Facebook Twitter Google +1     Admin

DESCUBIERTO EL ARGÜESO”

20101008201536-img-2407.jpg

Me he resistido cuanto he podido a publicarlo, pero ante la evidencia de esta bomba informativa...Se me ha quitado el hipo, ha sido atrapado en su madriguera, me he quedado de una pieza, se descubrió el pastel, se han sobrepadado los límites, todo era un espejismo, una simple tapadera, estalló el escándalo, se ha destapado la caja de los truenos, ahora se entienden muchas cosas y esto parece que es solo la punta de iceberg, arde Troya, confundido me hais.

¡Uyyyy cuando se entere la Anselma!

La labor de rastreo del "Pitu" sabueso y su capacidad olfativa han dado resultado.

Helo aquí, el cuerpo del delito, con documento fotográfico probatorio y cuatro testigos de primera, uno de ellos de Orden.

Y no es atenuante alguno, amigo Antonio sombrerero,  que te anuncies como de estilo clásico, siempre elegante, máxima calidad en el producto y personalidad definida ni aunque liquides bolsos, zapatos, flores y tocados de ceremonia.

 


  Ya son famosas las disculpas del Sr. Argüeso: “me caso”; que le hayamos contado ya son cuatro u cinco  los matrimonios contraídos, tantos como encuentros y subencuentros  hemos celebrado, pero ya no le vale, hemos descubierto que no hay tal cosa ( qué más quisiera), Argüeso se gasta  precisamente en Salamanca, sí allí, y tenemos documento gráfico que adjuntamos. Regenta no una parroquia sino una tienda de Gorras marca Unamuno. Resulta   paradójico que un hombre con poca cabeza venda gorras, contradicciones de los humanos. No trabaja en la Universidad, que va, trabaja al lado de la Universidad.   Sr. Argüeso, no es lo mismo enseñar y organizar cabezas que vender gorras para tapar cabezas. Ya no tienes disculpa para próximos encuentros,  y debes saber que,  por unanimidad, hemos acordado que seas tú quien ponga las viandas y bebidas para el botellón que cada año se celebra. Habla con tu amigo Javivi que también empieza a dar disculpas: al parecer la tiene tan grande que no puede con ella (no sé si es la disculpa, la gripe o lo otro…).

Más confirmación gráfica en el álbum del Julián, donde descubrimos que  de cura fracasado pasó a vender gorras.

Argüeso, sin embargo te quiero. Si me odias hazlo después de que pagues ese botellón que nos debes.  

Abrazos. José Manuel Valdés "Pitu".

Viernes, 15 de Octubre de 2010 00:22. antiguosalumnosdominicos #. VARIOS

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comLuis Heredia

Me lo temía. Lo peor de todo no es el escaqueo ni la doble vida que lleva. Vete tú a saber lo que contará por La Grand Place y de lo que fardará.

Lo peor es que reniega de su pasado y se hace pasar por cura, simple y llanamente. ¿Por qué la razón social no es "Argüeso,o.p, o " Dominico Argüeso". ¿Acaso para evitar que alguien le relacionase con un alto cargo de Obras Públicas a quien le vende las gorras de los desempleados del Ministerio? ¿ A cambio de qué? ¿Una vulgar cerveza negra en La Grand Place? ¿Acaso para que no le relacionen con algún comerciante italiano del textil?

¿O es que harto de tanta chanza contra su persona por parte del 59 ha decidido salir a la luz, no ocultarse más, dar la cara y mostrar para envidia de todos que trabajar trabajará mucho o poco con la tiza, pero que con sus negocios paralelos vive como un cura, para envidia del batallón de tiñosos del 59?.

¡Qué desilusión¡ Y yo, creyéndote que eras el santo y seña, bueno ahora solo la seña, de la Edad de Oro del Colegio.

Y sin embargo te quiero.

Fecha: 15/10/2010 18:03.


gravatar.comEl Mudo










Fecha: 15/10/2010 20:04.


gravatar.comLuis Heredia

El Mudo calla, luego otorga.

Fecha: 15/10/2010 23:19.


gravatar.comAntonio Argüeso

Pero a ver, ¿qué pasó en Salamanca que no contáis? Que tras el encuentro no paráis de escribir. Pero si hasta el Julián se ha desmelenao y nos ha dejado escritos 109 vocablos. Bueno y qué decir del locuaz y a veces (aunque sólo a veces) elocuente Pitu, tan callado él en la paramera y en los agrestes montes junto al Besaya; ¡nos lo han cambiado! En fin que no hay forma de meter baza, que por estas tierras no hubo ni docesdeoctubre ni otros festejos, que los que seguimos en el curro para alimentar a tanto vago que ahora le ha dado por escribir, cuando nos ausentamos unos días tenemos que recuperarlos.

Y pensar que esta mañana, tras dos días sin entrar, me había levantado tempranillo sólo para ponerme al día y… ¡con qué me encuentro! Si lo llego a saber…

La lectura en verso de Cirauqui y en prosa del Pitu, con los amenísimos comentarios de presentes y hasta de ausentes (tardías felicidades, Javivi, por si te das por aludido) me había puesto los dientes no largos, sino larguísimos. Verdad es que el recuerdo de la reciente y entrañable ceremonia del bautizo, dirigida con muchísimo tacto y acierto por José Luis Lago, otro egregio del 59, suavizaba la nostalgia.

En fin, que había comenzado el jueves una entrada con un “caro Pitu” que afortunadamente no pude concluir, pues lo de “caro Pitu”, tras las últimas tretas del interfecto, no procede ya. Bueno que yo también te quise y hasta te quiero, a pesar de que me pusiste los cuernos en Roma con gente de diversa calaña, no lo olvides.

Luisín, es que los que viven como un cura son los curas.

PS Nadie habla de los dibujos de santos que se han descubierto en las paredes externas de la biblioteca de la universidad. Me imagino que tan docto grupo sí visitó la biblioteca ¿o no? Me dijeron en su día que su finalidad era evitar que los estudiosos de entonces aligeraran la vejiga frente a la pared.

Fecha: 16/10/2010 07:59.


gravatar.comJavier del Vigo

Comienzo el sermón de este fin de semana en paz. Sólo el inicio es pacífico, advierto, Pitu.

Paz para recibir tu felicitación, Antonio, ¡cómo no! Agradecido, además, comarcano campurriano; “tu en Boston y yo en California”, pero ¿hay distancias cuando hay cariños?

Aún desde la paz inicial, una pregunta: ¿por qué esta puñetera manía de felicitarnos por envejecer, que tenemos los humanos si, luego, cuando morimos, lloramos por la muerte del ser querido? Pues mejor no haber “festejado” la efeméride. O aún más mejor, pedirse cada cual en qué año de su vida quisiera plantarse…


Dicho lo anterior, que se desaten los truenos, las cajas y hasta el caballo que llenó Troya de espejismos, escándalos y bomberos griegos, dispuestos a recuperar el honor y la honra que les arrebató Elena, que puso su fuego en nido enemigo! ¡Que Homero cambie la lira por la honda!
Que se quiebren los pilares del mundo, que se desató la guerra entre nosotros. Igual que en la antigua Troya, Antonio, los enemigos de la patria nos han metido un caballo de madera en plena acrópolis: el Pitu.

Aunque esta sea guerra de papel, ¡a la guerra!. ¡Que arda Troya por el fuego de las teclas, en esta guerra virtual, digital y total!

Miro el portillo. Lo remiro… ¡No me lo puedo creer!

¡Puñetera manía de señalar, en este solar ibérico! ¡Acusicas, coñe! ¿No visteis al Pitu -Daniel, Perico, Javi-…? Vosotros, señalando, brazo en alto, y él… ¡manos al bolso, a saber maquinando qué otra “travesura”!

Posiblemente, silbaba por los bajines. El muy jodío… como el Capitán Araña.

