Facebook Twitter Google +1     Admin

FALLECE JOSEP MARIA SUBIRACHS

20140408153304-subi.jpg

Se va una parte de nosotros.

El escultor y pintor Josep Maria Subirachs, autor del conjunto escultórico de la fachada de la Pasión de la Sagrada Familia, ha fallecido en Barcelona a los 87 años. La muerte del artista ha sido la noche del lunes, después de una larga enfermedad neurodegenerativa. La ceremonia de despedida será en la intimidad de la familia, aunque próximamente se celebrará un acto público.

 

Con una amplia trayectoria, sobre todo centrada en la realización de monumentos públicos, La obra magna  de Subirachs (Barcelona, 1927) fue el diseño y escultura de la Fachada de la Pasión del Templo de la Sagrada Familia de Barcelona. Fue muy criticada, y contra ella se organizó una manifestación en 1990.

 

Para este encargo, Subirachs vivió donde trabajó, en una modesta vivienda ubicada en la Sagrada Familia, igual que había hecho el arquitecto Antoni Gaudí. La ubicación de su morada y que no le impusieran un estilo determinado fueron las dos condiciones que Subirachs puso para aceptarlo, en 1986. Veinte años después, en 2005, dio por finalizada su obra para la Sagrada Familia, de más de 100 figuras esculpidas en piedra y cuatro puertas de bronce, y en la que se recrean los dos últimos días de Jesús con un expresionismo figurativo y dramático.

 

Además, Subirachs marcó un hito con Forma 212 (1957), primera obra abstracta que se ubicó en un espacio público de la ciudad de Barcelona y primera de una larga lista de intervenciones públicas, como Les Taules de la Llei (1960), realizada en la fachada de la Facultad de Derecho de la Universitat de Barcelona (UB) con Antoni Cumella; Evocación Marinera (1960), en el barrio de la Barceloneta ˜y no exenta a su vez de polémica˜, Monument a Narcís Monturiol (1963), y Monument a Ramon Llull (1976) en Montserrat.

 

Es especialmente relevante el conjunto de 13 monumentales figuras, cuatro puertas de bronce y varios elementos decorativos realizado para el santuario de la Virgen del Camino de León, obra que culmina la etapa expresionista del escultor y que se considera un hito en la escultura española del siglo XX.

 

Como no pudo estudiar arquitectura porque la economía familiar era precaria después de la Guerra Civil, Subirachs empezó a trabajar con 14 años en el taller de un dorador aficionado a la escultura y más tarde, de 1942 a 1947, hizo de aprendiz del escultor Enric Monjo, del que aprendió las técnicas. Su mayor influencia la encontró en el escultor ’noucentista’ Enric Casanovas, con quien trabajó solo unos meses porque falleció en 1948. Dos años después, Subirachs fundó el grupo Postlectura junto a los escultores Francesc Torres Monsó y Martí Sabé, y los pintores Esther Boix, Ricard Creus y Joaquim Datzira.

 

Con una beca para ampliar estudios viajó a París y con posterioridad a Bélgica, invitado por el pintor Luc Peire, que descubrió sus obras en el Saló d’Octubre de Barcelona, encuentro en el que Subirachs participó de 1949 a 1957.

 

Josep Maria Subirachs fue nombrado el artista catalán vivo más importante del siglo XX según una encuesta realizada por varios medios de comunicación en 1997, y Officier dans l’Ordre des Arts et des Lettres de Francia. Académico de Bellas Artes desde 1990, algunos de los premios que recibió son la Creu de Sant Jordi de la Generalitat de Catalunya, la Medalla de Honor de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría, la Medalla de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y la Medalla de Oro del Fondo Internacional de Pintura de Barcelona.

 

(De El Pais de hoy)

Martes, 08 de Abril de 2014 14:33. antiguosalumnosdominicos #. PERSONAS QUERIDAS

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.cominocencio fdez. mdez.

Lalo,verás que relegan,en la entrada, su obra en La Virgen del Camino....,para mi gusto...de lo mejor que puede ver.
Descanse en paz.

Fecha: 08/04/2014 14:37.


gravatar.comLalo F. Mayo

Hablando de Historia:
Anoche falleció en Barcelona Josep Maria Subirachs a los 87 años.

Fecha: 08/04/2014 14:38.


gravatar.comlalo

Quizás parezca rara mi anterior entrada sobre Subirachs. En realidad la coloqué en el portillo del "parte", tras la intervencion de Ino sobre el asistente de Franco, y por eso la comenzaba con un "Hablando de Historia".
Con muy bien criterio, el Furriel abrió portillo con la triste noticia del fallecimiento de Subirachs, nuestro escultor de cabecera, y ahora mi entrada ha quedado un poco anacrónica.
Decía que el escultor catalán es nuestro, tanto que una obra suya protagoniza una obra nuestra:
Ha muerto Josep Maria Subirachs, creador de los grupos escultóricos de la Sagrada Familia, de Gaudí; del Santuario de La Virgen del Camino, de Coello, y de la portada del Álbum de las fotos, tercer libro de la Colección El Tomillar, de antiguosalumnosdominicos.
Y la relación de estas tres obras no está, necesariamente, por orden de trascendencia.
Salud
Lalo

Fecha: 08/04/2014 15:14.


gravatar.com, luis teodulo

Subirachs tendria unos 30 años cuando realizo las esculturas de la Virgen. Alguien confio en el joven artista para tan importante labor. Coello e Iturgaiz también eran entonces jóvenes. Nosotros todavía niños, testigos silenciosos, no éramos conscientes de aquellas obras artísticas importantes. Quizás Cicero podría explicarnos, en esta ocasión, una vez más, el significado de todo aquello. Aquellas imponentes figuras, tocadas por la llama del espiritu, sobre nuestra infancia dubitativa y despreocupada.
Algo nuestro se va con Subirachs, efectivamente.

Fecha: 09/04/2014 00:13.


gravatar.comJavier Cirauqui

A principios de marzo estuve visitando la Sagrada Familia y ante la fachada de la Pasión me venía a la memoria la fachada de la Virgen de Camino de León.
Encontré similitud y me sentí atraido por toda aquella monumental fachada, como cuando de niño veía la incomparable portada de los apostoles y las puertas broncíneas llenas de símbolos y contenidos del Santuario de la Virgen del Camino de León.
Era el mismo escultor, José María Subirachs, el escultor de mis recuerdos, siempre unido a los dos monumentos.
Acaba de morir y su recuerdo estará unido a dos de mis más sentidos recuerdos de la arquitectura: Virgen del Camino y a la Sagrada Familia, las dos llenas de símbolos ecuménicos y universales.

Fecha: 09/04/2014 01:28.


gravatar.comMariano Estrada

Adiós a una figura grande del arte. Nosotros tuvimos el privilegio de vivir algunos años contemplando los magníficos bronces del Santuario. Unos bronces que, de una forma clara, marcarían toda su trayectoria artística. Descanse en paz.

Dejo aquí un texto que escribí en el año 2011 a sugerencia de Ana María Ferrin, autora del libro “El tacto y la caricia. Subirachs”. Los versos finales fueron publicados en dicho libro.

Josep Maria Subirachs: la huella de los bronces

Una parte entrañable -tal vez incluso sustantiva-, de mi lejana adolescencia, transcurrió tras los bronces del escultor Josep Maria Subirachs que ocupan la fachada principal del Santuario de La Virgen del Camino, León, obra del arquitecto don Francisco Coello de Portugal y Acuña.

Unos bronces gigantes, sobre los cuales rebotaban -como gotas de lluvia- los cantos gregorianos de un puñado de frailes dominicos, la desgarrada música de un órgano convencional, tocado por un magnífico organista, y las voces de un coro de muchachos que entonaban -bajo una mano enérgica-, partituras de Haendel, de Vitoria, de Bach, de Palestrina…

Esos bronces esbeltos, monumentales en sí mismos y racionalmente pesados, -que representan a la Virgen elevada entre los Apóstoles-, pusieron en mis ojos una incomprensible sensación de ingravidez, con la que han convivido hasta el presente. (Un presente alejado de aquel tiempo en casi medio siglo).

De hecho, en mi mente de ahora -sin duda transformada por los años- los bronces aparecen todavía con aquella expresión de levedad, no sé si derivada del propósito del artista o inoculada en mi cerebro por la asombrosa solidez de la inocencia.

Esculturas metálicas,
bronces elementales,
materia sometida a gravedad.

¿Espejismos del arte?
¿Efectos de la fe?
¿Acasos de la mística?

No importa.
Su forma es la figuración.
Son esencia, no hay peso.

Fijaos bien, ¿los veis?
Parece que levitan.
No los hunde el tamaño
ni la crisis de la oración
ni la merma de cantos y de fieles.

Ahí siguen, excelsos,
no bajan la mirada.
Incluso se diría
que, de un momento a otro,
van a echarse a volar.

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

Fecha: 09/04/2014 03:17.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris