Facebook Twitter Google +1     Admin

Belleza literaria de los recuerdos

20110417233603-cicero.jpg

Así titula nuestro muy querido compañero Maxi Trapero (gracias amigo Maxi) la reseña que del libro de Isidro Cícero LA VENDEDORA DE GLOBOS publica hoy el Diario de León dentro del suplemento literario El Filandón (página 6 reseñas). 

Os la transcribo en su literalidad pues he sido incapaz de encontrar el enlace a esta información en la edición digital.

Y lo hago con el orgullo que me produce "nuestro" libro.

En la fotografía el padre y la madre del libro, Isidro y Lalo Mayo, el grande, el día de la presentación.

Os dejo el recorte en el álbum PRENSA de Ver Fotos/Documentos.

Buen augurio ante la próxima aparición de nuestro segundo libro CUADERNO DE LA MEMORIA.

 


 

 

Belleza literaria de los recuerdos

La vendedora de globos

Isidro Cicero, León. Antiguos Alumnos Dominicos Virgen del Camino

(Colección “El Tomillar”) 2009. 242 pp.

MAXIMIANO TRAPERO

 

____20110417234015-maxi.jpg___

 

 

Este es un muy hermoso y singular libro, pero no trata de globos ni de una mujer vendedora. El título es una hermosa metáfora de su contenido: un manojo de globos bien amarrados a una mano que al cortar los bramantes que los sujetan se elevan y se pierden  en el viento, cada uno a una altura, cada uno a su ritmo, cada uno en una dirección…

Lo que está detrás de la metáfora es una historia cierta, vivida por el autor (por los autores del libro, por lo que después diré) y también por quien esto escribe: la historia de una época de los que fueron alumnos del colegio de dominicos de la Virgen del Camino desde finales de la década de los 50. Pero ¡qué historia! Que trasciende con mucho el interés de sus protagonistas e interesa a todos los públicos pues admirable retrato es de toda una época, de unos métodos educativos, de la sociología que imperaba en el León de entonces, de unas generaciones de muchachos muchos de los cuales han llegado a ser directivos de la sociedad actual en los sectores más variados.

¡Y contada con qué hermosa prosa! No pierdan de vista ni olviden el nombre de su autor, Isidro Cicero, un talento literario nada común, excepcional. El libro que ha escrito es una maravilla, una de las lecturas más deliciosas que yo haya tenido en los últimos años. Lo recomiendo vivamente a quien quiera gozarse en el acto solo de la lectura, al margen del interés de los cosas narradas.

El libro es, además, fruto pionero de las posibilidades que Internet ha puesto a disposición de la sociedad cuando hay alguien detrás que sabe gobernar esas posibilidades, y ese ha sido Jose María Cortés, leonés distinguido, con la creación del blog que aparece en la cabecera del título.

El motivo, el reencuentro programado para celebrar los 50 años de la Fundación Virgen del Camino. Una brisa propicia volvió a juntar aquellos globos que se dispersaron. Y los recuerdos de uno y las ganas de todos por reconstruir aquel pasado colegial, la prosa maravillosa de Isidro Cicero y los comentarios posteriores del resto de colegiales asomados al blog han logrado un libro testimonial admirable.

20110417234213-explorar.jpeg


Lunes, 18 de Abril de 2011 06:50. antiguosalumnosdominicos #. COLECCIÓN EL TOMILLAR

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comJosé Luis Alcalde Revilla

Fffff!!!...Un globito insignificante, pero bien inflado y coloreado, desde que mamá y papá le dieron el primer y vital soplido, en Madrid, pasando por infladas caleroganas, caurienses, hasta llegar al hoy, en el que, desde el máximo de la inflación vital, coloreada y enriquecida por tanto soplo vuestro, blogueros animosos, suelta el aire, más sano y refrescante, para decirte Sidrín: ¡¡¡NORABUENA Y G R A C I A S, sobre todo A TÍ y a MAXIMIANO!!! LO MERECES...MERECÉIS TODO, PREMIOS, COMENTARIOS PERIODÍSTICOS Y GLOBEROS, como el de este pequeñín (¡ya verás, los más grandes y bien "inflaos", lo que TE/NOS dicen!.) LEER ES TAL DISFRUTE QUE LLEVA A LA RELECTURA, y al comentario contigo, que, por cierto, tengo pendiente...HASTA PRONTÍN...SIGAAAMOOOSSS...y ¿cómo no? un besín-besazo pá tí el primer y otro pá Maximiano, con un rosario de ellos inacabable pá tós, GLOBO POR GLOBO, "GLOBEROS-BLOGUEROS", de este globín-bloguero chiquitín, pero lanzao y valiente, que os quiere cantidá, jose, el besuconcete.

Fecha: 18/04/2011 09:35.


gravatar.comLuis Heredia

Ffff¡¡¡. Me respingué con el comentario de Maxi.

Fecha: 18/04/2011 10:23.


gravatar.comJoaquín Urbano

Lo que Maxi Trapero cuenta en el suplemento del Diario de León, he tenido la oportunidad de escucharselo a él de viva voz.
Reconoce el tremendo esfuerzo de José María Cortes en el despliegue del Blog y, sobre todo, reconoce unas tremendas virtudes literarias a Isidro Cicero por el que siente una gran admiración, que no se ha cansado de reiterarme. Sabedlo pues los interesados.
Maxi yo te agradezco, y pienso que el resto de los blogueros también, este reconocimiento expreso. Espero continuar, por nuestro paseo de Las Canteras,disfrutando de tu compañía y comentarios. Un fuerte abrazo.
P.D.- Aparece un pocó más, sé que te resulta difícil, por el Blog.

Fecha: 18/04/2011 11:25.


gravatar.comJesús Herrero

Maxi, qué razón tienes en todo. Yo añadiría (más que nada por añadir algo), que las mujeres de estos dos muchachos también hacen lo suyo aguantando todo el tiempo que se gastan, el uno hinchando Globos y el otro inflando Blogos. Menos mal que hay alguien como Maxi que nos recuerda estas cosas. Qué sería de nosotros sin vosotros/tras.

Fecha: 18/04/2011 13:50.


gravatar.comLuis Heredia

Hola, yo os quería enseñar mi claustro, mi patio, mi comedor, mi dormitorio corrido, mi teatro, mi pasillo de clase, mis campos de deporte, mis clases, mi Iglesia, mi coro, mis wáteres y muchas cosas más que dejé allá en el 64 en Sto. Domingo, de Oviedo, claro está y no en Centro América, para incorporarme a la paramera en 3º de Bachiller. Allí, en Sto. Domingo, me hicieron un joven de bien y no me costó nada por ser yo de familia numerosa. Lo único que me costó fué recibir la primera bofetada nada más llegar por negarme a comer macarrones. Desde entonces, odio los macarrones y no al fraile que me dio las primeras obleas, incluso antes de oír la primera Misa en el Colegio.

Y digo que no os lo voy a enseñar por que aunque sois mis hermanos, antes está una hija y voy a tener que hacerme el argüeso.

Mi hija viene a pasar la semana última del Mes de Mayo a los Mares del Sur, después de seis meses de trabajo con los gabachos en el Hospital de Évreux y no puedo faltar a la cita.

El Furri me dijo que aunque faltara, me ibais a querer más. No sé por qué lo dijo, pues yo preferiría que me quisierais menos estando yo de cuerpo presente.

Así que, me acordaré de vosotros y del Colegio los días de autos. Por lo menos me queda el consuelo de que yo también os querré más.

Seguro que lo vais a pasar como los indios y yo disfrutaré viendo los videos y las fotos en el álbum de alguno. Si veis al P. Cerrillo y al P. Fermín, les dais un abrazo de mi parte aunque ya no se acuerden de mi.

Fecha: 18/04/2011 23:55.


gravatar.comAntonio Úbeda

Es una maravilla leer los globos que Cicero “soltó”, pero con un cabo largo que le sirvió para recuperarlos y dejárnoslos a todos perfectamente colocados en La Vendedora de Globos.

Y de su lectura se me despierta la memoria y el recuerdo………..

Cicero se acuerda de música mientras comía. Música que oía sin entender y que luego, seguramente, entendería sin oir.

Yo recuerdo música, pero de fiesta:

“A las seis se despierta tu hermana,
ay que rica la madrugada………

Las vacas del pueblo
Ya se han escapao, riau, riau”

Todo eso mientras desayunábamos nuestro chocolate con churros y tiburones. Nunca había oido jotas navarras ni la música de los San Fermines

Delicioso.

Otro día.

En mi casa, porque a mis padres no les gustaba, apenas si comíamos verdura. Hortalizas muchas, pero verdura…., ninguna.

Y hete aquí que un día en el comedor nos sirven algo verde, con hojas, con perdigones (garbanzos) y que alguien calificó de “BERZAS”. ¿Y eso que es?

Por no ser menos que nadie y por aquello de aprender y también no quedarme sin comer….., ¡cucharada a la boca!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡La virgen!!!!!!!!!!

La glotis, la epiglotis, la laringe, que se yo. Todas se negaban a tragar aquello que tenía en la boca. Escupirlo era una guarrería. ¡¡Agua. Que ayude a pasarlo!! Nada. Tan solo conseguí tener los carrillos como el muñeco del Netol con todo ese revoltillo.

Yo no sé como logré tragarlo. Pero entonces comprendí a mis padres y su apetencia por las carnes y los guisos.

Y para no cansaros, pero para no olvidarnos.

En todas las discusiones que he tenido alguna vez hablando de la educación en los colegios de religios@s, siempre contaba el mismo recuerdo y repetía la misma frase: “Tal vez la forma no fuera la mas correcta, aunque en aquellos tiempos se llevaba tanto en lo laico como en lo religioso, pero era el fondo lo que importaba. El cómo se descendía hasta el último grado de la educación. No se olvidaban de nada.”

El Padre Cura vigilando la comida. En esto que se acerca a uno de nosotros y sin mas…., ¡cogotazo!

Caras de asombro entre lo que formábamos la mesa, y mucho más en la del receptor del cogotazo.

- ¡Te he visto beber agua seis veces sin limpiarte antes la boca!

Ya no se lo hago a mis hijos, que ya no lo hacen, pero no se me olvidó el enseñárselo.

Que descanséis.

Fecha: 19/04/2011 20:17.


gravatar.comJesús Herrero

Argüeso, que te estoy viendo. Escribe algo ahora mismo ¿Es que te has quedado sin teclado?

Fecha: 19/04/2011 21:32.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris