ENTRE SALMOS Y CLAUSTROS | Antiguos alumnos dominicos VIRGEN DEL CAMINO - LEON
Facebook Twitter Google +1     Admin

ENTRE SALMOS Y CLAUSTROS

20080929221838-cesar2.jpg

La sensibilidad que le falta a este vulgar Furriel se compensa con el comentario que me envía nuestro muy querido compañero César Alvarez "Loseiros". Lo transcribo en su totalidad y os prevengo pues, leyéndolo,  a este menda se le han producido unas humedades sospechosas en ambos ojos que me han obligado a pasar un buen rato en la terraza, y es que ya empieza a hacer un frío.... Un abrazo fuerte, amigo César. 

Entre Salmos y Claustros

 

Acabo de regresar del primer encuentro en Caleruega de antiguos alumnos dominicos, la mayor parte, como en mi caso, por haber cursado cursos en el colegio  de la Virgen del Camino.

 

Son tantas las sensaciones, que me parece obligado realizar una exposición escrita a modo de recordatorio y donde pueda resumir lo más trascendente y que no son precisamente, los cambios físicos de nuestro aspecto, los achaques de los años y los excesos y huellas que reflejan nuestros cuerpos, que dicho sea de paso, en general, creo que superamos con creces lo que se podría calificar como un estado saludable para personajes cercanos o a caballo de los 60 años.

 

Vuelvo encantado de la experiencia, gratamente satisfecho del ambiente de familiaridad y camaradería después de tantos años sin noticias y enormemente sorprendido, de los afectos mostrados por todos y cada uno de nosotros en perfecta armonía y disfrutando, como auténticos amigos y sin reservas, de un encuentro largamente deseado y que por fin, lo estás celebrando en un ambiente de fiesta como una boda; y no menos destacable, los gestos y actitudes de los frailes y monjas que compartieron y participaron con nosotros en esta convivencia, entre los que quiero destacar al Pdel Cura, P.pedro, P.arruga, etc. todos antiguos tutores, profesores, o con alguna incidencia y responsabilidad directa sobre nosotros, cuando éramos alumnos del colegio.

 

A pesar de su importancia, no realizaré más mención a los Organizadores y Responsables del Encuentro, que resultó con la brillantez, eficacia y saber hacer de auténticos profesionales de Organizadores de Congresos y Eventos de Gran Relieve.

 

Nos hospedaron en el noviciado en habitaciones sobrias, limpias y bien acomodadas, todas equipadas como individuales pero que, la mayoría de los que acudíamos emparejados, readaptamos con traslado de cama, juntando las dos camas en una sola habitación. Desayuno, comidas y cenas en el comedor y como en los viejos tiempos, nosotros mismos nos ocupamos del servicio con recogida y retirada de platos y útiles auxiliares, lo que resultó una experiencia divertida y celebrada por la mayoría.

 

También hubo tiempo para hacer turismo de aventura, con excursiones a parajes tan singulares como la Yecla y Las Loberas de Caleruega; visitas culturales a los claustros de las monjas dominicas en Caleruega y el monasterio benedictino de Santo Domingo de Silos, donde también disfrutamos de los cánticos de los monjes, con salmos en el coro de “la tercia” (el domingo a las 11 horas y previa a la visita al claustro y la considerada como primera botica española –de gran importancia histórica por las fórmulas y envases e instrumentos que posee y que se pueden ver-) y la no menos importante visita a la bodega Señorío de Nava (de la denominación de origen Ribera del Duero) donde nos sorprendieron con un importante aperitivo a base buen jamón, lomo ibérico y queso manchego, regado por uno de sus productos estrella como el tinto crianza cosecha 2005.

 

Guiados por el enólogo y tutelados por los hermanos Cortés (compañeros nuestros y con importantes responsabilidades en la bodega), entre barricas de madera de roble, depósitos de acero inoxidable y diferente maquinaria para embotellar y etiquetar, recorrimos las diferentes instalaciones para posteriormente contemplar en plena naturaleza, parte de la presente  cosecha y donde pudimos tocar y algunos arrancar, con sus propias manos, algunos racimos de uvas de las cepas del viñedo.

 

Cada mañana a las 8, nuestro coro particular dirigido por Carlos Bañugues, interpretaba con voz sonora, clara y contundente “Las mañanitas del Rey David”, como despertador y para poner a todos en funcionamiento.

 

Si cada momento, cada lugar, cada encuentro, cada compañero reconocido aunque a menudo, no recordado resultó importante, a mí, personalmente, me cautivaron sobremanera dos situaciones que, vividas individualmente y en escenarios diferentes, son la lectura más importante y que quisiera destacar en estos apuntes:

 

La primera y sin duda alguna, la que me causó mayor impacto, se refiere a la misa concelebrada por Ppedo, Pjesus y nuestro compañero José Antonio, hoy prior en Oviedo. Debo señalar que desde que dejé el colegio, soy poco adicto a actos religiosos, aunque acudo a misa en celebraciones sociales y es difícil que no coincida alguno cada año; también que, seguramente, cuando deje el colegio, todavía se concelebraba en latín.

 

Nunca presencié hasta el pasado sábado, la posibilidad de un diálogo directo entre oficiantes y feligreses y más, que se pudiera manifestar lo que allí se dijo. Cierto que la ocasión y el escenario, no es lo creo que recrean las parroquias. Independientemente de lo que manifestaron todos los que hablaron y las razones, dudas y motivaciones que pudiera tener cada uno, asocié sus intervenciones a lo que puede suceder en “Un Parlamento”, donde el pueblo habla y dice lo que le preocupa. Jesús, si existió alguna vez, estoy seguro de que buscaría un escenario y una fórmula parecida y puedo asegurar que a mí, me resultaría fácil creerle y posiblemente, también seguir sus indicaciones.

 

Disfruté de lo que ví, lo que oí y hasta estuve a punto de intervenir para decir que me habían abandonado casi todas mis creencias de cuando era alumno dominico pero, que casi me apetecía acercarme a experimentar la sensación de volver a comulgar. Además de las voces y el entusiasmo de los compañeros del coro, que amenizaron y nos hicieron vibrar a todos, sentí cercano y acertado a Ppedro y también hago mías, si se me permite, las palabras de Cícero, al que no conozco. Descubrí, que hay más Iglesia que la que conocí en la Virgen del Camino y me parece un dato importante.

 

La segunda y no menos importante, se relaciona un poco con la anterior y es, lo que pasó por mi cabeza durante el “Acto de Tercia” de los monjes benedictinos en la Iglesia de Santo Domingo de Silos, a la vista de lo que pude contemplar en aquel recinto. Antes de relatarlo, pido disculpas al compañero que menciono y a su hija, protagonistas involuntarios pero a los que desde aquí, envío un cariñoso y cálido abrazo por la ternura que me transmitieron.

 

Estaba absorto intentando leer (no llevaba las gafas encima) el texto de los salmos de la tercia, que repartía José María Cortés, cuando empecé a percatarme de la entrada en el coro de los monjes, como en una película de la edad media con personajes de recia y dura disciplina monacal, distanciados en tiempo de llegada pero idénticos en movimientos, ropajes y ademanes. Tres bancos delante de mí, un padre y su hija, necesitada de ayuda y en silla de ruedas.

 

El intenso olor a incienso, la monotonía de los salmos y la escasez de luz, contribuían a crear una atmósfera triste y como de otro tiempo, muy distante de lo vivido en la misa de la tarde anterior. Estaba en esas y sin poder evitar las comparaciones, cuando Marta, la niña de la silla de ruedas, me pareció que reclamaba atención de su padre, Manolo, por alguna incomodidad de no poder sentarse o moverse. En cada ocasión anterior que los había visto, siempre aprecié la delicadeza y ternura con que el padre se ocupaba de su hija; allí, en el templo, la ternura de las miradas a la par que sus movimientos de los dedos y las manos de aquel padre con su hija, impedían cualquier atención al resto de feligreses incluso hasta dejar de percibir los sonidos de los cánticos de los monjes.

 

Fue en ese momento donde en mi cabeza se resistía a entremezclar el rito triste y rígido de los actores del coro y la ternura de la imagen del padre con su hija. Sin pretenderlo, llegué a pensar en los postulados del Ppedro, que casualmente estaba a mi lado y me preguntaba si, también él, se sentiría tan confundido entre aquellas imágenes tan distantes y tan brutales por tan opuestas, en un mismo instante y en el mismo escenario.

 

Hacer el bien, que parece que resulta tan difícil, es la imagen del padre con su hija. Desaprovechar los tesoros que nos rodean, aunque llegaran a construirse por inspiración de dudosos personajes hoy en día, debiera llegar a considerarse como lo contrario de hacer el bien.

 

Tantos edificios, tantos esfuerzos, tanto espacio, tanta gente ocupada en naderías y reminiscencias de un pasado oscuro y tenebroso, cuanta mejor aplicación tendrían dedicándolos a centros de atención a necesitados y a fomentar el conocimiento, la  cultura y lo que, según lo que se dijo el día anterior, nos pide Jesús.

 

También me invade otro sentimiento de menor importancia pero, que no sería fiel a mí mismo, si no lo incluyo en este comentario y es el convencimiento de que este mismo encuentro y con los mismos personajes, sería imposible en las circunstancias de tan solo hace 50 años y no, precisamente,  por los deseos y el ambiente de los alumnos asistentes…    

 

 Loseiros

(César Alvarez)  

 

Miércoles, 01 de Octubre de 2008 00:21. antiguosalumnosdominicos #. REUNION EN CALERUEGA

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAntonio Argueso

Hoy he tenido que salir pronto de casa, pues debo ocuparme del nieto más joven (14 meses). He venido andando, por entre castaños sudorosos, con ese sonido tan bello de la lluvia otoñal. Traía pues, cierta morriña. Esperando el dulce despertar de Estaban he entrado en el blog y me topo con la entrada de José Mari y me ocurre lo que a él (debe de ser que el frío y la humedad de por aquí se asemeja demasiado a la de León).

Yo no estuve en Caleruega pero leyéndote, César, he revivido vuestro/nuestro encuentro. Comparto plenamente tu visión y creo que con demasiado frecuencia pasamos al lado de lo realmente importante. Encuentros así también sirven para ayudar a resituarse a uno.

He contemplado las fotos y debo de agradecer a Ramón que haya puesto nombres porque vamos, si no… A primera vista parece ser que en general la vida nos ha tratado bien, de donde se deduce la dificultad que la mayoría aparenta para sentarse en las escalintas o, mejor, gradas (¿o es más que apariencia?). Esto se refiere a «ellos», que no a «ellas», más esbeltas al menos en la foto.

Valentín, yo no voy a caer en ordinarieces tipo tu protegido Valdés, no. Yo, de pueblo, voy al grano (Casorvida no es ni pueblo): a mí lo que me interesa saber es qué te das al pelo. Si las matemáticas no fallan, tú no eres de los más jóvenes del grupo, y pelo lucido y lozano como el tuyo...

Me ha encantado ver al PPedro y Arruga y a tantos y tantos compañeros....; echo en falta a Alcalde (volveré a mirarlas, por si se me ha escapado).

Fecha: 01/10/2008 07:55.


gravatar.comAlberto Cortes

Queridos amigos de mi padre
Me pasé muy bien con vosotros con Nubes, Marcelino el Ministro, Chema Froi Pachi y el señor de pelo blanco. Me quieren mucho.
Gracias por felicitarme el dia de mi cumple
Fuimos a la bodega del tio Froi y nos dieron unas tapas.
Fuimos a ver donde se guardan las ovejas y los lobos.
Fuimos al monte allí había una escalera muy grande Martin fue el primero vio el paisaje haciendo fotos porque el quiere.
Por la mañana fuimos a la yecla un monte para ver el rio cruzamos el rio hacemos la vuelta a por os coches
Fuimos de paseo a tomar algo ellos me invitaron una cocacola porque Alñberto tiene mucho morro
Por la noche estuvimos de botellón
Muchas gracias besos y abrazos a la parte de Marta de Manolon

Fecha: 01/10/2008 14:31.


gravatar.comLuisito Heredia

Hola Alberto

Tienes que venir a todas las excursiones y viajes que organice tu padre y los amigos de tu padre porque todo el mundo te quiere.

Yo lo paso muy bien contigo y me divierto mucho cantando Con Un Sorbito de Champán, Lola, Mejor era cuando.

El botellón fué fantástico.

Muchos besos Alberto y ya sabes que te quiero mucho.



Fecha: 01/10/2008 16:25.


gravatar.comDaniel Orden Santamarta

Cesar, gracias por expresar esos sentimientos y compartirlos. Alberto, lo mismo, y no te olvides lo que te dice Luis, sobretodo que hay un montón de gente que quiere estar contigo porque te quiere. Un beso.

Fecha: 01/10/2008 17:13.


gravatar.comBenito Pérez Villalba

Amigo César Alvarez acobo de leer tus impresiones de la reunión en Caleruega y resulta que me encuentro más o menos en tu onda por eso cuanto más se acerca lo de Las Caldas más nervioso me encuentro ya que será mi primer encuentro después de tantos años lo que más siento es que el P. Pedro ya ha estado en Caleruega tan seguido no creo que venga, me conformaré con ver a mis ex- Apostólicos del año 60 casi ná!!!!, esto ya lo sé pues viendo las fotos y los compañeros que nombrais ahora ya no tengo dudas.
Para Jose Mari Cortés, el que está al lado mío es Fuertes seguro, aún no he encontrado la foto me imagino que en estos días con tantas cosas que tienes entre manos aún no te ha dado tiempo pero tranquilo ya se verá, Argueso tambien he estado de guardia con el nieto mayor y como había levantado la niebla en S. Mateo me fuí a la playa a Comillas precioso día a pesar de que no hacen más que dar agua por el norte.
Bueno como sólo hice 3º mis tesis literarias no dan para más así que un abrazo muy fuerte para todos y hasta Caldas!!!!!!!!.

Fecha: 01/10/2008 17:26.


gravatar.comJose maría cortés aranaz

Amigo Benito,
tu fotografía ya le he colgado en el álbum ALUMNOS de Ver Fotos/Documentos.

Un abrazo.

Fecha: 01/10/2008 18:10.


gravatar.comJosé Luis Alcalde Revilla

Anto Argüe...sí que tuve en Caleruega, sí...y me traña que no me veas en las afotos, pos toy en la de lascalera, la masculina claro, a la derecha, vestido de rojo chillón, que, porque no tiene sonoro, que si no daba el cante, jajaja! Ya ves, pol lenguaje de mensajeo juvenil, lo que me rejuveneció el Encuentro.
Pena no haber podido estar todos cuanto deseábais estar, pero os tuvimos muy presentes de corazón, pues fue un cardiopatía espiritual de tal emoción, que uno acaba 'resucitao'...(¿qué creías que iba decir que acaba'muerto'?...¡¡Pos no...resucitao y bien resucitao, ya que una cosa de ese calibre rejuvenece pá siempre.
Uno a todos, a los y las que me lean y a los/las que no, al abrazo y beso que te doy a ti, como rendido tributo de gratitud a lo que compartimos y recibí/recibimos en esa inolvidable Jornada Calerogana. Con mucho amor JOSE, El Besucón.

Fecha: 01/10/2008 20:33.


gravatar.comLoseiros (César Alvarez)

Hola Alberto,

Me encanta que te hayas asomado a esta ventana de los amigos de tu padre y también tuyos. El encuentro en Caleruega, resultó emocionante y todos estábamos algo nerviosos porque muchos, apenas recordábamos momentos de la època que éramos compañeros estudiantes y quizá por eso,no expresamos todo lo que llevábamos dentro, pero creo que nuestras sonrisas y las miradas que cruzamos decían sin palabras, lo que sentía cada uno y que no era otra cosa que afecto y cariño hacia tí particularmente y a cada uno de los que compartimos el fin de semana.

Un abrazo y espero que nos visites a menudo. César

Fecha: 01/10/2008 21:02.


gravatar.comLuis Heredia

Queridísimo César

A lo largo de este blog, tuvimos la oportunidad de rememorar historias, revivir experiencias buenas con momentos malos, leer tonterías como las mías, reírnos a mandíbula batiente con el bárbaro inventor de Luis Barbería, conocer los diarios más íntimos de Andrés Trapiello, disfrutar de los globos de Sidrín que aún y siempre sobrevolarán nuestras cabezas, aspirar con fuerza los olores de Vibot que son esencias puras, recrearnos con los poemas de Mariano, José Ignacio, Santos Suárez y tantos otros que se me olvidan ahora, zambullirme en las palabras de amor que Quique Muñiz reparte a manos llenas, sentir la presencia hasta en la distancia de Carlitos “Bañugues”, de ahora en adelante ”Nubes”, escuchar la guitarra de Marcelino en vivo a través de este artilugio, y, en fin, tantas cosas que me resulta imposible acordarme ahora de éllas.
Pero disfrutar de un relato como el tuyo merece renglón aparte. Quien no haya estado con nosotros y te haya leído, espero que lo haya vivido y sentido como nosotros.
¡Qué bien lo hiciste¡
El Domingo, entró la claridad y el sol en Sto. Domingo de Silos y la cripta se llenó de una deslumbrante luz. Estoy convencido de que los monjes benedictinos creen profundamente en Dios y tienen que tener una Fé que mueva más que montañas. Pero si no vives junto a tu prójimo y no tienes roce con las penurias, los desamparados, los necesitados, los desprotegidos, entonces rezaré yo por ellos como ellos hacen por mi para que nos den a todos el aprobado en amor.

Fecha: 01/10/2008 21:15.


gravatar.comBeatriz

César, suscribo lo que aquí dices... muy bien expresado, de verdad.

Alberto, hombre, que bueno leerte ;) Me cuidan bien :) Tú también. Muchos besos.

Fecha: 01/10/2008 22:42.


gravatar.comJosé Luis Alcalde Revilla

César...rendidas gracias por tu, más que comentario, retazo de vida expresada en palabras, que envuelve cuanto en Caleruega vivimos juntos...Algo de ello no lo viví con vosotros, pues llegamos el sábado, después de la homilía compartida de la misa, pero lo sentí al vivo tal como lo cuentas. Lo que sí 'conviví' contigo y como tú, fue la Hora de Tercia en Silos, tal cual la relatas, como si hubiésemos estado el uno dentro del otro, compartiendo y comentando reacciones y sentimientos ante lo que veíamos, tal cual lo cuentas. Admiré lo que admiras, pero no lo dije a nadie. Un día mi única hermana, enferma de gravedad, enfermedad que nadie podía notar, con la que vivió 23 años hasta agosto 2007, me enseñó a convivir con ella enferma, y me advirtió que era mejor no hablar de ello, para no precaver y mover a compasión a los que no sabían. Me acostumbré a convivirlo dentro, en silencio. Quizás por eso callé en Silos y en todo el Encuentro. Sí toqué y acaricié de soslayo, recuerdo. Pero tu relato y sentimiento me anima a "descallar" lo que allí, y a lo largo y ancho de toda ntra. Convivencia observé senti y viví, para formar comunidad manifiesta contigo. Ternura, dedicación, servicio, en definitiva AMOR, del que pregonan de Jesús las palabras, al contar su hechos, y cantan monótonamente tantas "Horas de Tercia" de la Iglesia. Amor que todos vimos hecho carne..."Y la Palabra se hizo Carne" en esos seres vivos, que estaban entre nosotros, con toda su "impedimenta"...sus impedimentos...asistidos y queridos, y así esa Palabra Encarnada,hecha carne, "Habitó entre nosotros, llena de Gracia y de Verdad".
Gracias, César, mirando desde la ventana, ya en una fría media noche madrileña, veo a Josemary, en su ventana de León, sorbiendo el mismo moco que yo, después de leerte.
Un abrazo y que no te falte el beso entrañable de JOSE El Besucón

Fecha: 02/10/2008 00:16.


gravatar.comLoseiros (César Alvarez)

Ahora, que las palabras nos muestran al desnudo y se ocupan de aflorar lo más escondido de cada uno, empiezo a darle alguna importancia a mi escrito; no por lo que relata, ni la intención que se le asigne, si no por vuestros comentarios.
Acabo de mantener una conversación telefónica con Manolo, el padre de Marta, que vuelve a confirmar su talla excepcional.

Manolo, no solamente no tienes nada que agradecer por ser como eres, si no que, como te dije, para nosotros representas la mejor imagen de como se puede hacer el bien con la mejor sonrisa, toda la ternura y la suficiente dosis de simpatía, para un entorno feliz.

Un abrazo. César

Fecha: 02/10/2008 01:29.


gravatar.comRojo

Estupendas las reflexiones de Loseiros, con las que coincido plenamente.
No me atrevo a decir nada más, pues ya está todo dicho.

Fecha: 02/10/2008 14:00.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris