MALVAREZ RECUERDA A LA TULI | Antiguos alumnos dominicos VIRGEN DEL CAMINO - LEON
Facebook Twitter Google +1     Admin

MALVAREZ RECUERDA A LA TULI

20090530170421-malvarez.jpg

Otro querido compañero que reaparece tras el silencio de casi cincuenta años. JESUS MANUEL FERNANDEZ MALVAREZ (en la fotografía su cara actual contra la cara de 1961), de la insigne yeguada del 61. Este correo es el primer contacto que ha tenido conmigo y con este artilugio, como dice el PPedro. A continuación os publico su recuerdo de la Tuli.

Bienvenido, compañero.


Hola José Mari.

Me llamo Jesús Manuel Fernández Malvárez y fui apostólico allá por el año 61 si no me falla la memoria.

Es fácil que no me recuerdes porque solamente estuve en La Virgen un curso.

Ayer por la mañana, zascandileando por internet me encontré con la página de antiguos alumnos y estuve echándole un vistazo. Pasando por varios de los apartados encontré nombres que, inmediatamente, me evocaron recuerdos de infancia. Pongamos como ejemplo San José (si no recuerdo mal Recio de segundo apellido) o del Vigo Palencia. También encontré referencia a José Ramón Tejo Pérez, de mi curso, natural de Ribadesella, mi pueblo; y de Carlos Tejo, su hermano, quien por lo visto en un miembro activo de esta comunidad.

El caso es que intenté introducir algún comentario a los artículos y no lo logré, lo que me hace sospechar que es necesario darse de alta para acceder a la publicación de los mensajes.

El hecho es que en uno de los artículos aparecía la dirección de correo electrónico de Pepito, y, ni corto ni perezoso, le envié un correo y ayer mismo, por la tarde, recibí su llamada, en la que me sugería que me pusiera en contacto contigo, facilitándome para ello tu dirección.

Me sorprendió muy grátamente que me dijera que se acordaba de mi e incluso me refiriera una anecdota que me sucedió con el P. Ricardo.

Desgraciadamente el poco tiempo que estuve en La Virgen, y la distancia en el tiempo hace que mis recuerdos del centro y los compañeros sean escasos, no obstante está en mi ánimo reencontrarme con los antiguos compañeros, aunque sea por internet, ya que la comunicación hará que vayan aflorando los recuerdos (caras, nombres, anecdotas) dormidos.

Para ello espero me digas qué es necesario hacer para registrarme en el blog y poder asi establecer contacto con otros antiguos alumnos.

A la espera de tus noticias recibe un afectuoso saludo

Jesús


Tuli

 

            Uno empieza a revolver en el baúl de los recuerdos y va encontrando aquellos pequeños detalles, tonterías en su mayor parte, pero que le dan algo de salsa a la vida.

            Hoy he tropezado con un recuerdo de hace cuarenta y ocho años mas o menos.

            Me dio por entrar en Google Earth, y buscar La Virgen del Camino, ampliando la imagen para ver a vista de pájaro nuestro antiguo colegio.

            Allí está la comunidad, los comedores, las aulas, los dormitorios, los patios, las recreaciones, el teatro, las capillas... ¡Sorpresa! ¡No está la piscina!  Y los campos de recreo están cortados...

            Bueno, voy a hacer un recorrido por El Tomillar como tantas mañanas allá por el 61...

            Cojo el camino para bajar hasta aquel arrollo que discurre por una lejana vaguada y entonces me viene a la memoria... ¡Tuli!

            ¿No os acordáis de Tuli?

            Tuli era un perrillo blanco con manchas negras que nos acompañaba algunas veces cuando corríamos por El Tomillar o íbamos de paseo hasta Fresno u otro sitio cualquiera.

            Recuerdo que en una ocasión el Tuli iba delante de nosotros y de pronto encrespó su pelaje u empezó a ladrar furiosamente amagando ataques hacia unos matojos a la vera del sendero. Nos acercamos con precaución  y allí, enroscada entre el matorral pero con la cabeza erguida y amenazante se hallaba una vívora de buen tamaño. Sujetando al Tuli nos apartamos dando un pequeño rodeo para evitar pasar al lado de la serpiente.

            Creo que ese día el Tuli nos evitó de un gran disgusto.

            No sé de quien era el perro, pero solía aparecer muchas veces por los campos de deporte y solía estar frecuentemente tumbado cerca de la fuente. Allí se dejaba acariciar y rascar su cabecita y si de paso le dabas un trocito de pan o cualquier chuchería movía la cola agradeciendo el mimo.

            Acordándome del Tuli retrocedí nuevamente a la niñez y por unos momentos sentí en mi corazón el calor de la emoción

 

Jesús Manuel Fernández Malvárez

Miércoles, 03 de Junio de 2009 21:29. antiguosalumnosdominicos #. REENCONTRADOS

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comJuan Iturriaga

“La Tuli” era hembra y andaba con Máximo, el de la granja. Sería de él.
Tuvo crías varias veces mientras estuvimos allí. Las bromas que hacíamos en el refectorio a propósito de esta circunstancia, hoy no son “políticamente correctas”.

Bienvenido a este “corral de comedias”. Te vas a encontrar con gente fantástica y no me refiero solamente a un grupo de hombres buenos. Digo “fantástica”. Lo irás comprobando poco a poco.
De momento parece que te acuerdas de los señores del Vigo Palencia, San José Recio y Tejo. Para empezar no te hace falta nada más. Con eso y con ser cristiano viejo “.. aun te sobra”.
No te arrepentirás.

Fecha: 04/06/2009 09:17.


gravatar.comCARLOS TEJO

OFICIOS A DOMICILIO 3ª ENTREGA, Y ÚLTIMA

Unos oficios desaparecen, el escribiente, el barquero etc. (Por cierto, el reencontrado Jesús M. F. Malvárez es hijo de Daniel “el escribiente”. Algún día nos dirá el por qué del apodo) y otros se mantienen a duras penas luchando contra el progreso, como el afilador o el carbonero.

LA ARENERA
Existe un tipo de piedra en las playas, probablemente en los ríos y otros parajes, que machacado y convertido en finísima arena, mucho más fina que la de la playa, limpiaba las chapas de las cocina de carbón, dejándolas como si fueran de acero inoxidable.
Nunca olvidaré a aquella señorina, Marillina, más vieja que las piedras que machacaba, sentada en una de las escaleras, toc, toc, toc, convirtiendo en arena aquella piedra especial que ella tan bien conocía.
Esta arena era posteriormente ofertada y vendida a dos pesetas el vaso a las señoras de los chalets de la playa.
-“Señora, que está aquí Marillina, que si necesita algo”.
-“Que deje tres vasos, para la semana, se oía desde el interior, pero que los llene bien”.
No se si os podéis imaginar el tiempo que llevaba encontrar y escoger las piedras en la playa, las que daban arena y las que no. No se si os hacéis una idea de lo que suponía machacar aquella materia con la única herramienta de otra piedra y los brazos y manos de Marillina. No se si os dais cuenta, que sí, de los calores que soportó aquella pequeña y flaca mujer, cuando sentada, inmóvil, se pasaba las horas bajo el sol, toc, toc, toc.
Cuando yo la recuerdo machacando piedras, Marillina podía tener cerca de ochenta años, y en su casa, luego lo supe, su aportación económica era imprescindible.
Un mes de Junio, finalizado el curso, al volver de Francia comprobé que la escalera frente al chalet de la Condesa Linier estaba vacía. Pensé lo peor aunque no dije nada en casa. Años más tarde, muchos años más tarde, me comentó mi hermano Javier “¿Te acuerdas de Marillina, la arenera de la playa? -Cómo podía yo olvidarme de aquella mujer que era paisaje de mi memoria- pues cumple 100 años y vamos a hacerle un homenaje”
Me dio un vuelco el corazón. Estuve riéndome solo hasta llegar a casa.
En aquel homenaje mis hermanos Luismi, Javier y yo, le cantamos una canción, guitarras incluidas, con una letra que yo le había dedicado y acoplado a la canción “Donde vas carpintero”, de Ismael, no se si la recordáis, pues era de principios de los 70.
¿Dónde vas Marillina,
tan de mañana?
Voy a machacar piedres,
allá en la playa.
¿Dónde vas Marillina,
si el sol abrasa?
Voy ganar dos pesetes,
que hay fame en casa.

Y así una retahíla de versos para una Marillina de 100 años.

REFLEXION
No hace mucho, los políticos se desplazaban personalmente a los domicilios, ofreciendo su variada mercancía de miel, hojalata y arena. Pasados los años, la variedad dejó de ser tanta, (acabo de leer a Mariano Estrada y su reflexión sobre las elecciones Europeas) y el voto que nos entregaban en mano fue sustituido por el buzoneo anónimo. Puede que muchos de nuestros políticos terminen como el mielero, el hojalatero o la arenera, pues a decir verdad, ya nadie les reclama. De ahí que el oficio de político -el profesional- por mi, como si desaparece. Yo, al menos, no iba a añadir un renglón más a este escrito.
Carlos

Fecha: 04/06/2009 12:20.


gravatar.comBenito Pérez Villalba

Para Carlos Tejo: Con relación a la "ARENERA" te puedo comentar que en esta "CANTABRIA INFINITA" también se usaba ese mismo sistema de limpieza años ¡ah! incluso cuando mis padres me enseñaron las zonas donde se podía encontrar la - piedra blanca - también los chicos la buscábamos para sacar la "PESETA", como verás en los pueblos había muchas cosas en común. Un saludo desde Los Corrales. Benito

Fecha: 04/06/2009 13:55.


gravatar.comJesus M F Malvárez

Señor Tejo, Don Carlos… Yo también me acuerdo de Marillina…
En cuanto a lo de “el escribiente” sabido es que antaño no había ordenadores, pocas máquinas de escribir, e incluso poca gente que supiera hacerlo, y menos con cierta soltura.
Mi padre nació en 1895, en su niñez fue pastor, después militar llegando a sargento de regulares y poseyendo varias medallas ganadas en África. Sobre 1920 se casó con Consuelo, quien le puso como condición para casarse que tenía que dejar el ejército, y mi padre, como Dios manda, dejó el ejército y opositó a cabo de municipales de Sotrondio. Allí nacieron mis tres hermanos mayores. Sobre 1930, como a mi madre aún le parecía que aquello era demasiado militar, mi padre opositó a oficial del ayuntamiento de Ribadesella, sacando la plaza y ejerciendo el cargo antes, durante y después de la guerra civil española (unos quisieron cargárselo por ir a misa y los otros por trabajar en el ayuntamiento con los “unos”). Este cargo se denominaba en muchos sitios como “escribiente”. Sin embargo, y a pesar de que en Ribadesella había varios oficiales (Pepe Blanco, Manolin “Pitu”, Eloy Gutiérrez, Laureano, Avín, Enrique, y alguno más), el “Escribiente” por antonomasia era mi padre. El horario al público en el ayuntamiento era de 9 a 14 horas. Mi padre estaba de 8,30 a 14,30 y era normal que tuviera gente en casa para arreglar papeles o escribir cartas desde las 16 a las 19 y a veces a las 21 hasta las 22 h.
¿Quedote nidio lo de “el escribiente”?

Tu sigue xurgando, qu’asina despierta’l grillu la concencia.

¿No os parece que Carlos es muy fotogénico?
Vosotros tal vez no, pero yo si vi “Altar Mayor”.
Un abrazo
Jesús

Fecha: 04/06/2009 15:45.


gravatar.comLuis Heredia

MÁS SOBRE OFICIOS, NO RELIGIOSOS

Es curioso cómo van a-florando cosas en común a pesar de las distancias en el tiempo y el espacio. Después de relamer por segunda vez La Vendedora de Globos, sus presentaciones, sus prólogos y epílogos, voy a decir en alto dos solemnes reflexiones y tonterías heredianas. Es decir, dos pijadas, para resumir más todavía.

La primera, que tuve la impresión de que Isidro dirigió por primera vez en su vida una escolanía al escribir el libro, a pesar de que lo más parecido a la música que experimentó en su vida, según sus primeras palabras (ver Globo 3 ), fue no dar nunca la nota, no poner en solfa a nadie, ni al mismísimo despistao del jersey amarillo, y dominar las claves del buen vivir, comer y nunca callar. Pero sin duda, como también él nos dio a entender, la clave para escribir tal partitura, se la dimos todos nosotros. Como dijo Lalo - al que habrá que reconocer de alguna de nuestras mejores maneras algún día y a alguna hora su ímproba labor de recopilador de partituras, entre otros aciertos como el de haberse casado con Rosa - , retomo, como dijo el Gran Lalo, el libro, al igual que un concierto- y esto lo digo yo- fue un trabajo colectivo.

La segunda, es que cada globo de Isidro está lleno de algo más que aire. Esto que parece una pijada, y lo es, lo digo porque cada globo está relleno de algo de nosotros, de alguna de nuestras pertenencias, de nuestro cercano pasado y pasajes de nuestro cercano futuro. A veces, como la camarilla de cada uno, espacio vital y sacrosanto. Vamos, que no se me ocurre pensar que Isidro hubiera escrito lo mismo ni nosotros darle claves si hubiéramos pasado seis años en un dormitorio corrido, aunque de esto último, con camarilla y sin camarilla en alguna ocasión hasta el Viti salió a hombros.

A lo que iba, para enlazar con el título antes de que me desinfle y no perder la comba de Tejín, corredor de fondo, y mucho más de calado, sprinter de primera, agipodas, como te dirá el Gran Lalo el día que recopile tus pasos, si es que te puede seguir. Tejín, agipodas suena muy mal pero no es ningún insulto. Me lo llamó una vez el Gran Lalo y como es tan buena persona, de inmediato me explicó lo que significaba. Parece ser que en griego significa “hombre sin pelos en los pies porque corre que se las pela”. Lo mismo que la liebre, pero a dos patas.

Como os iba diciendo, para enlazar, hasta los globos nos enlazaron con nuestras propias historias y vidas, años antes, incluso de ingresar en La Virgen. Cuando Isidro dice – como dice Chema - …..”Una vez estaba yo…”, no es Isidro, soy yo. El Don José de Isidro, es el de Tejín y la güelina del mi portal también; por ejemplo.

O sea, menos el jersey amarillo, lo demás es de todos nosotros. Incluso Lina es nuestra. Bueno, si el jersey lo cambiamos por unos chorizos, de los de comer, y lata de bonito, también los paquetes son nuestros.

CONCLUSIÓN PARA SEGUIR ENLAZANDO ANTES DE QUE JOSEMARI VUELVA DE CAIZ: Que a mi se me ocurrió que, siguiendo la estela de Tejín, cosa harto difícil, hay muchos de esos oficios caídos en el olvido del progreso que estaría bien recuperar. Estoy disfrutando ahora, Tejín, del sonido de los martillazos en las tachuelas del calderero, de las notas del primer instrumento musical que recuerdo haber escuchado por primera vez en mi vida, y que daba paso anunciando al ¡AFILADOR Y PARAGÜEROOOOO¡, quizá por vivir en un segundo piso – tampoco había más de tres-, no haberse inventado el doble acristalamiento y, como tú dices, tener la puerta del portal siempre abierta de par en par.

Mañana os hablaré del oficio de LA GÜELINA y de LA LECHERA. Esta última no es la inventora de la leche merengada. Yo creo que éstos son dos de los oficios más antiguos que tuvieron su esplendor en el paso de pueblín a ciudad.

Jesusín M F Malvárez, te has delatado a ti mismo y has caido con todo el equipo.`En este blog la humildad está reñida con la verdad. En primer lugar,con solo un año de ser un querido-apostólico, te tuvo que haber quedado, además, ITE MISA EST.
En segundo lugar, no sé en qué te basas para infravalorar tu coeficiente intelectual pues el cambio de calcetín por corbata ha pasado a los anales - dentro del contexto - de la historia de este blog y a nadie con solo dos dedos de frente, y mucha, se le hubiera ocurrido. Incluso a riesgo de tu propia integridad física. Y respecto a tu profesión, ¿Tú crees realmente que los que están más tiempo sentados que tú, calentando los sillones, tienen un coeficiente más alto que el tuyo? Yo, desde luego, no me lo creo.