Adviértote, Pitu, que no has atinado ni una con tus venablos mendaces. Verás, empiezo por lo que más me importa: Antonio y yo –los dos- tenemos todo grande: una gran envergadura (ejem, qué redundancia! De 183 centímetros pa´rriba), un peso respetable (en torno a 90 en canalillo), buenas ancas para recorrer montes (Antonio es más “korrikalari” que yo, pienso), siempre buscando setas, sea en el Hijedo, en los Alpes o en el Monte de Venus… ¡Ay, Pitu: estamos en tiempos de otoño; nos caen las hojas, mágicas entre doradas y rojizas, pero el retrogusto por el triunfo sobre la seta se nos mantiene erecto, como cuando en la Paramera; seguimos con envergadura prominente y seguimos sosteniendo el futuro firme con nuestras manos, no con papel de fumar! (¡¡Toma ya dobles sentidos!!).

Por cierto, Pitu: andábamos pensando Antonio y yo contratar un sumiller de corps, para que cuide de nuestras “reales cámaras” cuando “descansamos en nuestras villas campurrianas”. No olvides que Antonio desciende del ilustre solar de los Argüeso. Si el puesto fuera de tu agrado, el puesto es tuyo; verías que nuestras cabezas son normales, pero equilibradas; con capacidad de aguante y mucha retranca; somos, además, síntesis cuasi perfecta de la geografía natal donde fuimos paridos y de la educación que nos hicieron aprender en aquel colegio; colegio semejante a boletus edulis, -hormigón, acero, bronce y cristal entre casas de adobe y sequía educativa del país-. El resto, cosecha propia de Antonio y mía porque los cimientos eran buenos. Ah, para emolumentos, habla con Antonio, que es más "potente" que yo!

Una sugerencia final, Pitu: ¿fuiste a la Cámara de la Propiedad de Salamanca para averiguar quiénes son los empresarios dueños de la tienda que vende gorras en la foto? ¡Seguro que no! ¡Si es que no sé dónde estudiasteis de jovenzuelos, leches! Además de que señalar con el dedo es feo, noto que todos apuntáis -Daniel, Perico, Javi-, al apellido Argüeso… Y a la izquierda de Argüeso ¿no hay nada? ¿Ningún otro apellido? ¿Por qué no apuntáis también hacia la izquierda? A mi “Cura” me suena, no sólo como “ministro” divino; también como apellido… A ver si en esta empresa hay contubernio judeomasónico ya desde hace medio siglo… ¿A nadie se os ha ocurrido que además de gorras, la empresa vende champiñones, miel…?

¡Y sin embargo, yo también os quiero, aunque me haya levantado hoy "guerrero"!

Fecha: 16/10/2010 12:02.


gravatar.comJOSE MANUEL GARCÍA VALDES

Javivi, cómo me gusta la guerra o mejor, el juego de la guerra, y ésta de papel y tecla, mucho más. Te muestras como un gran maestro de estas artes, se nota que treintaytantos corrigiendo libretas te han dado una gran soltura. Me gustaría que aumentara el número de jugadores para que la guerra resultara global, como la crisis. Lo tuyo no son venablos, son sartenazos pero muy bien dichos. No sé si estuviste en la guerra de Troya pero tal lo parece. Lo de compararme con el caballo de Troya no sé si lo dices por lo del relincho o por las orejas o por tener la cabeza de madera (serrín),de cualquier modo te ha quedado bien, muy guerrero. Me hace falta un Odiseo que piense y me lleva de vuelta a Ítaca pasando por Casorvida. Si es que tan unido estás al Antoñito bien pudierais entre ambos organizar un “alcuentru” en esos Montes que circundan el Valle del Arroyo. Hablando de mendacidades te diré que no sé cómo la tiene él porque no se la vi pero todos sabemos cómo te las gastas té en tamaño; no sabes los competidores que te han salido, Julián no solo la tiene grande sino también “elongable” y con recambios, propia de uno del 59. Hablas de subir montes, cómo me gustaría introducirme en la boscosidad del monte ése que citas y disfrutar del placer de una buena seta; quién pudiera escalar a Venus, pero la edad le hace a uno andar por el llano y con ayudas. El Homo erectus , con el paso del tiempo y los achaques, se ha convertido en homo flácidus; ahora ni con papel de fumar ni con papel albal. Pero hablábamos de la guerra. Daremos paso a que otros guerreros lancen sus dardos, pero ya sabéis lo que decían los del cuartel del Coto en Gijón. “disparad sobre nosotros que el enemigo está dentro”.
Sobre el negocio de la tienda “el cura Argüeso” queda mucho por investigar, espero que mi amigo Julián me invite a Macotera para, desde allí, hacer las pesquisas pertinentes.
El cupo de tonterías del día ya está cubierto.
Yo os quería.

Fecha: 16/10/2010 18:42.


gravatar.comAntonio Argüeso

Díjolo Javivi y punto redondo, Pitu. Fíjate que no ya la Anselma, sino hasta el mudo se ha quedado sin voz. Y no esperes ni aguerridos ni tan siquiera flácidos guerreros por estas lides. Demostrado queda que en la paramera a leer aprendieron casi todos, pero al tecleo dirigido con santa paciencia por Lebrato en las Remington aquellas, pocos.


¡Ah! y desde ya emplazado quedas tú, y quien se atreva, a un veraniego encuentru por los agrestes montes y salubres aunque peliagudos hospedajes (de ahí “a quien se atreva”).

Fecha: 17/10/2010 07:25.


gravatar.comJulián Ruano

Pone en duda el Pitu la bondad de los encuentros que venimos celebrando con argumentos poco sostenibles, producto de una lectura rápida y superficial del Samuelson. No se atrevió a incluir en su crónica de Salamanca 2010, que una vez concluido el botellón nos reunía a los componentes de la yeguada del 59 a altas horas de la noche para terminar de leer el libro, pues en época de estudiente no le resultó posible y al día siguiente se presentaba en la peña de Francia un ilustre profesor de sociología, Juanjo, y quería esta a su altura. O tal vez fue una treta para ser los primeros en acudir a maitines.

Pitu, de las crónicas mencionadas, una pequeña observación. Olano, que qudó prendado de la sierra, del campo charro y de la ciudad optó por quedarse una semana más para conocer a fondo las dehesas, para ayudar al mayoral a dar de comer a los toros. Tú en cambio, vas de turista japonés con cámara en ristre esperando ver los toros a pie de cuneta.

Me alegro mucho, De Pablos, que consiguieras un buen trabajo con Pepe Halcón. No solo se debe a las glosas del Pitum también a la encuesta que me envió Pepe. En ella te puse por las nubes, junto a las águilas reales, esas que no veía el Pitu porque en Caasorvida deber convivir a la altura de las gallinas. Con una comida en Mogarraz, en ese restaurante que presume Barrado, queda zanjada la deuda. También Pepe me preguntó por Barrado y la opinión fue buena, pero existió un pero. Buenas, muy buenas fueron tus explicaciones pero llegando al tema de Viriato, Viri para los amigos, patinaste algo. En cambio superaste con creces la modificación del itinerario para pasar por Mogarraz una vez limpio y aseado como se merecían tan ilustres visitantes.

Javivi, sí nos informamos que regenta la sombrería un tal Argüeso, oriundo de la montaña, según nos constató una camarera. No resulta necesario acudir a la Cámara pues bien sabemos dónde vive y dónde trabaja Antonio. El mismo hace alardes de medidor de cabezas humanas extensible a otras partes, vocablos incluidos. Como los escribanos y artista tenéis licencia para cumplir años cuando lo deseáis, dejo mi felicitación perenne para cuando decidas hacerlo nuevamente y no llegue a destiempo. Un saludo.

Fecha: 17/10/2010 19:19.


gravatar.comJOSE MANUEL GARCÍA VALDES

Julián, mariconaso, te pasaste todo el encuentro poniendo de vuelta y media al Antonio y ahora vas y te alías con él, ¿Eso es de águilas o de gallinas? Vete preparando un ágape para acabar de comentar con Juanjo y José Luis Sánchez el Samuelson y el Merril; que sepas que no sólo los tengo en mi estantería sino que también los he usado como pata de cama y tienen una buena resitencia, también sirven como armas arrojadizas. Con tus entradas refuerzas el argumento ya casi admitido de que promociones promociones sólo hay una lo otro son promocioninas, man que les pese. Citas a Barado y su Mogarraz y no ssabes, tal como me contó de Pablos, que los de Mogarraz no saben escribir, crían cerdos. De Pablos con su pluriempleo tendrá,cuando vaya a Madrid, que invitarnos a jamón de los cerdos de su pueblo.
Olano no se quedó por ver Salamnaca sino por no pagar lo que le debía al Menistro. Salamanca no vale ni una misa.
Mándame los 1000 € que te dejé en Salamanca.
Abrazos

Fecha: 17/10/2010 20:12.


gravatar.comGerardo Barrado Martín

Cronistas, reporteros, fotógrafos… Argüeso, ¿que qué tiene Salamanca que da para tanto? Difícil respuesta cuando se pretende aprehender tantos siglos de historia en unas cuantas intervenciones. Prosigamos ahondando, con una intervención más, la mía, la que no ha podido ser antes debido a mis ocupaciones familiares.
Es claro y notorio que los años perjudican; sin embargo, a unos les afecta en demasía. El caso más evidente es el “Pitu”. El sacarte de tu entorno –de esa Asturias hermosa, pero húmeda y brumosa- a la ancha Meseta, llena de luz, de horizontes vastos y ventanales abiertos a los cuantro vientos, te ha desorientado. Si a todo esto le añadimos las mesuradas y detalladas explicaciones del “guía” Javier Martín de Pablos, la calurosa acogida del P.Ángel en el Santuario de la Peña de Francia así como la ventolera que por allí volaba, diagnosticaremos que este hombre –asturiano de pro- quedó tocado,afectado total. ¿O sería, la sabrosa y copiosa comida en la Abadía regada con vino de Duero, la causa?
¿Acaso no está afectado quien ve piara de cerdos que, según tú, criamos los de Mogarraz cuando, en realidad, era un único ejemplar, eso sí, pata negra, producto de la tradición popular? Le denominamos “Toñín”, por aquello del cerdo de San Antón. ¿Y lo del microclima? Así de mal tu cabezo, complicado lo tenía para aclarar tal concepto. Al extraordinario embutido y jamón, añádele la carne “asá”, las patatas “meneás”o el “limón serrano”-algún sucedáneo tomaste en la Abadía- tienes que añadir, las ricas castañas, nueces, higos, caquis, membrillos, melocotones, manzanas, peras, las insuperables ciruelas claudias, variedad de cerezas, aceitunas, uvas… además de un gran surtido de productos de la huerta. Éste es el resultado del tan cacareado microclima. Y lo que es aún más importante, un excelente puñao de gente siempre dispuesta a hacértelo pasar bien.
Lo del Cura Argüeso es un caso cerrado. Documentos de archivo consultados– hoy en la biblioteca de la Casa de las Conchas- recogen que se trata del señor arcipreste de la iglesia de San Salvador de la ciudad de Toledo, el que casó a Lázaro de Tormes con la criada suya, que marchó a la universitaria y licenciosa ciudad de Salamanca. Las malas lenguas, que nunca faltaron ni faltarán, comentaban que lo hizo para borrar pistas sobre los tres partos que la criada había tenido antes de casarla con Lázaro e, incluso,de las constantes entradas y salidas de la casa del arcipreste aun después de haberla casado. En Salamanca –disimula cara mula- decidió despistar al personal. Para ello, puso un negocio para aliviar ciertos complejos humanos: cráneos apepinados, calvicies… De ahí el negocio de los sombreros. Pronto se propagó, entre el mundo estudiantil, que, así como el carbrón monte quiere, el fornicador carne quiere. Siguió haciendo de las suyas y… hasta estos días, en que sus descendientes siguen regentando el negocio del arcipreste fornicador. Moraleja: si por Salamanca vas a comprar algún sombrero, déja a la parienta en casa alejada del tal Argüeso.
“Pitu”,¿Te habrás enterado que tenemos dos Catedrales, dos Universidades…? Para contar y no parar. Claro, la Inconclusa de Oviedo en poco tiempo se ve. Conviene que amplies conocimientos sobre Salamanca y, para esto, tienes que estirar el tiempo y la cartera; como han hecho otros.

Hechas las puntualizaciones pertinentes, ahora quisiera aprovechar para hacer público –ya lo hice personalmente- mi felicitación a Javier Muñiz por conseguir que todo saliera bien, incluso la comida en la Abadía que, como te expresé, tenía mis dudas. Igualmente, expreso mi alegría que fuera posible hacer un pequeño hueco en el horario, para que todos hayáis podido ver una joya bien conservada: Mogarraz, Monumento Histórico-Artístico. No vimos la parte alta, donde se encuentran las casas de Eugenio y la mía; es una zona llena de higueras gigantes y frondosas hortensias. Para otra occasión . Le comentaba a Froi y a Chemari que, para el año 2012, está preparando Florencio –Catedrático de Arte y afamado pintor mogarreño- una singular exposición que será célèbre en Castilla-León. Espero organizar algo que, en su momento, ya os lo haré saber. La visita relámpago os ha servido, al menos, para acercaros al Paraíso; queda disfrutar algo más de él.
También quiero destacar la extraordinaria labor del cronista, “in situ” y de rabiosa actualidad , de Cirauqui. Tu objetividad te honra; no así la de otros que, intentando solapar la realidad, adornan su crónica de excesiva retórica. No obstante, el cierto tono irónico la salva en gran medida. (N.B. ¿Está claro a quién me refiero? Al buen entendedor…).
A todos los reporteros gráficos, que habéis dejado testimonio con vuestras excelentes fotografías la belleza natural de mi pueblo, mil veces mil gracias.
Ruano, puedes quedarte con los elogios e invitaciones del Sr. Pepe, el de Villanueva, no le tengo muchas simpatías, aunque sea serrano como yo.

“Pitu”, para animarte un poquito, te invitaré a buen jamón para que no te dé envidia el de Alfayate. (Por cierto, tengo deseos de saber cómo te ha salido). Con un buen yantar y bebida de bodega propia, todos tan amigos. No soy rencoroso.
Hasta la próxima.
Gerardo Barrado.

Fecha: 20/10/2010 23:13.


gravatar.comJOSE MANUEL GARCÍA VALDES

Si te soy sincero me preocupaba que intervinieras, amigo Gerardo. Sospeché primero que lo del cerdo te había abochornado un poco, pero ya veo que Antonín, que así se llama también el Argüeso, es motivo de orgullo y lo celebro, cada uno tiene los cerdos que quiere,donde quiere y los subasta si puede. Espero que tu tardanza no fuera por motivos graves. Sabes que en mi prosaica crónica el objetivo per se era suscitar, excitar y mover a que los remisos entraran y, como tu, dijeran y dieran "leña" a diestra y a siniestra; se nota que eres "mogarraceño" hasta los tuétanos porque sólo te faltó decir que a es el lugar destinado por el Padre para los limpios de corazón. En esa zona habrá muchos límpio porque con aquel aire y aquel caho microclima es fácil estar limpios de polo y paja. Espero que sigas en línea y nos des tus puntos de vista sobre los divino y lo humano.
Vosotros tenéis dos universidades y dos catedrales, que sepas que en Asturias cada escuela y cada capilla tiene categoría de Univerdisidad y de Catedral, ¿cómo, sino, iban asalir cerebros tan egregios y personas tan comedidas como las que conoces?
Mantendré mi amistad con Julián porque sé que a él le vas a invitar a comer del cerdo y me gustaría que invitaras a sus amigos; él sólo me invita a chorizo de palo.
No dije en la crónica que todo lo que contaba de Pablos tú lo sabías casi todo y, por lo bajini, ibas diciendo que se quedaba corto, es decir, que si tu hubieras sido el speaker todaía estaríamos en el bus escuchando las grandezas de la zona.
Comprenderás que nada de lo que digo es broma, siempre me gustó enfrentarme a la vida con cara seria.
Un abrazo y cuida de Antoní

Fecha: 21/10/2010 09:48.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris