Facebook Twitter Google +1     Admin

CREADOR INEFABLE

20110622171137-orciones.jpeg

En el trascurso de todos estos encuentros que hemos seguido manteniendo en León, Villava, Caleruega, Salamanca, Oviedo, etc., tras el maremoto del mes de Octubre de 2007, he preguntado repetidamente a compañeros de la gloriosa del 61 y a otros de las no menos gloriosas, sobre una oración que yo recordaba rezábamos de pie al inicio de cada clase.

Ninguno de mis interlocutores recordaba tal oración. Yo tenía clavada en la memoria la primera frase: CREADOR INEFABAFLE...y ya no recordaba las siguientes.

Y mira tú por donde, en un documento que me envía Santos S. Santamarta, en este pequeño librito de Oraciones con pastas rojo oscuro como de hule que tdos teníamos (con dibujos creo del P. Arruga) aparece dicha oración que paso a trascribiros:

ORACION PARA EL ESTUDIO Y LAS CLASES

Creador inefable,-que eres la verdadera fuente de luz y sabiduría:-dígnate infundir sobre las tinieblas de mi entendimiento -un rayo de tu claridad.-Dame agudeza para entender,-capacidad para retener,-método y facilidad para aprender,-sutileza para interpretar,-y gracia copiosa para responder.-Amén.

Y decía el Fraile: Trono de la sabiduría.

Y todos respondíamos; Ruega por nosotros.

 

Haced la prueba de recitarla en alto un par de veces, que no os ecuche nadie, seguro que ya la recordáis.

Sábado, 25 de Junio de 2011 10:53. antiguosalumnosdominicos #. FOTOS Y DOCUMENTOS

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comVibot

¡¡¡Qué recuerdos!!!

¿No sería posible reproducir íntegro, en facsímil a poder ser, ese librito de oraciones?

Agudeza para entender
Sutileza para interpretar
Gracia copiosa para responder...

¿Se puede pedir más y mejor?
Quién escribiría ésto?

Fecha: 25/06/2011 13:31.


gravatar.comfernando muñoz box

Envío esa versión que aparece en Internet. Me parecía que se le atribuía a Santo Tomás de Aquino, pero no tengo la certeza de la cita.

"De Santo Tomás de Aquino para antes del estudio


Creador inefable, que de los tesoros de tu sabiduría formaste tres jerarquías de ángeles y con maravilloso orden las colocaste sobre el cielo empíreo, y distribuiste las partes del universo con suma elengancia.
Tú que eres la verdadera fuente de luz y sabiduría, y el soberano principio, dígnate infundir sobre las tinieblas de mi entendimiento un rayo de tu claridad, apartando de mí la doble oscuridad en que he nacido: el pecado y la ignorancia.
Tú, que haces elocuentes las lenguas de los niños, instruye mi lengua e infunde en mis labios la gracia de tu bendición.
Dame agudeza para entender, capacidad para retener, método y facilidad para aprender, sutileza para interpretar, y gracia copiosa para hablar.
Dame acierto al empezar, dirección al progresar y perfección al acabar.
Amén."

Hasta pronto



Fecha: 25/06/2011 23:38.


gravatar.comLuis Heredia

De las dos versiones, me quedo con la reducida. Menos retórica que la del propio Sto. Tomás, que al ser teólogo, se enrollaba como el bigote de una gamba, que dicen por aquí, y en Italia, más liao que la pata de un romanao. O sea, la versión del autor es evidente que ya era para aquellos que dejaban el bachilllerato y el intelecto debería empezar a ser acorde con la blancura de los hábitos, pues el Espíritu Santo, en Filosofía y Teología, comenzaba a dar signos de flaqueza y más que infundir sabiduría infundía respeto.

Josemari, me he leido la oración, la versión reducida, claro está, pues la original me obligaría a acudir al Diccionario, como decía, la he leido tres veces y empiezo a recordar algo de ella.

No se pudo haber creado oración más precisa y preciosa para el estudio y las clases. Seis renglones que encierran el secreto del estrudio, conocimiento y saber, para los que quieran conocer y saber, lógicamente, y además, para rematar, la solución para obtener un buen resultado en los exámenes: ni más ni menos que UNA GRACIA COPIOSA PARA RESPONDER. ¡Toma ya¡

Lo que no es lo mismo que UNA COPIOSA GRACIA PARA RESPONDER O RESPONDER CON UNA GRACIA COPIOSA O RESPONDER CON UNA COPIOSA GRACIA O RESPONDER GRACIAS A UNA COPIOSA O RESPONDER CON GRACIAS A UNA COPIA, y así hasta la NADA DE PEDRÍN que era lo que yo hacía en muchos exámenes: RESPONDER NADA a pesar de orar cien veces antes del examen y pedir doscientas al Espíritu Santo que me diera la misma gracia que yo tenía para unas cosas, la misma para los exámenes.

El Espíritu Santo, en algunas ocasiones, me escuchó. En otras, o estaba de vacaciones o estaba atendiendo a otros más necesitados que yo de gracia.

A pesar de todo, le tengo que dar muchas gracias al Espíritu Santo y a la gorra de algunos frailes con la que me obsequieron sin hacer más mérito que vestírmela sobra la cabeza para que no se me escapara el poco serrín que se me almacenaba en mi cerebro. Siempre pensé que lo mío hubiera sido la carpintería. Al día de hoy, con todo lo acumulado, tendría para fabricar tableros de aglomerado como para cubrir la Paramera. Y eso que era grande; la Paramera; bueno, y mi cabeza también.

Y yo hago el mismo llamamiento que Santos M. Vibot: Que se publique el libro de Oraciones y que no se lo quede para si solo el portador actual del mismo, que además de ser Santos también, es una bellísima persona, sin duda ayudado por la lectura diaría del libro que con tanto mimo y cariño guarda en la mesita de su habitación junto a otros objetos de incalculable valor.

Seguro que tu aportación nos volverá a servir de tanta ayuda como en aquellos años de esfuerzos para sacar adelante las asignaturas. Una ayuda nunca vendrá mal.

Santos S. Santamarta, NO TE HAGAS DE ROGAR TANTO Y ESCRIBENOS MÁS. Al menos, yo te echo mucho de menos.

Después de esta temprana reflexión herediana dominical, os deseo que tengáis un buen Domingo.


Fecha: 26/06/2011 09:42.


gravatar.comJOSE MANUEL GARCÍA VALDES

Por no recordar no recuerdo ni que estudiara; aprobar debí de aprobar porque pude convalidar, si así fue seguro que se lo debo a que todos mis libros estaban encabezados con algo tan original como aquello que decía "Virgen santa, virgen pura, haz que apruebe esta asignatura". El caso es que nunca fui demasido mariano, pero ... Los del 59 éramos unos iluminados y aprobabamos cuando queríamos, sin trucos y sin gorra que , de aquella, no se llevaba. Pensándolo bien, quizá el Argüeso aprobara Metafísica por la gorra no con la gorra.
Heredia, cuidado con el Pedrín, en las Caldas rezó a San Urdanoz y aprobó; en Roma no rezó y aprobó, Cómo? Por Nada y gracias a otras estrategias que le enseñó su amigote Julián.
La oración del "buey silencioso", el que arremetió tizón en mano contra la mujer de mala vida, es preciosa como lo es su "Pange lingua" y su final "Tantum ergo". Si el creador os hubiera dado tanto como se pide en ella seríais todos como los del 59. Casi nada lo del ojo: luz, sabiduría, sutileza, claridad, agudeza, retentiva, método, facilidad, graciosidad (para Heredia), ¿dónde hay que firmar?
Que el facedor nos dote de todo ello. Un abrazo

Fecha: 26/06/2011 19:15.


gravatar.comMalvárez

Esa oración no la recuerdo de La Paramera, pero el curso 62-63, el P. José García, profesor de religión, nos hacía rezar antes de clase la versión tomista.

Fecha: 27/06/2011 01:09.


gravatar.comfernando muñoz box

En el Corpus Thomisticum aparece recogida como de autor desconocido y en el titular de "Preces". Así que se atribuye la oración a Santo Tomás como "vox populi" pero sin mucho fundamento. Conviene decirlo.
Los amantes del latín pueden comprobar si la traducción es correcta o no.
Aparte de eso yo también estoy por la belleza del texto, sin hablar de los recuerdos.

Fecha: 27/06/2011 08:19.


gravatar.comjoaquin lopez-malla ros

lo de la sabiduria para contestar y todo eso no se si hizo mucho efecto pero estoy convencido de que mas de uno rezabais la oracion varias veces al dia porque gracia y abundancia en el hablar la teneis por toneladas

Fecha: 27/06/2011 18:36.


gravatar.comCésar Bocanegra

Cordial saludo a todos.

Mi nombre es César Bocanegra y soy de Cali, Colombia, graduado del Colegio Lacordaire, institución educativa de los padres dominicos, en la que cursé todos mis estudios de básica primaria y la secundaria hasta graduarme en 1998.

En en el día de ayer, mientras leía cosas de mi profesión, me topé con la palabra "inefable", que recuerdo de la oración que efectivamente nos hacían rezar antes de iniciar las clases. Como yo tampoco podía recordar la oración, recurrí al grupo de what's app en que estoy con mis antiguos compañeros de estudio lacorderianos, y entre todos reconstruimos la oración que durante más de 10 años rezamos cada mañana de lunes a viernes.

Quiero compartir con ustedes nuestra versión de la oración. Espero que la disfruten.

Creador inefable, que eres fuente de luz y de sabiduría, dígnate infundir sobre las tinieblas de mi entendimiento la luz de tu claridad.

Tú, que haces elocuente la lengua de los niños, instruye mi lengua, e infunde sobre mis labios la gracia de tu bendición.

Dame sagacidad para entender, capacidad para retener, facilidad y orden para aprender, gracia copiosa para hablar.

Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Amén.

Saludos a todos desde Cali.

Fecha: 18/07/2016 06:22.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris