Facebook Twitter Google +1     Admin

P. MARINO ZUGASTI

20130728212023-marino.png

El querido compañero Xabier Olano nos envía estas letras en las que recuerda al P. MARINO ZUGASTI y nos descubre algo más de su personalidad.

 


 

Hola Josemari. 

Habiendo visto la noticia de la muerte del P. Marino Zugasti, te mando una pequeña reflexión personal y una foto que le saqué en 2010, en la comunidad de Villava-Atarrabia.

Es difícil decir con palabras lo que era y fue para nosotros el P. Marino. Para mí ha sido una de esas personas que no se pueden borrar de la memoria por su personalidad. Estoy seguro que les pasa lo mismo  a todos los que le conocimos Villava-Atarrabia. Sus homilías, charlas,  programas de radio eran siempre entusiastas, conectaba fácil con la gente. Siempre trasmitía ilusión, entusiasmo, alegría, esperanza en sus palabras y sin embargo era serio en sus  objetivos. Un lema de su  famoso programa en Radio Popular de Pamplona,  “Matemáticas de Dios” y  que solía retrasmitirse los domingos por la noche  y todos lo oíamos desde la cama por los altavoces, era: “Quién más da más tiene”. A mí se me quedó grabado para siempre: si das algo que te cuesta, se  te devuelve mucho más. Hoy también creo que tendría cierta actualidad en este mundo nuestro tan revuelto y que sólo piensa en obtener algo a cambio de nada, seguro...

El era natural de Goñi  un pequeño pueblo de la zona media navarra. Me solía comentar que en su pueblo se hablaba euskera (1960) y me soltaba de repente: “Etorri hona” (ven aquí) y cuando yo le contestaba y él no sabía continuar, seguía hablando con unas palabras ininteligibles pero con cierto retintín euskaldún,  con lo que me daba a entender que de pequeño lo hablaba normalmente pero lo había perdido.  Creo, si no estoy mal informado, que era él quien solía venir a tierras guipuzcoanas a dar charlas para reclutar nuevos alumnos para el colegio de Villava. Seguro que fue uno de los que nos enganchó a muchos giputxis.

Cuando lo vi en Villava-Atarrabia - ahora va a hacer tres años-, asistió en una silla de ruedas a la misa de la capilla y a la comida de la comunidad. La verdad es que se hacía duro verlo tan callado y pasivo sobretodo conociendo quién había sido y la vitalidad que siempre había derrochado. Espero nos esté guiando y acompañando como siempre desde el lugar donde esté. Agur Marino, “Egun handirarte” (Hasta el gran día).

Un abrazo a todos y en especial a los de la comunidad de Villava.

X. Olano

Lunes, 29 de Julio de 2013 08:20. antiguosalumnosdominicos #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comJosé Luis Alcalde Revilla

ME IMPRESIONA VER LA FOTO TAN RECIENTE Y REALISTA DEL P. MARINO ZUGASTI...¡GRACIAS, XAVI OLANITO...ERES ADEMÁS DE OPORTUNO, AMOROSO! ME LLENÓ TU COMENTARIO,QUE REFRESCA LO RECUERDOS...
besos a todos y oración con él y por él, en este momento en que contamos con él en la casa del Padre/ABBÁ/PAPÁ "AGUR MARINO..Egun handirarte"...os quiere...ya sabéis...joseito, el besuconcete

Fecha: 29/07/2013 09:46.


gravatar.comsantiago rodriguez

En la pagina que anuncia el fallecimiento he colocado una humilde exposición del P. Marino....estoy seguro que muchos le recuerdan con tanto cariño como yo....¿verdad José Ramon Soriano?....

Fecha: 29/07/2013 23:56.


gravatar.comJavier Cirauqui

Como bien dice Santiago, el Padre Marino Zugasti, nació en Ilzarbe, Valle de Goñi, tierras y alrededores donde se inició el el reino de Pamplona. Don Teodosio de Goñi, que mató a sus padres, pensando que era su mujer y su querido y se refugió, como penitencia en la Sierra de Aralar, con cadenas en sus piernas, hasta que el Arcangel San Miguel, viendo su arrepentimiento le libró de sus grilletes, Sierra de Andía, Irurzum , Dos Hermanas, Amaya Amagoya, Amaya o los vascos del S.VIII, Trinidad de Iturgoien, Trinidad de Esca, San Donato. Goñi está más arribs en la ladera de la Sierra Andía, entre paisajes karsticos, en un circo, donde los buitres, águilas y otras especies anidan en sus rocas. Dicen que Valde Goñi es el lugar donde más nieva en Navarra y hay un monumento recordando el primer coche que subió a Goñi.
Recuerdo que un año nos llevó de excursión el P. Marino a su valle.
Ibarrola, que sí que era de Goñi era sobrino del Padre Marino, al igual que los hermanos Elustondo de Irurzun.
Yo, desde que tengo uso de razón conozco al P. Marino, en mi casa era archifamoso, como en toda Navarra, primero con sus Matemáticas de Dios, el que más da más tiene, Sinfonía del Nuevo Mundo. Después, yo ya me había salido, con sus ejercicios espirituales en la Iglesia de Santiago. PP Dominicos de Pamplona, que luego continuó el P. Gago. Su simpatía, su dirección de Villava, que abrió las puertas a todos los pueblos de alrededor, sus campamentos de la Ulzama, su relación con los jóvenes, el Trofeo Boscos, el Cali, etc. Con sus Matemáticas de Dios tenía en vilo a toda Navarra, desde el Salón de Actos de las M.M. Dominicas de Jarauta, desde los SalesiaNOS, o desde el Teatro Gayarre.
Por supuesto que era un comunicador nato y un relaciones publicas de tomo y lomo. En mi casa le adoraban.
Como dice Barbería a los de Villava nos costaba el cambio a León, porque habíamos vivido un mundo mucho más abierto, afectivo y en contacto con toda la sociedad de los alrededores.
De esta relación con las gentes de los alrededores y con su comunicación era artífice el P. Marino Zugasti, ayudado por todos aquellos compañeros suyos, como el P. Huarte, Padre Torrellas, Padre Iturbe, Padre Villarreal Padre Noceda y alguno más que me olvido.
Mi primer recuerdo del P. Marino, es de cuando tenía 7 u ocho años que mi padre me llevaba al campo de futbol de San Juan a ver al Osasuna, y aparecía, con un anorak, boina, medio, disfrazado, en el campo de futbol y luego en la radio le hacían comentar todo el partido. Su hermano Jesús Zugasti, fue compañero de curso de la Gloriosa del 59.
Luego recuerdo que se marchó fuera a Madrid, a Sudamérica, Virgen del Camino, etc. y al final lo ví por Villava e iba a visitar a algunos familiares a Burlada, aunque yo no le hablaba. En mi casa y en Burlada siempre ha sido muy querido. Mi padre tenía una especial relación con él.
Tenía un caracter muy navarro y un talante muy positivo. Gracias P. Marino por tu carácter, tu bonhomía y tu entusiasmo hasta el fín.
He escrito todo lo que no quería decir, pero os lo juro que es muy espontáneo y sincero.
Con mucho cariño. Javier.

Fecha: 30/07/2013 00:46.


gravatar.comamador robles

Hola a todos, buenas noches. ya había escrito un comentario hace unos días, pero ignoro la razón por la que aquel comentario mío y el de varios más...como que ha desaparecido del blog por arte de magia. decía en aqueo comentario que el Padre marino Zugasti fue mi primer prior en la virgen del camino me parece que en los años 1969 a 1971?? en cualquier caso tengo nítidos recuerdos de su amistad y relación con el padre torrellas y también con el padre jose miranda....quizás su amor y pasión por la música hacía de acicaqte cómplice de su forma de ser...eñl p marino tb doy fe...era un gran comunicador, sus prédicas en el santuario las recuerdo de las mejores...me refiero a las misas de "una" , aquellas que rematábamos desde la escolanía con el aleluya de haendel y un padre torrellas con una sudada de cuidado.
también decía que tuvimos compañero de los seis cursos del bachiller a Luis Vicente Zugasti y de segundo apelllido también Zugasti....por lo que no le quedaba otro remedio que ser el último de la clase. si alguien puede contactar con Luis Vicente Zugasti que por favor se ponga en contacto conmigo a este email amador8576@gmail.com. a Luis Vicente y a todos cuantos hacéis tenido amistas con el padre marino, quiero compartir con vosotros la tristeza por la pérdida de un tipo entrañable y por cierto que le he reconocido perfectamente en la foto de más arriba. saludos desde Oviedo...

Fecha: 30/07/2013 22:58.


gravatar.comsantiago rodriguez

Amador: esa relación especial entre el P. Marino y el P. Torellas, como indico en otro lugar, es que coincidieron en Villava durante cinco años, de los que cuatro fueron director y subdirector; en cuanto a Miranda es porque el P. Marino fue su director durante tres años, despues Miranda pasó un año a Vergara y otro en La Virgen, antes de ir al noviciado...

Fecha: 30/07/2013 23:23.


gravatar.comJosé Ramón Soriano Reig

Hacía días que no entraba al blog y no me enteré de la noticia de la muerte del P. Marino. Anoche me llamó mi amigo Santiago Rodríguez, extrañado de mi ausencia ante este evento.
Efectivamente era extraño que no manifestase mi tristeza por la pérdida del P. Marino. No voy a repetir cuantas virtudes atesoró el P. Marino ni tantísimas vivencias que con él compartimos. Para mí fue una persona extraordinaria en todos los aspectos. Destacaré aquél que a mí me afectó de forma muy particular: a la hora de ingresar, con diez años, en el seminario de Villava el año 1956, mis padres eran muy pobres y a penas pudieron darme lo necesario para ir a Pamplona yo solito en el tren. Pues bien, el P. Marino se preocupó de que nunca me faltara nada durante los cuatro años que estuve en Villava. Buscó un alma caritativa que se ocupó de todos los gastos que yo ocasionara. Era lo que llamaban "una beca". esa beca la aportaba el que era director de Radio Requeté de Navarra, D. Ramón Urrizalqui. Todos los años venía una o dos veces a verme al seminario, y el P. Marino siempre estaba muy atento en esta relación. Incluso en alguna ocasión escribió personalmente a mis padres para que estuvieran tranquilos ya que allí estaba muy bien. Mis padres, de forma especial mi madre, le tenían...yo lo llamaría "devoción" de santo.
Siempre he tenido en gran valor aquella solicitud y cuidado personal que tenía con todos nosotros y con nuestros familiares. En el encuentro de Villava subí a verlo junto con Joaquín y otros, de este encuentro ya se ha hecho referencia en otra entrada, y nada más verme me soltó: "hombre, el de Onteniente..."
Bueno...no quiero extenderme, además me siento un tanto emocionado y no quisiera caer en la ñoñez. Pero sí, he sentido tristeza por su muerte. Fue una grandísima persona, un educador adelantado a su época, un gran entusiasta, un ser muy humano. Gracias por todo P. Marino

Fecha: 31/07/2013 09:53.


gravatar.comsantiago rodriguez

Envio copia de la homilia del funeral del P. Marino:Funeral por Fr. Marino Zugasti Ibarrola O.P.
Villava, 27 de julio de 2013

Nos hemos reunido en la iglesia “BestaJira” de Villava, tan familiar para el P. Marino, para celebrar su pascua. En esta iglesia que él insistió en que estuviera dedicada a la Virgen del Rosario, y que tan bellamente en la vidriera del P. Iturgáiz está como abrazándonos a todos con su gran rosario. Hoy esperamos que este abrazo alcance al P. Marino y le conduzca hasta el regazo divino. Vamos a celebrar y agradecer su vida, su entrega, su consagración; en definitiva, su predicación. Porque el P. Marino se consagró de por vida a la predicación como dominico. Sentimos dolor por su partida, porque le vamos a echar de menos. Ha sido un hermano comunicativo y abierto, con sus bromas y comentarios, con su alegría y con buen humor, fraterno y emotivo. Seguro que muchos recordamos su emoción y sus lágrimas cuando aquí mismo celebraba con nosotros hace poco más de un mes el funeral por nuestro hermano Álvaro Senosiáin. Pero, al mismo tiempo, celebramos la Eucaristía con agradecimiento y esperanza. Con gratitud por lo que hemos recibido de él. Y con esperanza porque confiamos en la Palabra de Dios que nos promete que quien ha compartido la muerte de Jesús compartirá con Él su resurrección. Como dice el Evangelio de San Juan proclamado: el deseo de Jesús es “que los que me confiaste estén conmigo donde yo estoy”. Nuestra suerte está confiada a Jesús. La esperanza lo sostiene todo pero la confianza sostiene a la esperanza (María Zambrano). Estar confiados a Jesucristo es el sostén de nuestra confianza. En esto consiste la fe: sabernos acompañados por el Dios vivo que quiere que estemos con Él para siempre.
El P. Marino ha tenido una vida larga, rica en sus años maduros de mucho trabajo y predicación -tanto que todavía se le recuerda por ello- entusiasta con su vocación como dominico a la que se sintió llamado desde bien pronto. Estos últimos años de su vida han sido un tiempo de enfermedad y limitaciones, que ha sabido llevar con entereza y dignidad espiritual, manteniendo vivo, sin apagarse, el entusiasmo por la predicación.
Lo primero que su muerte pone ante nuestros ojos es una verdad con “mayúsculas”: somos hombres y mujeres de paso, estamos en camino, somos peregrinos y somos frágiles. Todo en esta vida es muy provisional. La muerte es un paso más en ese caminar, pero es un momento de profunda verdad, de verdad con nosotros mismos, con los demás y con Dios. La verdad de nuestra caducidad y fragilidad nos coloca en el lugar adecuado para aproximarnos a la verdad de Dios que es misericordia y que es amor. Recogemos ahora el caminar del P. Marino, en el que ha habido, como en el de todos nosotros, aciertos y desaciertos, alegría y sufrimiento, amor y miedo, fragilidad y fortaleza, lágrimas y sonrisas… Mejor dicho, es Jesús mismo el que, al hacerse compañero de nuestro camino, nos recoge y sale al encuentro de nuestra humanidad en la particular historia de cada uno. Sale a nuestro encuentro para darnos la plenitud que sólo Él puede dar y que nosotros sólo podemos atisbar en esta vida desde lejos.
Esta es otra verdad que pone ante nuestros ojos la muerte: que nuestra vida, aunque sea larga y dichosa, nunca es completa. Siempre necesitamos que Dios la complete, que Dios termine y dé plenitud a lo que nosotros torpemente hemos intentado realizar. Aunque sea una vida cumplida y fiel, como la del P. Marino, siempre es inacabada: sólo Dios la puede acabar llevándola a plenitud. Sólo el amor grande de Dios da sentido a nuestra historia personal. Por eso, los seres humanos somos seres “vocacionados a la eternidad”. En el fondo, nuestra vocación sólo se puede realizar plenamente cuando Dios nos lleva junto a sí. La vida humana que cada uno es capaz de realizar en su historia personal es tan notablemente imperfecta que esto es un argumento más para que haya una vida eterna en donde se viva la plenitud que aquí sólo alcanzamos a imaginar muy de lejos y a realizar de una manera muy precaria. Pero al mismo tiempo, los instantes maravillosos de esta vida están como apuntando y pujando por esa eternidad de plenitud y una plenitud de eternidad. También el P. Marino ha tenido estos instantes maravillosos en su vida en los que se anticipa la vida eterna con Dios a la que se encamina. Momentos de fe, esperanza y amor. Estos momentos maravillosos son los que anticipan la vida eterna. Lo específico y central de la fe cristiana es creer que el futuro se nos ha anticipado en la vida, muerte y resurrección de Jesucristo. Es decir, que la vida eterna no es sólo una cuestión del futuro sino que se nos anticipa en los momentos maravillosos de fe, esperanza y amor.
Ahora queremos dirigirnos con sencillez a Dios, pedirle que tenga junto a ti al P. Marino y le conceda la plenitud de su vocación, y agradecerle su vida y suentrega como sacerdote dominico; su amor a la Iglesia, su pasión por la predicación, su deseo de solidaridad, y por su amor y fidelidad en la Orden Dominicana. Cuando he venido estos años a Villavaya esperaba la pregunta del P. Marino: “¿cuántos novicios tenemos este año? ¿Cuántos estudiantes?”. No era mera curiosidad, reflejaba hasta qué punto quería ser fiel a su vocación de formar parte de una familia viva de predicadores que en las nuevas generaciones asegura la continuidad de una misión que sigue siendo necesaria para el bien de la Iglesia y de la humanidad.
Las palabras de San Pablo que hemos escuchado son una buena noticia hoy para nosotros como lo fueron para el P.Marino: “Ninguno de nosotros vive para sí y ninguno muere para sí. Si vivimos, vivimos para el Señor; si morimos, morimos para el Señor. Tanto en la vida como en la muerte somos del Señor”. Esta es la verdad más profunda que hoy celebramos. Es una verdad de fe y también para muchos de nosotros es un deseo que nos mueve a seguir viviendo en entrega y compromiso por los demás. Lo que hayamos hecho por los demás, la vida dada y entregada (como decía el P. Marino en “las matemáticas de Dios”: “cuanto más das más tienes”), eso que hemos dado será la vida que al final presentemos al Señor. Sin duda, que en la historia del P. Marino hay muchas servicios y ayuda a otras personas y muchas horas dedicadas al servicio de la palabra del Evangelio.
P. Marino, ya era tiempo de volver al Padre del cielo, viviste y moriste con el Señor, descansa en paz y goza de la paz de Dios, y desde el cielo intercede por nosotros, sobre todo porque haya nuevas vocaciones que continúen en nuestra familia dominicana, con pasión y fidelidad, la predicación de la Buena Noticia del amor indecible de Dios, el amor que dará plenitud a tu vida llevándote con Él para siempre.

Fr. Javier Carballo, O.P.

Fecha: 01/08/2013 18:05.


gravatar.comPedro Sánchez Menéndez

Veo que también ha desaparecido mi comentario con motivo de la muerte de Marino Zugasti. Me uno a las palabras del Provincial, Javier Carballo. Marino tenía una vitalidad extraordinaria que puso decididamente al servicio del evangelio. Yo también lo visité cuando tuvimos la reunión en Villava. Fue la última vez que lo vi. Pedro

Fecha: 03/08/2013 20:06.


gravatar.comPedro Sánchez Menéndez

José Luis Alcalde me ha echo caer en la cuenta que he metido la pata, porque mi comentario sobre Marino se encuentra en una entrada anterior que no tiene foto. Perdón por la equivocación. Pedro

Fecha: 05/08/2013 10:06.


gravatar.comAndrés Alonso Cano

Como compañero de Amador también conocí al Padre Marino Zugasti, tío de nuestro compañero Luís Vicente, Prior en nuestros primeros años de colegio. No puedo recordar sus homilías, pero lo que no puedo olvidar era el Santuario atestado de gente que quería asistir a sus misas, las limosnas que dejaban, y desde el coro observábamos los billetes de mil. También en mí dejó una grandísima impresión. Descanse en paz y condolencias a nuestro compañero Zugasti y familia.

Fecha: 09/08/2013 11:35.


gravatar.comJose Ángel Liaño

Me acabo de enterar de la triste noticia (para él, no). No tengo palabras (otros sí, reconocidas, sabias y elogiosas). Solamente: ¡¡G R A C I A S!!

Fecha: 09/08/2013 15:14.


gravatar.comjuanjo

Un saludo a todos. No me conocéis, y acabo de descubrir esta página donde se siente el cariño que todos tenemos por el Padre Marino. Poco mas que añadir, yo era sobrino suyo, y el celebró mi boda en 1997, todo un lujo y un enorme placer. Como bien apunta Javier Cirauqui nació en Ilzarbe, pero este pueblo no está en el valle de Goñi, sino en el valle de Ollo, que está al lado. Sin mas un saludo y un placer.

Fecha: 21/11/2015 08:13.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris