizás puede más una sonrisa que un palo? Seguro que si.
Un abrazo

Fecha: 20/06/2007 03:04.


gravatar.comJavier del Vigo

Buscaba novedades... Entré en este "pasadizo" -distinto del que nos conectaba desde el colegio con el santuario- y he visto tres líneas bajo un nombre: Martín...

Las líneas dicen: "El P. Uria, cuyo funeral me perdí por estar cavando su tumba una lluviosa mañana, con el barro por los tobillos, siendo una satisfacción haber correspondido en algo a su gran humanidad." La fecha: 27/5/07.

De pronto, me surgió el pensamiento. (No es normal esto, en mi! Digo, el pensar! Quede claro!) Firma un "Martín", escueto; sin apellidos; sin más connotaciones... Pero el día del entierro del P.Uría este Martín estaba "cavando la tumba"; la primera. Desconozco si luego hubo más enterramientos allí. Contadme, si os apetece y conoceis el dato.

Lo que si recuerdo es que mi curso/nuestro curso trabajó duro en aquel rincón de la "propiedad", alejado del Colegio, para convertir un espacio yermo, repleto de guijarros y arcilla, en un cementerio improvisado. Fue, tal vez, la "crónica de una muerte anunciada" la que nos obligó a cavar y ordenar aquel espacio vacío, con destino cementerio?.

En cualquier caso, no es esta mi intriga. La cuento: ¿Quien demonios es este "Martín"? Chema MARTIN Sarmiento? Quizá, pero no sueles firmar así, querido director... Ni te veo con un pico y una pala en aquellos tiempos...

¿...?

Paso lista a mis recuerdos... Quien,entonces, firma MARTIN? Hubo dos primos... Largos como una cuaresma ellos... Me ganaban, incluso, en altura física! Condenaos ellos!

José Sánchez y MARTÍN Sánchez(?). De Salamanca. Dos bravos muchachos.

Pregunto: Este MARTÍN puede ser aquel que he visto fotografiado en un viaje a Roma del que yo ya no puedo dar fe, porque me había ido? Por cierto, Oscar -Oscarín!- que tus textos rezuman ironía de la buena: hazte sentir algo más... Por fa! Y te digo: yo creo que hay una foto de José Ramón Tejo fumando junto al P. Torrellas, donde aparece en un lateral Isidro Cicero. Sin embargo, creo yo, en la que tu indicas de Roma quien aparece es Martín Sánchez... El primo de Salamanca!

Uf! acabo: Martín, de este "portillo": podrías dar alguna pista más? ¿Quien eres? ¿Quien yo imagino? Eres aquel muchachote alto del que nunca más supe nada? Del que por cierto, guardo anécdotas mil, lo mismo que de su/tu primo, José. ¿Es posible?

Furriel, sabes tu algo que puedas contar a este respective?

Por favor!!

Lo que sí recuerdo es los trabajos que tuvimos que realizar en aquella pedregosa tierra, que se abrió en cementerio, por primera vez, cuando Uría se fue a los Jardines de su Señor.

En la intriga quedo. A la paz de dios!

Fecha: 25/06/2007 00:30.


gravatar.comJosé Mª Cortés Aranaz

Mi querido amigo Javier,

Te diré que este Martín del comentario “….cuyo funeral me perdí por estar cavando su tumba una lluviosa mañana…” es mi amigo-hermano MARTIN FERNANDEZ ALONSO; era el mayor del curso siguiente al nuestro. Del curso de Cuervas Mons, Urbano, Espinosa, Heredia, Pedro G. Trapiello (no podía faltar uno), Marcelino Iglesias, Molpeceres, etc.

Recuerdo que era un gran privilegio ser el mayor del curso, sobre todo porque en el refectorio siempre se “repetía” a mayores y, claro, nunca pasaban las potas con las lentejas o las cafeteras con aquel chocolate con “tiburones” de las dos primeras mesas. Solo llegaban para repetir aquellos filetes rusos de la comida de los domingos que debían ser de la Rusia de los Zares, pero ya fiambre.

Martín forma parte del grupo de amigos-hermanos que mantenemos la relación muy directa desde los años del Colegio.

Un recuerdo: cuando Martín llegó al colegio, nosotros empezábamos 2º curso. Recordarás que a cada niño “nuevo” le ponían uno de otro curso “ya veterano” como compañero de los primeros días de estancia en el Cole, para enseñarle los sitios, los horarios, enseñarle a limpiar la camarilla, etc., supongo que también para aliviar el trabajo de los Frailes. Pues bien, yo fui designado compañero de Martín: él recuerda que, cuando me encargaron su custodia, yo llevaba unos pantalones cortos de cuero con tirantes de tipo tirolés que me debían de quedar pequeños y dice que parecía una marioneta con hilos en los hombros.

Por lo que, amigo del Vigo, no has acertado ni una. De todas formas me ha servido para recordar a José Sánchez “Pepito” y Fernando Martín “Fernandito Martín”, primos efectivamente de Béjar, altos, buenos deportistas, tenían cuerpo de hombre cuando los demás teníamos cuerpo de niño. Yo, que era de los pequeños del curso, siempre les recuerdo con la “balonera” de fondo, pues era lo que se veía cunado mirabas en clase para atrás.

Puede que Martín me abofetee por meterme a aclarar lo que debía explicar él, pero… que se joda.

Bueno, amigo toreador de morlacos, diestro de requiebros, virtuoso de los signos (comas, puntos, admiraciones, etc.) es un placer leerte y recordarte en tus letras floridas, barrocas, profundas (a veces chorras) y siempre sentidas.

Por hoy ya está bien, que ahora tengo que destetar al morlaco de mañana.

Yo también te quiero.

Fecha: 25/06/2007 22:25.


gravatar.comJesús García Marcos

Algún Fraile nos contó que cuando al P.Uría le cantaron la Salve a la hora de morir,preciosa costumbre, tecleaba con sus dedos lo que no podía cantar con su voz. Unidos en el recuerdo de una muerte.

Fecha: 27/06/2007 16:44.


gravatar.comJosé Mª Cortés Aranaz

Precioso recuerdo.
¡¡Cuantas cosas que ocurrieron a mi lado estoy descubriendo después de tantos años!!.
Me siento un furriel privilegiado.

Fecha: 27/06/2007 20:39.


gravatar.comMartin Fernandez Alonso

Querido amigo Javier del Vigo, primero perdóname por tardar en contestar, no soy muy entusiasta de las labores informáticas aunque últimamente si entro bastante en este nuestro Blog, bien soy el MARTIN, del que estas tan intrigado, mi nombre completo es Martin Fernández Alonso, curso del 62 al 68, parece ser un curso posterior al tuyo, yo como tanto se extraña este clan de “Ex” de León (que tanto trabajan por este reencuentro), soy el que menos trabaja y el que peor memoria tiene, de ti me acuerdo perfectamente de tu nombre Javier del Vigo Palencia, sin embargo no identifico este nombre con un físico y eso que he visto tu foto.
Bien como por aquí soy el único Martin (de nombre) pues no hace falta poner apellido alguno, sin embargo perdóname por no haber pensado en otros Ex que estáis más alejados.
De cualquier modo tienes mi foto (junto con otros componentes que están a punto de perder la compostura, en la boda de mi hija (no me libro de ellos ni siquiera en los momentos mas familiares), es una foto de ahora, calvo, con barriga cervecera y también con barba aunque ahora casi blanca del todo.
En los años de la escuela mayor, en los últimos cursos era el mayor (compartí, ahora me viene a la memoria, dicho cargo con un compañero que creo que se apellidaba Abaigar, y me tocaba cuidar con aquellos imberbes que no respetaban a nada ni a nadie y entre los que se encontraba un tal Froilán Cortes, de la saga de los Cortes, ya sabes, gentuza (aprovecho ahora para ponerlo ya que Froilán esta de vacaciones)
Uno de los motivos que me ilusiona de este reencuentro es intentar traer a la memoria aquellas caras (ahora supongo con mas años) sobre todo de los que pertenecieron a mi curso y a cursos afines y cuyos nombres, como el tuyo, todavía me suenan.
En fin espero verte y perdona que no intervenga mucho, pero he de informarte que la mayoría de las fotos que se atribuye José Mari se las he facilitado yo (cuando pone eso de amigo-hermano, mal, ¡ponte en lo peor! ¡Algo me va a pedir!).
Un saludo y hasta pronto.

Fecha: 27/06/2007 23:15.


Añadir un comentario



No será mostrado.