Jesusín, contigo ha nacido una estrella más que nos iluminará hasta que te canses. Espero que nos sigas deleitando con tu presencia, alegría y ánimo per secula seculorum. A que ésto tampoco se te había olvidado.

Te queremos, Jesusín

Fecha: 04/06/2009 23:38.


gravatar.comJOSE MANUEL GARCÍA VALDES

Hace unos días andaba yo por la capital del Principado ( siempre según su Alcalde Gabino, otros lo ponen en duda) cuando suena mi móvil y hete aquí que era llamada de D. Luis Heredia, el desterrado. El fin de la misma era hacerme la proposición indecente de invitarme a una reunión para “tomar unos culines de sidra”. No fue aquel día pero sí lo fue al siguiente en Casa Ataúlfo y, vaya que si los tomamos; aunque sin llegar a cantar. Lo que más me alegró fue verle como un chaval y con ganas de vivir y beber. No me dijo nada pero sé que a mí me vio más mayor (porque lo soy), más abuelo y más trabajado y, quizás, más acabado. Esto venía a cuento de las profesiones. Podríamos convertirnos en catadores de sidra y eso sí se puede considerar una profesión; si dijésemos bebedores de sidra sería otra cosa. Estoy seguro que en Marbella hay pocos catadores de sidra por tanto, amigo Luís, vete abriendo el negocio que ya tienes un socio catador.
Cuando vuelvas ensayamos de nuevo el oficio. Un abrazo
A Tejo, el riosellano, quiero recordarle, para que escriba, otros oficios de puerta a puerta:
•el quincallero, (conjunto de objetos de metal de poco valor), que, entre otras cosas, vendía condones, que no creo fuesen de metal. A propósito, os cuento una maldad, Argüeso, ese que va de abuelo modélico, cuando se salió de las Caldas quería montar una fábrica de condones de uralita porque, según él, eran más seguros. Yo recuerdo al quincallero rodeado de los “chavalones” mayores, espantando a los pequeños, para surtirse de aquella quincalla; lo que no sé es que aplicación le daban.
•En los lugares rústicos, pueblerinos y a mucha honra, se presentaba, en la época de invierno otro señor, otro oficiante, el sogueteru que, como su mismo nombre indica, “facía” sogas después con los pelos resultantes de la “depilación” de los rabos de vacas y caballos. La mayor parte de ellos eran gallegos y se afincaban en el pueblo el tiempo que durara la faena; había que darles alojamiento y pensión completa, de esa forma se abarataba la mano de obra. De Sogueteros, Quincalleros, Hojalateros, Lecharas y otros oficios similares seguro que podría escribir, según sabe él, mi amigo Juan Manuel, el de S. Feliz de la Pola. ¡Anímate! Y ya sabes que espero por ti aquí en Gijón; quedaste de llamarme a la vuelta. Besos
Puesto que eres de Ribadesella te diré que tengo un compañero de trabajo llamado Juan Muñoz que, a su vez tiene un hermano con cargo en la Consejería de Educación; ambos, filósofos. ¿Te suenan?
Abrazos para todos

Fecha: 05/06/2009 13:25.


gravatar.commariano santiso

Bienvenido Jesús manuel, recuerdo la Tuli.
Enhorabuena por tu visión del mapa de la cueva de Tito Bustillo.
Saludos para todos

Fecha: 05/06/2009 15:47.


gravatar.comJesús M F Malvárez

Yo también quiero echar un tercio a los oficios.

Uno de los oficios, más o menos ambulantes, que hubo otrora y que ya no existen, al menos como se realizaban antaño es el de tejero, que contó incluso con su propia jerga gremial (la Xíriga), en la que se denominaban a sí mismos tamargos, por contraposición a los petes, personas que no participaban de los conocimientos gremiales.
Estos tamargos, en su mayor parte oriundos de la zona oriental de Asturias, se diseminaban en primavera, dejando las labores del campo en manos de su esposa y familia, por Cantabria, País Vasco, Castilla la Vieja, el Reino de León, Galicia, Extremadura y el propia Principado de Asturias en la primavera, contratando la confección de tejas (tamargas) y ladrillos (morondos) para lo que se instalaban en zona en las que pudieran extraer arcilla en la gurriera y trabajarla en el ñansu.
Oficio duro donde lo hubiera, ya que a parte de trabajar (machuriar) de sol a sol, había que sufrir la humedad del barro (gurriu), los mosquitos (pluostinos) de la zona de extracción de la materia prima, el calor de los hornos, y la vigilia durante el tiempo de cocción de las tamargas y morondos elaborados.
Pasado San Miguel regresaban a sus pueblos de origen, retomando entonces las labores propias del paisano de la zona, dejadas hasta el regreso en manos de la familia.
Una muestra de su jerga puede ser la siguiente:
Gachu man, ¿ez llastirás al zosquín de la guxara, los maineles embriciaos y la morúa abrecada?
Cuya traducción aproximada podría ser:
Mal patrón, ¿Cuándo iras al cementerio, con los dientes levantados y la cabeza rota?
Más adelante, si lo consideráis interesante podré seguir ilustrándoos sobre el tema.
Un abrazo
Jesús

Fecha: 05/06/2009 17:40.


gravatar.commanuel junco

De oficios y otres coses.

No quiero recargar la relación de Tejo sobre los oficios, pero junto al globo 30 de cicero y el globo rojo de trapi (ya sé andresín que llevo una semana de retrasu, no te preocupes que cumpliré mi palabra cuando confiese con el fisco), removieron mi memoria de los 60.
en aquellos años en que el progreso iba a la velocidad del tren de carbón, aparecen muchos personajes que la velocidad del mismo y la aparición del butano hicieron desaparecer.
afiladores, hoy motorizados, a los que nunca conseguí saber como coño se arreglaban pa circular con la máquina de afilar, ni como se apañaban pa aparecer un día antes de que lloviera.
el limpia, quizá algún día cuente algo sobre el limpia.
el maleteru, no haz falta definilu, con una carretilla de mano transportaba los equipajes de los pocos viajeros que iban en el economicos.
o el vendedor de periódicos que ofrecía su mercancía: ¡la nueva,región,comercio...y la voluntad!.
la arenera iba por "la desa" con un martillu buscando piedra arenisca.

Malvarez, no te conozco y seguro que nunca hablamos pero tu cara de joven y tu apellido sí me suenan, ¿estuviste en el instituto de cangues?
por aquella época vuestro descubrimiento tuvo gran repercusión y yo no daba abastu en llevar desde gijón cascos pa los espeleólogos aficionados que surgieron.

te felicito por tu intuición y perseverancia en el descubrimiento, yo aficionado a la cartografía, lo más antiguo que conocía era el mapa de la polinesia o el de babilonia (2500 aC).
ese mapa de la cueva y tu nombre al lado bien se merecen un sitio preferente en la biblioteca nacional, al lado de los tesoros de la cartografia española.

por cierto, creo que en corias está una de las colecciones más importantes del mundo de cartografía histórica, ¿alguien sabe si se puede consultar?

abrazos,
nachín

Fecha: 06/06/2009 23:42.


gravatar.comMalvárez

Como veo que hay varias preguntas voy a intentar responder brevemente y en conjunto.
Si quereis explicaciones más extensas mi correo es jmfmalvarez@gmail.com

Respuestas para:

Carlos-Bañugues 04-06-09

— Lo que me tiene intrigado-y has de explicar-es qué coño hacías por aquellos lugares y el porqué de tu valentía de explorador.
— Sencillamente, soy de Ribadesella. Los componentes del grupo Torreblanca llegaron a Ribadesella preguntando en la oficina de Información y Turismo por “un chaval altu, de gafes que anda a cueves” y el que estaba en la oficina no tuvo ninguna duda y los mandó a mi casa.

Manuel Junco 06-06-09

— Malvárez ¿estuviste en el instituto de cangues?
— Una vez que dejé La Virgen, estuve del 62 al 67 en el Instituto de Corias en Cangas del Narcea, y del 67 al 69 en el Rey Pelayo de Canges d’Onis

— En Corias está una de las colecciones más importantes del mundo de cartografía histórica, ¿alguien sabe si se puede consultar?
— El Monasterio de Corias se vendió para hacer en el un parador de turismo y está en obras.
Una parte se reservó para la exigua comunidad que permanece allí; No obstante tengo entendido que el material de la Biblioteca no se vendió, reservándoselo la Orden. Lo que no se es a que lugar se trasladaron los fondos.

Fernando Ferreras 07-06-09

— Malvarez, si tienes oporunidad pregunta en la Cueva de Tito Bustillo por Alfonso Millara, es otro de nuestros compañeros de la Virgen del Camino, fijate lo pequeño que es el mundo...
— Hace bastante tiempo que conozco a Millara, de lo que me parece que no tenía noticia es de que fuera exapostólico.

Un abrazo

Jesús

Fecha: 07/06/2009 12:27.


gravatar.comCARLOS TEJO

Queridos amigos;
Cuando escribí la tercera entrega de los OFICIOS A DOMICILIO y añadí la palabra "ULTIMA" es porque iba a ser de verdad la última. Mi intención, y creo que quedaba patente, era hablar de las personas que ejercían los oficios. Personas que yo mismo conocí e incluso a algunos traté con familiaridad vecinal. Estas personas tenían nombre, cara, expresión en la mirada o en la palabra. No eran un pobre ambulante cualquiera, como había miles, eran el "Don José" concreto de Cicero. Marillina no fue una arenera cualquiera, Marillina fue la mujerina a la que le dedique unos versos y que tuve la fortuna de cantárselos en compañía de mis hermanos. Los oficios en sí está bien recordarlos, pero no era eso lo que me atraía especialmente.
Seguro que los oficios de LA GÜELINA y LA LECHERA, que nos promete Luisín Heredia, le vienen a su memoria porque quienes los llevaban a cabo tenían unos valores humanos y casi familiares dignos de ser recordados y reconocidos.
Cuando gustes Luisín, y la sidra en Casa Ataulfo, con José Manuel (Cómo sabes escoger los sitios, bandido) o con quien se apunte, ya lo sabes, el sábado que quieras.

Me dice José Manuel que si conozco a Juan Muñoz, pues claro que lo conozco, y a su hermano, Alberto y a otro más joven e incluso a su hermana. Con Juan coincidí en el año 1979 en el Ayuntamiento de Ribadesella, donde fuimos elegidos concejales en la primera legislatura municipal de la democracia. Él se presentó como nº1 del Partido Comunista y yo iba en la lista de la UCD. El tiempo me fue escorando hacia la izquierda, pero sin pasarme. Eran otros tiempos en los que, después de grandes discusiones en "los plenos", nos íbamos todos juntos a tomar unas cervezas. A lo mejor no eran "otros tiempos", quizás es que "los diferentes" éramos nosotros. Mejor quitar el "quizás" y poner "seguro", porque “aquello” lo hacíamos totalmente gratis. En los primeros ocho años de la democracia, en Ribadesella, no cobró ni una sola peseta ni siquiera el alcalde. Bueno, pues eso, que sí conozco a Juan Muñoz, aunque nunca estuvimos en el mismo grupo de actividades, no obstante yo colaboraba con mis escritos en una revista que él dirigía, que se llamaba "Nordeste", y que hoy se convirtió en un libro de consulta obligada para los historiadores de la Ribadesella de los ochenta.
Dicho lo cual, …au revoir et à bientôt. (Para Lalo, "à" con acento grave y "bientôt", con acento circunflejo)
Carlos

Fecha: 09/06/2009 18:21.


gravatar.comlalo

Carlos, de esa forma y sus dos acentos me acuerdo todavía.
El PJesús y aquel recordado método Assimil (que aún conservo, acompañado de una 34.ª edición, de 1967, del rojo diccionario Reyes), lo hicieron posible.
Y, pese a la poca utilización que he hecho del idioma en que se expresa Sarkozy, aún me defiendo. La pasada semana pude demostrármelo en un conversación sobre perros con dos jubilados franceses que paseaban por las calles de Cadaqués. Aunque, como suele pasar, ellos me entendían a mí mejor que yo a ellos.
Salut
Lalo

Fecha: 10/06/2009 12:19.


gravatar.comCARLOS TEJO

LECCION DE FRANCES. EL ACENTO GRAVE
Para Lalo, con todo el cariño, ya que supo aguantar mi broma con esa clase que tienen los cepedanos. Por cierto, Lalo, tengo una amiga en Oviedo, Celia, que es dueña del café “El paso”, cerca de la plaza del Fontán, y me regaló en Septiembre el libro publicado el pasado verano“Versos a Oliegos”. Un conjunto de escritos en prosa y verso de lo más diverso e interesante. Seguro que admiten participación para el libro de este año. Digamos que yo doy ánimos. Celia es una de las mejores embajadoras que conozco de vuestra hermosa tierra. Si venís por Oviedo no dejéis de visitarla. Los sábados está cerrado.

LECCION GRATUITA Y PRÁCTICA DE FRANCÉS. DE LAS DE ANDAR POR CASA Y SOLO PARA ESPAÑOLES.
Bueno, voy a tomar “élan”, o sea impulso, para comenzar.
El truco del acento grave, los franceses no necesitan el truco, ellos ya son graves de por si, consiste en saber que se escribe con acento grave la vocal “e” pronunciada abierta (casi como en español, aunque en realidad es más alargada) siempre y cuando en la sílaba siguiente haya una vocal “e” muda (vamos, que no se pronuncia, salvo en Marsella, que son muy suyos)
Ejemplos, todos: père, frère, théorème, chèvre, siècle, etc.
Para que el truco sea completo hay que añadir que la letra “è” pronunciada tiene que ser la última letra de su sílaba. Lo que quiere decir que “perte” (pérdida) no lleva acento ya que las sílabas son per-te y la última letra de la sílaba con e pronunciada abierta es la letra “r”.
A parte de algunas palabras como "dejà", près, o aquellas que siendo iguales se distinguen de su otro significado por el acento gráfico como la preposición “à” y la “a” de la 3ª persona del singular del verbo avoir, o el adverbio de lugar “òu”, para distinguirlo de la conjunción ou, siempre estarán para tocarnos los cataplines palabras como fête, tête, même, être , ancêtre y otras, pero eso nos llevaría al acento circunflejo y nuestra famosa letra "s" que se convirtió en capirucho o tejadillo por aquello de tête, te-S-ta, cabeza, te-S-tarudo, cabezón.
No intentéis encontrar esta teoría del acento grave en ninguna gramática francesa porque no la encontrareis. Pero funciona. Fue una deducción a la que llegué cuando comprobé que mis alumnos españoles de francés (allá en la France) eran incapaces de distinguir fonéticamente las “e” francesas y de colocarles el acento adecuado en los escritos.
Si sirve de algo para nuestros descendientes, pues mejor, pero los pobres ya tienen bastante con el inglés.Que queréis que os diga, lo siento Julito, teacher querido, no es lo mismo "Le petit prince" que "the little prince" En inglaterra el zorro ya estaría chamuscado en mil cacerías reales y no habría jamás encontrado al principito.
Un abrazo muy español.
Carlos

Fecha: 10/06/2009 18:51.


gravatar.comLuis Heredia

Después de esta magistral lección, de fin de curso por las fechas, merci Monsieur Tejo.

Monsieur Lalo, je también conservo el Assimil del 67, o antes y lo mío es grave porque después de tantos años no sé dónde llevan los acentos graves o circunflejos la famosa frase "Ferme la fenetre pa quèl aire no penetre".

Aurrevoire.....dijo Voltaire tirando el chapeau al aire.

Monsieur Tèjo, entre "Le Petit Prince" y "The Little Prince", qué quieres que te diga, prefiero a Letizia aunque sea carbayona.


Fecha: 10/06/2009 19:21.


gravatar.comlalo

Luis, pese a la lección magistral de Carlos, no te puedo ilustrar sobre dónde llevan los acentos palabras como "penetre" y demás. Tendrás que acudir a las fértiles y solventes fuentes del Sella. O, mejor, de su desembocadura.
En cuanto a la edición del Assimil (El francés sin esfuerzo) que conservo, dice en su última página impresa:
"Achavé d'imprimer
en octobre MCMLXIV
par les établissements Busson
117, rue des Poissonniers, Paris"
Y a lápiz, en la primera página, luce un "150" que supongo se refiere a su precio. En pesetas del 64, claro.
Por cierto, que en esa "établissements" de la tercera línea hay una buena muestra de pronunciaciones de la dichosa "e" francesa que tantos problemas da a los castellanoparlantes ¿no es así, maestro?

Y ahora permitidme que os dé yo también un truco casero (puede que no sea muy académico, pero funciona casi al 100x100).
Es sobre el uso del LO y el LE, que tantos quebraderos da. O daba, porque la RAE últimamente dice que casi vale todo.
Si leéis algún libro de Reverte (no el académico de Alatriste, sino Jorge M. Reverte, el de "La batalla de Madrid" y "La batalla del Ebro", veréis que apenas hay un LO y que todos son LE. Insisto que la RAE se lo admite.
Pero a mí me sigue sonando muy mal y en el periódico en el que trabajo, siempre que me encuentro con alguno, lo cambio según la siguiente norma pedestre que, insisto, casi siempre funciona:
Si puede ser LA, LE es LO.
Sin tanta síntesis: Si al usar LE en masculino compruebas que en femenino sería LA, entonces deberás emplear LO.

Así que nada de aplicar complementos directos o indirectos, que quedaron tan atrás, en las aulas de segundo B y tan escondidos en la memoria.
El problema no se da (no se suele dar) con el uso de LA. Salvo algunos despistados recalcitrantes que siempre usarán "LA dije", la dificultad estriba en saber si es "a él LE convencí" o él LO convencí".
Y aquí es donde aplicar el truco (académicos abstenerse):
¿Puedo decir: "A ella LA convencí?
Si, porque decir "A ella LE convencí" suena fatal. Así que también podré decir "A él LO convencí".

Seguramente que ante estas líneas alguno de nuestros antiguos y recordados maestros se revolverán en sus blancos hábitos: "¡Qué poco aprovechó mis desvelos este Mayo!"
Pues así es y así se lo hemos contado.

Ah! y ya sé que me acabo de arriesgar a que el extenso gremio de los de la tiza que por aquí pululan, (los de la sección de letras, además de Box) que afilan ya sus extensas vacaciones veraniegas, hagan un alto en su búsqueda de paraísos caribeños y/o índicos donde reposar unas semanas de la dura lucha con adolescentes intratables y me arren con normas académicas de obligado cumplimiento que contradigan tan chapucero sistema.
Las espero.
No para contradecirlas y combatirlas, no, Dios me libre, sino para seguir aprendiendo.
(Las que espero son LAS normas, no a LOS de la tiza, ya que entonces tendría que haber escrito LOS espero y nunca LES espero). Porque, como queda dicho, si en lugar de ELLOS, profesores, fueran ELLAS, profesoras, podría y debería decir LAS espero).


Por cierto, Carlos, me ha parecido muy sutil que te hayas acordado de una simple frase que hace meses le escribí a Cícero en alguna de las entradas que por miles hay en este blog, en un amplio marasmo de párrafos, en el que de pasada citaba la palabra "élan" y su tilde.

Salud y felices vacaciones
Lalo

Fecha: 11/06/2009 12:54.


gravatar.comSantos Suarez Sanchez

LA LO :
Agacho la cabeza. Hago genuflexión con las dos rodillas.Acepto las académicas enseñanzas de tu docto magisterio.
¿Quien puede discutir un LA - LO - LE a un LALO?

De eso tiene que saber aunque solo sea por el apócope de su nombre...

Vaya ya me he liado otra vez.
No se si soy de ciencias o de letras .(Box, Pedro o Alcalde, o Tejo me lo aclararán.)
Tovía estoy esperando la aclaración de LO del "grandón" desde que vi el cartel y LE/LO leí en algunos bares asturianos: "PROHIBIDO CANTAR, BLASFEMAR Y SER GRANDON" ¿Que yé esu?)
Es más, ya no sé si soy de LOS nuestros.
O de LOS laístas o leístas o loístas.
LO que si sé es que tampoco manejo los acentos en español como para manejarlos en francés.(Y no te digo los artículos en bable... cambiando el LAS por el LES)
LA Grámatica es LO que tiene para LOS que nos dedicábamos casi en exclusiva a LA espiritualidad en aquellos años.
Pero el LO ¿No era en exclusiva para el género neutro?.
Eso, ni carne ni pescado.

¿LO podré decir sin molestar a nadie?
¿LE dolerá a alguién?
¿LA liaré con todo esta verborrea?
LALO, por favor aclárameLO y perdona si te he incordiado.
LO tenía dentro desde que te leí y tenía que escribirLO.
Pero te quiero.
LO digo de verdad
Gracias
Un saludo y un abrazo.
Y sobre todo SALUD
s.s.s.

Fecha: 11/06/2009 15:19.


gravatar.comCARLOS TEJO

Querido amigo Santos S.S., cada vez me “presta” más leerte.
Me río con tu ingenio sin poder disimularlo. Esta tarde llegué un poco antes de las cuatro al trabajo, y cuando los compañeros entraron me encontraron con una cara de risa de oreja a oreja. Había entrado en el blog y acababa de leerte. Añadiendo a continuación: “No me molestéis en la próxima media hora, que tengo que hacer un trabajo muy importante de literatura”.
No me puedo creer que con la cantidad de “reconquistadores” que pululamos por estas páginas, nadie sea capaz de explicarte lo que queremos decir en Asturias cuando tildamos a alguien de “grandón”

Escribía hace poco Arturo Arias en una columna del diario Gijonés EL COMERCIO

CHARLAS DE CHIGRE
-«Esi tan farrucu está podre de perres, pero güelei mal el calcetu porque lu imprega el sudor de frentes ajenes. Heredó la fortuna, pero él ye más vagu que la chaqueta un guardia: un aguarón que todo lo obtuvo de papu.

-Menos mal que lo principal no ye tener, sino saber gozar de lo que se tien.

-Esa caxigalina filosófica dícenla asgaya precisamente los que no tienen un putu duru.

-Bien grandón yes, jodío, que nadie diría que no tienes ni dónde caéte muertu.

-¡Ya t'oyí, que tengo una parcelina familiar en el Sucu.

-Yes un carajo la vela.

Ya ves querido Santos, cuando vamos de “sobrados”, aquí nos colocan el calificativo “grandón”. Vamos, que en el bar donde prohíben cantar, blasfemar y ser grandón, te están diciendo que si quieres “vacilar”, que vaciles con tu sombra, y además en la calle.

Seguro que la palabra “grandón” tiene más significados, pero este, al menos en el oriente asturiano es el que predomina como definición.
A propósito, ¿Sabes lo que es un aguarón?
Carlos

Fecha: 11/06/2009 17:51.


gravatar.comlalo

Ah!, no, SantosSS.
Ya dije que nada de gramáticas.
Yo solo ofrecí un truco que funciona si el que lo aplica tiene claro cuándo se usa LA.
Si le preguntas a Google por LE/LO/LES/LOS te aparecerán tratados enteros de gramática, miles de respuestas más o menos académicas, desde la que da la Real Academia Española hasta la de Wikipedia, pasando por decenas de foros en los que internautas españoles e hispanoamericanos se hacen un gran lío con el asunto.
Por eso es útil el truco.
Todos los textos académicos dan explicaciones sobre complementos directos, indirectos, pronombres, géneros neutros, masculinos y femeninos...Todo muy complicado. Porque para aplicarlo correctamente necesitas no tener ninguna duda de si se trata de complemento directo o indirecto. Y si no lo sabes, la frase no te lo va a decir. Y si después de analizarlo lo llegas a saber, habrás perdido un tiempo que a lo mejor te hace falta para otras cosas.

De ahí mi truco.
Así que, Santos, olvídate de todo lo demás y si en algún momento tienes dudas en decir, por ejemplo, "LE invité a comer" o "LO invité a comer", pregúntate si también te suena bien "LA invité a comer". Y dictamina: si suena bien LA, en masculino usaré LO.
Un truco, ya te digo. Y nada más.
Salud
Lalo

Fecha: 11/06/2009 18:25.


gravatar.comLuis Heredia

Tejín, buscaremos otru sitiu pal vermú. Ataulfo, genio y figura hasta la sepultura. Tengo que reconocer que se come muy bien, pero para tomar más de un botella de sidra tienes que llevar el bocadillo de casa. Para que nos pusieran un huevu cocidu de tapa, al Pitu costoi un huevu y la yema del otru. Sin exagerar, que es infinitivo, debió de rogar siete veces que nos pusieran, al menos, la mitad del huevu. Y pensar que había chigres en los 50 en los que nos ponían de tapa quisquilles.

Santos, a ver si nos escribes más a menudo porque menudo cómo escribes. Me pasa lo mismo que a Carlos. Me descojono de risa contigo.

"Grandón", como no podía ser de otro modo, y tal como te lo explica Tejín,es el típico aumentativo playu que no tiene nada que ver con la estatura. Presuntuoso, bravucón. Esi va de "grandón" ("Cómo nos explayamos los playos, Decires, refranes y cantarinos de chigre de Gijón. De mi querido amigo Dionisio Viña. Qué buena persona era. Y aunque los gijoneses no nos consideramos para nada "grandones", resulta que presumimos de tener "La Escalerona", "La Piedrona", La Iglesiona", "El Infanzón", "Les Chapones" (porque es femenino y dialecto asturiano, de ahí que no utilice LOS ni LAS)....

Santos, de las tres acepciones de "aguarón", ninguna te tocó.







Fecha: 11/06/2009 23:58.


gravatar.comVibot

¡Hombre, Santines, qué alegría volverte a leer por aquí, escríbenos más, hombre, ya sabes cúanto nos gusta y cuánto te queremos!
¿Qué tal se os cría el nietico?

Lalo, ¡qué buen truco, sobre todo para un palentino, yo siempre me hago un lío con mi laísmo congénito, gracias!

Fecha: 13/06/2009 01:14.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris