Facebook Twitter Google +1     Admin

LA ESTRELLA COLORÁ DE LA NAVIDAD 2016 by Jesusito el Herrero (2)

20161207130508-dsc-6943.jpg
Jueves, 08 de Diciembre de 2016 11:15. antiguosalumnosdominicos #. NAVIDAD 2016

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comBaldo

Querido Jesusitodemivida. Ésas son precisamente las viñetas que necesitan los apuntes sobre Chávarri. Con ellas, nadie tendría ni la menor duda, porque tenemos al Pitu Casorvidense de cicerone, y cuanto más lo embrolle, más lo aclara. Lo mismo da que diga que sean los valores económicos y biopsíquicos los que colonizan ("modalizan") a lo éticos, que lo diga al revés. Ayer le mandé un WSP diciendo que leyera atentamente el blog para que le ayudara a hacer un examen de conciencia a fondo acerca sus múltiples y graves pecados de consumismo en todos sus ocho ámbitos de vida y en sus respectivos valores y contravalores, y que lo de la contrición de corazón, el propósito de la enmienda, la confesión de boca con el P. Ricardo (roce de face to face, me dijo) y la satisfacción de obra, que eran cosas suyas. Yo hacía lo que podía. Me contestó, y de verdad que lo encontré un poco bajo; me dijo que tenía que leerlo cuatro o cinco veces, porque tenía las sinapsis un poco sucias y no le saltaban las chispas entre una neurona y otra.
Muchas gracias, Jesusitodemivida, has dado en el clavo con tus viñetas. Yo había pensado recurrir al Roto, pero las tuyas son más de casa, más familiares. A ver si el MInistro le arregla lo de las chispas al Casorvidense y ponemos a andar la maquinaria de la producción. La venta está asegurada, aunque sea en monedas de cobre (1, 2 ó 5 céntimos).

El retrato que me has hecho, magistral. Faltan los lentes, que diría mi madre.

Fecha: 08/12/2016 14:12.


gravatar.comJavier Cirauqui

Jesús Herrero nos muestra,
con su grande maestría, diálogo de dos filósofos,
uno de Villaquejida
y el otro de Casorvía.

El Casorvidense dice,
que en el ámbito económico,
puede inmiscuirse la ética,
la religión y la lúdica
y además la biosíquica,
valores, contravalores.
Para colmo es necesario
que alguien valide el asunto.
¿El Baldo es el elegido?

Pitu que me estás liando,
dice el Baldense filósofo,
y al mismo tiempo me lías,
cual persiana gradulux
de la Virgen del Camino,
del Camino de León.

Contesta el Casorvidense:
No busques complicaciones,
que la nada del Pedrito
es de lo más sencillo,
si me invitas a chorizos,
regados con buena sidra.
Olvidemos discusiones
delas éticas y estéticas,
la sociedad de consumo
y nuestra forma de vida.

Fecha: 08/12/2016 17:47.


gravatar.comJOSÉ MANUEL GARCÍA VALDÉS

Me dan ganas de quedarme en la NADA por aquello de que de NADA, NADA, y con las mismas, mutis por el foro. Pero ya que andan dos mosquitos como Jesusache y Baldo picándome tendré que rascarme.
Empiezo por Javierzi, gracias por dedicarnos esos versos tan característicos tuyos, por otra parte, tan merecidos en mi caso, en el otro … ; nunca me habían dedicado nada parecido, sólo mi madre y mi "güela" me dedicaban piropos, me veían" guapisísimo,altísísimo, listisisímo y muchas cosas más, ahora no es como antes, ya nadie se acuerda de mí, salvo tú y esos otros dos.
Baldo, a mí me enseñaron en la escuela que tanto monta monta tanto, así que porqué no aplicar la máxima a los valores esos de los que tú hablas. Los valores están todos enrollaos formando un totum revolutum, de tal modo que es difícil establecer prioridades. Dado que tú ya te los sabes qué más te da que yo diga uno que otro.
Lo voy a decir alto y claro, Baldo me manda guasapes incitándome y trayendo a colación mis confesiones con el P. Ricardo. Cómo picaba su barba, lo sé porque confesaba ¨face to face¨.
También tengo que decir alto y claro que aún, todavía, no he leído el último ladrillo que nos lanzaste; lo haré a la hora de la siesta. Sí, es verdad, tengo una neurona, pequeña ,que por ser sola no puede establecer sinapsis y por ello mismo no me permite un buen procesamiento de la información, ¿ Cómo quieres que procese ese peazo tocho?
Amigo Jesusito, ¿tú te has fijao en la pintura que hiciste? Mira para los ojos de Baldo, miedo me dan, tanto que mi expresión es de auténtico acojone. La mirada de lao, aviesa, me está diciendo, o así lo leo yo: como te atrevas a decir media palabra te vas a enterar. Yo creo que es la mirada de los inquisidores en los juicios justos y rápidos que hacía a los que no pensaban como ellos. Me pusiste una cara de “prubín” que casi me da pena de mi mismo, mismamente. Hasta un ojo me quedó a la virulé. Y mira el pelo, con la mirada me quedó tieso, lo único. Tengo la esperanza de que como la estrella viene por mi lao me ilumine para aguantar las diatribas del Baldo.
En serio, dibujo guapo; claro que lo tenías fácil porque la materia prima sobre la que trabajabas te lo facilitó, ¿Dónde puedes encontrar dos modelazos como nosotros? Casi no necesitabas pintarnos, con nombrarnos hubiera sido bastante para despertar una catarata de malos pensamientos en los lectores y miles de escritores de este blog que está más flojo que la …
Jesusínconhache, gracias por hacernos protagonistas por una vez y sin que sirve de antecedente para hacernos más veces. Eres un artista, ahora más, claro.
Abrazos.
P.D. Por si álguien o álguienes nos leen, MUCHAS FELICIDADES, y no hace falta que contestéis ya nos contestamos solos.

Fecha: 08/12/2016 20:23.


gravatar.comRamón Hernández Martín

Lamento seriamente eclipsar con mi torpe entrada el idilio triangular de afectos y gozosos humores que precede, magistralmente provocado por una candorosa viñeta. Anticipo, querido Baldo, que, al manifestarte que me preocupa sobremanera la última parte del artículo en cuestión, la de “modelos humanos alternativos” al del HPC, me horroriza y casi me paraliza la mera posibilidad de convertirme con mi discurso en un molesto insecto chupasangre que se aprovecha de que el Pisuerga pase tan oportunamente por Valladolid.
Durante los tres años que viajé regularmente a Pucela, mantuve con Eladio una docena de larguísimas conversaciones mientras nos tomábamos un café o un agua tónica. Debo confesar que, al principio, me asombró sobremanera que un hombre tan sabio prestara atención a las banalidades y generalidades que poblaban mi cabeza. Cuando comencé a hablar con él, hacía ya tiempo que yo había escrito una especie de ensayo, ladrillazo plúmbeo de 458 apretados folios, titulado Homo Humanus, con la pretensión de esbozar un tipo de hombre evolucionado, mejora cuasi específica del Homo Sapiens, añadiéndole al adjetivo humanus fuerza de sustantividad. En esos momentos, La Voz de Asturias me estaba publicando un artículo semanal, primero los miércoles y después los domingos, con el pretítulo De profundis y con similar propósito. Hasta la quiebra de ese periódico, ocurrida el 19.04.12, habían sido publicados 74 artículos. Con ellos y 14 más, ya preparados en ese momento, compuse otra especie de ensayo de 359 folios que titulé Voz de Hombre. El primero se lo envié solo a un grupito de "cursarios"; el segundo, a todos ellos y a algunos amigos más. De momento, ambos duermen plácidamente el sueño de los justos.
Cuando terminé de escribir el primero, por allá por el año 2000, yo no conocía absolutamente nada de los trabajos de Eladio sobre los valores. La primera vez que hablé con él en Valladolid, aunque fue un saludo de pura cortesía, ya entraron en danza nuestras mutuas inquietudes. En un momento determinado, tratando de clarificar el contexto, Eladio me preguntó: ”¿Qué entiendes tú por valores?”. Dada mi divagación, como ocurriría seguramente con la respuesta de muchos otros que incluso se consideran expertos en la materia, enseguida me atajó para sentar que los valores no eran lo que yo decía y aprovechó la circunstancia para abrirme entonces una ventana panorámica. Como bien sabes, amigo Baldo, de tu mano he recorrido después, incluso con pasión jadeante, muchos de los senderos de ese panorama. Y aquí estamos. El hecho de que Eladio aguantara tantas horas de cháchara amistosa y desinhibida lidiando con mis ignorancias me garantizaba que algo de interés debía de atisbar él en mis veleidades y ensoñaciones, y más cuando me alentó a seguir por el camino emprendido, pues “no son muchos –me dijo- los hombres que se atreven a exponer cosas nuevas”.
En esos escritos valoro el hombre como epicentro del universo cultural que nos sirve de placenta y hago girar a su alrededor todas sus estrellas, planetas y satélites. El humanus surge entonces como reajuste de los comportamientos del hombre a la órbita de servicio que delinea su condición de epicentro. Este proceso humanizador culmina paradójicamente con la transformación de ese epicentro en “carne divina”, que es la perspectiva genuinamente cristiana. Recogeré a continuación aleatoriamente algunas de las claves de que hablo porque pueden ser útiles para el esbozo del “modelo humano alternativo” del HPC que nos es tan necesario:
1. El “dios” de nuestra cultura es hechura humana: Dios no ha creado al hombre sino a la inversa. Yahveh no escoge a Israel sino que es Israel quien concibe un Dios favorable que lo cohesiona como pueblo y con el que se arma para derrotar a los infatigables enemigos que jalonan toda su historia. De suyo, el Yahveh de la Biblia deja entrever demasiadas sombras y lagunas.
2. Los políticos son reacios a entender que su profesión se limita al servicio administrativo de la cosa común y que los ciudadanos no son sus esclavos sino sus señores.
3. El Código Penal, el Derecho que lo engendra y la Cárcel como instrumento corrector, que deben ser baluarte de defensa de toda sociedad que se precie, son en la práctica un despropósito, un auténtico flagelo de la sociedad que deberían proteger.
4. Trabajo y Capital, dos puntales gemelos o complementarios de la sociedad, siguen enzarzados, tras seculares luchas enconadas, en una guerra interminable, cuando ambos deberían ser un solo combustible para motorizar la humanidad.
5. La educación actual es un despropósito todavía mayor que el del Código Penal, pues en ella se gasta un montón de dinero público para servir solo a ramplones intereses partidistas.
6. La Sanidad, el buque insignia de nuestro progreso y que tanto raya con el humanismo, adolece todavía mucho del toque vocacional que le es imprescindible.
7. La cortedad de miras y los intereses epidérmicos convierten al hombre en el más cruel y lamentable castigo de sí mismo: los mayores padecimientos de la humanidad se derivan de la conducta depredadora de los hombres. Son muchos los contravalores que fagocitan sus correspondientes valores.
8. Jesús de Nazaret -tema estrella en el pensamiento de Eladio-, aunque vivió en el recoleto mundo cultural judío del s. I, se arma de la fraternidad universal y eleva su mirada al cielo para decir “Abba”, con lo que demuestra que el auténtico Dios, el que no es hechura de nadie, está en él, que él es ese Dios y que, por tanto, el Dios verdadero es algo de andar por casa. Etc., etc.
El viernes, día 2 de diciembre, José Vicente nos ilustró en la comida-tertulia mensual de la Casa del Dago sobre que el científico e historiador Yuval Noah Harari, profesor en la Univ. Hebrea de Jerusalén, autor del best-seller Sapiens, acaba de publicar un nuevo libro, titulado Homo Deus, advirtiendo de los peligros que entraña para el hombre del s. XXI ese monstruo (el hombre-dios) que ya se está gestando. Pienso que de ese peligro nos librará afortunadamente otro tipo de hombre que también crece ya imparable en nuestras sociedades: el hombre solidario, gemelo del Homo Humanus de mis propias veleidades. Tengo la impresión de que el Dios cristiano ha huido de los templos para refugiarse en los despachos de tantas ONGs, Cáritas y Cruz Roja incluidas, y en el corazón de tantos voluntarios. A fin de cuentas y dentro del contexto de los valores, hay una prioridad (no modulación) inevitable, que expresa contundentemente nuestro viejo “primum vivere…”. Nada puede esperarse de un hombre hambriento, que no tenga cobijo ni vestido y que no pueda demostrar su condición en un trabajo enriquecedor que, además de medio de vida, le sirva de autoestima.
Concluyo –perdón por el plomo que estoy poniendo en vuestras alas- asegurándoos que el homo humanus, creciente en nuestro tiempo, me lleva a un optimismo radical e irreversible que deseo expresar lapidariamente: “existo y soy consciente de ello: ¡aleluya!”, siendo este aleluya de alabanza divina una explosión gozosa de acción de gracias por la envergadura del ser humano y por la enorme riqueza que lo envuelve.

Fecha: 10/12/2016 13:59.


gravatar.comJOSÉ MANUEL GARCÍA VALDÉS

Amigo Ramón, nunca la luna, por mucho que lo intentado, ha podido anular al so, que, siempre, acaba imponiendo su luz. Lo digo por si sientes algún remordimiento por tu entrada. Como sabes la luna, según esté más o menos próxima a la tierra, produce eclipses totales o parciales, pero son breves y dejan visibilidad, nunca anulan al sol. Baldo es difícil de eclipsar, no por ser de Villaquejida, eclipsada por Casorvida, sino porque brilla con luz propia y es difícil alcanzar frente a él el perigeo. Dicho lo cual, no te preocupes por tu interposición, el sol, los soles, seguirá emitiendo luz. Se me está ocurriendo una idea, a mí solo, si ambos, Baldo y tú, juntáis vuestros ladrillos quizá podríais construir un nuevo edificio filosófico que girase en entorno al mundo de los valores del homo humanus post sapiens. Se podría establecer en pareado
una línea colaborativa
Mieres-Villaquejida
pasando por Casorvida
donde las cosas adquieren su justa medida.
Cuando cerró la Voz de Asturias muchos nos preguntamos cuál podría ser la razón de dicho cierre, ahora ya sé el porqué. (I´m sorry, no te ofendas). Seguro que alguna vez leí tus aportaciones pero alzheimer me prohíbe recordarlo. Algo parecido le va a pasar al Blog de Antiguos Alumnos, aunque en este caso será por otros motivos, será por incomparecencia de los citados.
Por lo que parece te sientes cercano e influido por Eladio, te pregunto ¿Cómo ve o juzga tu aserto: “El “dios” de nuestra cultura es hechura humana: Dios no ha creado al hombre sino a la inversa”? ¿Dios concebido como arma, como armazón ideológico para derrotar al enemigo? Esa música me suena. No creo que esté en la línea de pensamiento de Eladio. Quizá esté interpretando mal tu tesis. Será una expresión metafórica.
Del resto, si estás diciendo que el hombre ha de ser el salvador del hombre, totalmente de acuerdo. Voto por el hombre humano, sapiens, solidario y empático. Voto por unos políticos, por una educación, por una sanidad y por una justicia al servicio de todos los ciudadanos y no al servicio de unos pocos como está sucediendo. Por eso no entiendo porqué tanto empeño en desacreditar y vilipendiar a la gente joven que quiere cambiar lo que hay, que a todas luces es injusto. Suscribo tu tesis: “Nada puede esperarse de un hombre hambriento, que no tenga cobijo ni vestido y que no pueda demostrar su condición en un trabajo enriquecedor que, además de medio de vida, le sirva de autoestima”.
Abrazos para todos los homo-humanus, incluido Ramón.

Fecha: 11/12/2016 10:35.


gravatar.comLuis Heredia

Hola, hace tiempo que no aparezco por estos foros y no es por falta de ordenador ni excusas técnicas parecidas.

Entre otras razones es porque yo necesito más tiempo para asimilar los escritos de Baldo y las sentencias de Eladio Chávarri o los comentarios de los expertos y sabios filósofos tan abundantes por aquí.
He de confesar que a veces me armo la picha un lío o me lío yo más que la pata de un romano o el bigote de una gamba leyéndoos.
Baldo, Valdesín, Ramón, Fernando, Herrero y tantos otros estáis a años luz de mi. Bueno, al revés, porque vosotros estáis en la luz y yo en las más oscuras tinieblas. Es más, dentro de poco estaré por Gijón y Oviedo y no creo que mejore ni con una fabada y unos culinos de sidra; aunque seguro que sí ayudará porque estas cosas se entienden, pero sobre todo se comprenden, en ambientes sin presión. Lo que ocurres es que como yo soy de la opinión de que los valores son cambiantes según los tiempos vamos a reventar comiendo tanta fabada.
De verdad, me encantaría reflexionar, dialogar y hasta comerme el coco además de la fabada con vosotros en otros entornos.

Fecha: 11/12/2016 11:19.


gravatar.comJOSÉ MANUEL GARCÍA VALDÉS

Luisín, los que no entendemos ná somos nosotros, tú sí que sabes, " calla el sabio, habla el necio".
Ahora vas y lo cascas.

Fecha: 11/12/2016 13:38.


gravatar.comRamón Hernández Martín

José Manuel, tu comentario me recuerda aquellos momentos (cierre de La Voz de Asturias) en que, en mi círculo de amigos y conocidos, mucho nos reímos comentando que habían sido mis artículos los causantes de la quiebra. ¡Qué más quisiera yo, pobre de mí, que tener tal poder! Lo que sí me ocurrió en aquel trance fue que, no habiéndome hecho la dirección del periódico jamás ninguna indicación ni sobre el contenido ni sobre la forma de mis artículos, el que les envié el viernes, día 2 de marzo de 2012, para ser publicado el domingo, día 4, es decir, unos quince días antes de que se produjera el cierre, fue preterido porque su contenido podía resultar perjudicial para las negociaciones de permanencia que entonces se estaban llevando a efecto. Ese artículo era el número 67 y se titulaba “Carnaval socialista” (estábamos en Cuaresma). Me dijeron que lo publicarían un poco más adelante, cosa que ya no pudo ocurrir por la quiebra. Al ser mis artículos unos temáticos y otros circunstanciales, siempre tenía cinco o seis preparados de antemano. De ahí que no tuviera dificultad alguna para enviarles otro a vuelta de mensaje, el sábado día 3, para que pudiera entrar a tiempo en máquinas, un artículo que hoy tendría todavía gran actualidad, pues se titulaba “Divorciados y homosexuales”. Ciertamente, el artículo de marras era duro, un artículo que también hoy, dada la situación que está atravesando el Partido Socialista, tendría más que plena actualidad.

Los comentaristas y lectores de esta página deben de tener muy claro que mis sensibilidades políticas son social-cristianas, aunque no milito en ningún partido. Creo que ya milité lo suficiente en la “Iglesia Militante”, cuando los caprichos de un superior podían incluso obligarte a barrer una escalera para arriba o sacar agua de un pozo con un cesto de mimbres. Afortunadamente, en nuestros tiempos de formación ya no ocurrían tales excentricidades. De hecho, cuando miro hacia atrás, lejos de quejas o revanchas, los sentimientos que afloran a mi mente y a mi corazón son solo de agradecimiento, de ternura y hasta de humor.

Por lo demás, es obvio que el “dios” que valoro como hechura del hombre y que todavía hoy está siendo utilizado como la más mortífera de las armas arrojadizas es solo un “dios cultural”. El Dios de mis ensoñaciones místicas, por ejemplo, es otra cosa. Ignoro cómo enfocaría ese espinoso tema Eladio, nuestro sabio, para quien el Dios verdadero aflora impresionante a través de Jesús de Nazaret, paradigma y equilibrio esencial del hombre que se alimenta solo de valores y que, además, fundamenta la esperanza radical cristiana en una forma de vida gozosa que se inicia con la muerte. Siendo tan riguroso y honesto como es en todo lo que se refiere al pensamiento, he oído a Eladio lamentarse de no tener una formación “teológica” mucho más sólida para abordar ciertos temas (se rió de buena gana cuando una vez le repliqué que él, además de un filósofo genial, era una gran maestro de teología). Desde luego, Eladio tiene una mente sumamente abierta a todo lo que es el hombre y a todos los hombres, razón por la que no lo veo enzarzado en cuestiones de persona y naturaleza para “explicar” el “misterio” de la Trinidad o debatir cuestiones relacionadas con el Derecho Canónico. Reconforta ver la amplitud de miras y la solidez intelectual con que aborda cualquier problema humano.

En cuanto a lo que manifiesta “Luisín” (osadía la mía de apropiarme de la familiaridad con que lo trata José Manuel), suscribo lo que este dice en su última aparición. Dicho lo cual, amigo Luis, hazme caso y no te armes “lío” con “cosas tan venerables” y que cada vez están para menos trotes (jajajá) y escucha solo el eco de tu hermosa humildad y simplicidad. Si te agrada nuestro devaneo y no le haces ascos a la sabrosa comida casera de la Casa del Dago, sabiendo que a veces vienes por Asturias, te diré que allí nos reunimos los primeros viernes de cada mes unos cuantos para devorar un rico menú del día, tan sabroso como económico. Somos una pandilla de “dominicos” soñadores y buenos amigos, a quienes nos gusta hablar de todo lo divino y lo humano aunque no lleguemos a ninguna parte. Los habituales somos como una docena: Miguelín, Manzano, Vergara, Vespe, Jesús Cabañaquinta, Rorro, Moratiel, Baldo, José Vicente, Antonino, Fernando Trubia y yo mismo, pero, además, hay más de media docena que viven fuera y que, cuando se encuentran en Asturias, se suman al evento. Entre ellos, por citar algunos: Torrecilla, Valentín Tascón, Ovidio Cordero y José Luis Suárez. A eso de las 14.00 horas se toma un vino mientras el personal va llegando y, una vez reunidos, nos sentamos a comer y charlar, a veces hasta las 18.00 horas. Cada vez solemos juntarnos no menos de seis, pero no son muchos los días que superamos la decena. El espíritu es muy abierto y distendido y cualquier agregado circunstancial siempre es bien recibido.

Antes he dicho intencionadamente “dominicos” porque es obvio que en todos nosotros sigue anidando el “espíritu dominicano”: vivencia a fondo de la libertad y búsqueda sincera de la verdad. No hablamos, pues, de dominicos in-ex y yo me alegro, porque, cuando se convocó el último Congreso de Dominicos In-Ex en la Virgen del Camino en octubre pasado, envié un escrito a sus organizadores y a algunos más criticando la denominación in-ex por parecerme “segregacionista” y exponiendo otras razones por las que no me apetecía acudir. No entiendo que el “espíritu dominicano” pueda tener compartimentos o líneas divisorias. Digamos de paso que, hablando en cierta ocasión con Eladio de los encuentros en la Casa del Dago y de las actividades cursarias, me dijo que le parecía que nosotros vivíamos mejor el espíritu dominicano que los dominicos en los conventos. Añadiré, para aclarar algo la cosa, que asistí al Congreso Dominicos IN-EX de hace dos años, el celebrado también en la Virgen del Camino en octubre de 2014, pero que en él solo estuve de “cuerpo presente”. Por cierto, sirva como anécdota que en este Congreso tuvo una ponencia José María Gil Tamayo y que, tras su alocución, la conclusión que saqué y que les dije a algunos fue que ese hombre iba disparado para obispo (acabo de ver en Religión Digital que es uno de los candidatos para ser nombrado obispo de Plasencia).

PD para Luis y para algún otro posible nuevo comensal de la Casa del Dago: como el primer viernes de enero de 2017 cae el 6, día de Reyes, en la última reunión decidimos por unanimidad retrasar la comida de enero al segundo viernes, día 13.

Fecha: 12/12/2016 01:07.


gravatar.comJOSÉ MANUEL GARCÍA VALDÉS

Todo muy bien y muy acogedor pero ¿Dónde coño queda esa casa de ese tal Dago? ¿En Mieres? ¿En Oviedo? ¿En Villaquejida?. ... En Casorvida, no. No sé si algún día podré ir, mientras tanto quiero hacerle llegar un fuerte abrazo a Fernando Trubia, del que hsce muchos años no sé nada, suponiendo que sea quien pienso que es, profe de historia y ex de ex.
Abrazos

Fecha: 12/12/2016 09:05.


gravatar.comRamón Hernández Martín

¡Hombre!, José Manuel, pon en Internet simplemente "Casa del Dago" y ya te da todos los detalles, mapa incluido. De todos modos, está en La Manjoya, a dos o tres kms del centro de Oviedo. Fernando Trubia es el "porterazo imbatible" de los años de dura competencia en nuestros duros campos de fútbol. Podría darte cuenta de otras muchas virtudes suyas (su pasión por el canto, por ejemplo), pero temo que, de leerlo él, se ruborice. Y no te quepa la menor duda de que, si te decides a acudir allí uno de esos viernes, serás recibido con manifiesta simpatía y con un gran abrazo, incluido el de Baldo a menos que se nos escape una vez más por esos mundos de Dios en plan caracol, quiero decir llevándose la casa a cuestas.

Fecha: 12/12/2016 12:46.


gravatar.comLuis Heredia

Ramón, Ramón,no me tientes, no me tientes, que soy como el PaPedro que me apunto a un bombardeo para estar con cualquiera de vosotros. El problema es que para ir al bombardeo se necesita carro y yo no puedo conducir ni aunque fuera de bueyes.
El sitio que propones es espectacular, los tertulianos de altura y los temas de la más rabiosa actualidad, al menos dentro del contexto del blog.

¿Se puede pedir más? Sí: Que coincida en esas fechas y que alguien o algo me lleve y me devuelva sano y salvo a Gijón.

Fecha: 12/12/2016 18:36.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris