Facebook Twitter Google +1     Admin

Subirachs: Vida y obra

20120109181147-subi.jpg

Os dejo el artículo publicado por el P. Jaime R. Lebrato en el Diario de León el pasado día 15 de Diciembre en la sección de Opinión.

Fotografía: Primer proyecto de Subirachs para la fachada de La Virgen del Camino. 1958. (Museo del Santuario)

 



 

José María Subirachs es hoy una figura universal en el mundo artístico. Sobre todo en el mundo de la escultura, aunque también es un maestro en obras relacionados con el óleo, grabados y dibujos. Ya figura su nombre entre los artistas inmortales del siglo XX y XXI.

Hoy, cuando José María Subirachs ya tiene 85 años y apenas trabaja, su obra está presente en los países siguientes: Andorra, Corea, China, España, Estados Unidos, Japón, México, Suiza. Y se exhibe su obra en Museos de Estados Unidos, Holanda, Bélgica, China, Corea, Roma y muchos de España.

Admitiendo que la obra de Subirachs es polifacética —oleos, dibujos, grabado— creo que podemos decir que su obra abunda en la escultura civil y religiosa. Por lo que se refiere a la escultura religiosa cristiana podemos decir que ha tratado muchos temas: Cristo crucificado, la Virgen, los apóstoles, santos, altares, sagrarios, puertas historiadas, ambones, pilas de agua bendita. etcétera. Hoy, su obra escultórica-ornamental religiosa en España es admirada, muy valorada. Bastaría citar el Santuario de la Virgen del Camino (León), el Monasterio de Montserrat y la Sagrada Familia (Barcelona).

Me ha alegrado muchísimo tener estos meses en mis manos y leer la obra de Ana M.ª Ferrin. Su título El tacto y la caricia. Subirachs. Lo edita «Ediciones Experiencia». Tiene 700 páginas de texto y 200 fotografías. Una obra muy completa sobre la persona y la obra de Subirachs. Y muy actual, pues se ha editado en mayo deL 2011.

La obra de Ana M.ª Ferrin no es un obra méramente cronológica y fría. Al contrario. Es una obra cercana, humana, cálida, vivencial. Me ha admirado mucho la gran cantidad de testimonios sobre la vida, la persona, la obra de Subirachs que la autora recoge de primera mano de muchas personas que han tratado —que hemos tratado y admirado— a Subirachs. El lector termina siendo amigo y, casi íntimo amigo, de Subirachs porque se entera como es, como viste, que alimentos le gustan, como trabajaba en el taller cuando era joven, cómo trabajó en su obra cumbre de la Sagrada Familia hasta el 2009, cómo lleva su enfermedad y sus años de mayor, qué sintió al no poder estar presente en la ceremonia de inauguración que hizo el Papa Benedicto XVI en el 2010 de la Sagrada Familia, y por ello, la inauguración apoteósica de la obra cumbre de Subirachs: La fachada de la Pasión.

La autora sintetiza la vida de Subirachs en tres etapas: Primera: la participación del artista en la Bienal de Amberes de 1955. Segunda: su primera obra capital: Las esculturas y puertas del Santuario Virgen del Camino, León: 1959-1961. Tercera: Su obra en la Sagrada Familia, 1986-2009.

Yo ejerzo ahora mi servicio como sacerdote en el Santuario de la Virgen del Camino. Uno de los servicios es el de explicar a muchos fieles devotos o muchos turistas o peregrinos que visitan el Santuario los valores arquitectónicos y artísticos que tiene. Y afirmo que tanto la obra arquitectónica (Francisco Coello) como la obra escultórica (Subirachs) de este Santuario son muestras magníficas de la «nueva arquitectura y escultura religiosa» que surgió en Europa a mediados del siglo pasado y antes del Concilio Vaticano II (1962-1965). Concilio que abrió a la Iglesia muchas puertas en el campo de las lenguas vernáculas, la liturgia, el arte religioso, etcétera.

Subirachs dice de sí mismo: «mis inicios fueron expresionistas, luego evolucioné hacia lo abstracto... he desembocado en este nuevo figuracionismo». Y la autora dice: «Las figuras del Santuario las realizó Subirachs en 1959, época tardía de su etapa expresionista, cuando se adentraba en otros estilos, pero hasta el 1961 siguió creando otras partes del conjunto en la misma opción artística». Según esto, el Santuario de La Virgen del Camino de León, tiene la «primera obra capital» de Subirachs en estilo expresionista.

No solamente eso. Yo añadiría que en los años inmediatos a la inauguración del Santuario de La Virgen de Camino, junto con opiniones negativas, surgió un movimiento de simpatía a la obra arquitectónica y a la obra escultórica del Santuario en toda la provincia de León y de España. Algunas parroquias, algunas capillas de ordenes religiosas masculinas y femeninas incorporaron elementos litúrgicos similares a los del Santuario de La Virgen del Camino. Sagrarios, ambones, crucifijos... Y casi 50 años más tarde de la inauguración del Santuario, se inaugura en la Sagrada Familia la obra cumbre de Subirachs en la que existen realizaciones artísticas totalmente similares a las de la portada de La Virgen del Camino. En las esculturas y en las puertas historiadas. Las puertas historiadas de ambos templos tienen textos íntegros del Evangelio; tienen solo palabras o solo letras en positivo o en negativo; en relieve o en incisión; tienen figuras en relieve y espacios vacíos; tienen algo que resalta la manilla de apertura de la puerta principal. Yo diría que el Santuario del Camino, es una obra artística de vanguardia, que ha creado escuela y sus influencias se ven hasta 50 años más tarde en una obra de interés internacional como es la Sagrada Familia.

¿Y por qué no añadir otro detalle?. La obra de Subirachs en el Santuario de la Virgen del Camino tiene mucho valor, «local» y «universal». Pero además tiene también un valor «cósmico». ¡Qué quiero decir? Por el libro de Ana María Ferrin me entero de que hay un «asteroide» en el cosmos que lleva el nombre de «Subirachs». Lo descubrió en el 2005 el astrónomo J. Manteca. Tiene un diámetro de 2 kilómetros y una órbita de 5,53 años y está entre Marte y Júpiter. Cuando lo descubrió lo comunicó al Organismo Internacional Minor Planet Center de Cambridge. Éste confirmó el hecho el 10 de enero del 2007. El Organismo le dijo que el descubridor tiene derecho a poner un nombre al asteroide. El astrónomo le puso el nombre de «Subirachs». Cosa que dio mucha alegría a Subirachs. Y digo: Si Subirachs navega por el cosmos, por allí está también el resplandor de sus obras magistrales entre ellas el Santuario de La Virgen del Camino. ¡Felicidades Subirachs!

Jaime Rodríguez Lebrato, O.P. 15-12-2011

Jueves, 19 de Enero de 2012 09:10. antiguosalumnosdominicos #. PERSONAS QUERIDAS

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris