Facebook Twitter Google +1     Admin

JAVIVI YEYÉ

20140623154350-javi-leon-66.jpg

Para quienes nos tenéis en vuestras manos EL ÁLBUM DE LAS FOTOS, os diré que aparece esta fotografía con el número 149 en la página 50.

El pie lo puso Quique Muñiz. 

149. Javier del Vigo Palencia en 1966, con pose peretiana en el jardín de entrada al Colegio. Javivi, gloria del 61, algo aprendió en aquel Colegio, pero no tocó jamás la guitarra. Esta fue solamente una pose de modernidad yeyé, para una foto que pasara a la posterioridad de un blog que nacería en 2007. Imagen premonitoria que serviría de advertencia, por la propia forma insinuante de la guitarra, de las mujeres que iba a conquistar... y de las muchas más que se iba a perder. QUIQUE MUÑIZ 

Sábado, 28 de Junio de 2014 09:11. antiguosalumnosdominicos #. FOTOS Y DOCUMENTOS

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comPedro Sánchez Menéndez

Gracias, Javier, por haberme avisado del Concierto del Coro Vasco. Estuvimos José Luis y yo. Zamanillo agradeció mucha nuestra presencia. El Concierto fue magnífico y las pequeñas intervenciones introductorias de José Luis fueron muy interesantes. El Coro ha crecido y las voces son maravillosas, especialmente la de Carmen Bocanegra. He disfrutado de un rato maravilloso asistiendo a un Concierto tan estupendo. Saludos. Pedro

Fecha: 28/06/2014 13:25.


gravatar.comLuis Heredia

Sí lo ye. Claro que lo ye. Ye Javivi. Ye inconfundible.
A unos nos dio por vestirnos de Sandy Shaw; a otros, de monja y fraile. No es que fuera por emular a alguien o por dejar patente ante los demás nuestra reafirmación vocacional mucho antes de tomar los hábitos. A Javivi, le dio por vestirse de uno de los del Dúo Dinámico, de uno de los Beatles o de uno de Los Brincos. De uno solamente.
Curiosamente, casi ninguno de los que nos vestimos de tal guisa llegamos a perfeccionar nuestro contrato. Entramos en El Camino y muchos de nosotros nos quedamos en él. En el camino, así, con minúsculas. No nos quedó nada de aquellas vestimentas, salvo a Javivi, pues reemplazó la guitarra por la cámara fotográfica. El caso para él era tocar algo, antaño y hogaño.
Es evidente que en aquellos años lo suyo no era tocar la guitarra. Es decir, tocarla, tocarla, lo que se dice tocarla, producir notas musicales no parece que hubiera llegado ni a la fase de aficionado. Vamos, como si se hubiera quedado a la puerta de la Rondalla. Su pose le traiciona, lo mismo que a los actores de pego cuando así lo exige el guión.
Hoy día Javivi sí puede presumir de tocar con maestría y de saber dónde pone el dedo para disparar. Allí donde pone el dedo, pone la vista. O no sé si es al revés. Es más, acurruca con más mimo su cámara fotográfica con mucho más amor y cariño que a la guitarra, que más parece que la lleva colgando, que es lo que siempre le gustó a él; llevarla colgando. El tamaño es lo de menos aunque la guitarra sea más larga.

Lógicamente, no nos va a decir qué estaba tarareando frente a la puerta de Pepe Colinas. No porque no le dé la gana de no decirlo sino porque no se acuerda. Por eso ahora lleva también más memoria en su aparato que la que él tiene.

Gracias, Javivi, por todas esas fotos con la que nos haces gozar y quedarán para la historia. Estarás al lado de nuestros otros grandes artistas del rollo, hoy memoria, tan pequeña y cuánto entra, como nosotros, Ximo, Jesusín Herrero, César Loseiros, Justino y al frente de todos ellos nuestro Albertín, alma, genio y figura de todos los reencuentros, encuentros y miniencuentros.

Fecha: 29/06/2014 14:05.


gravatar.comJoaquin Lopez-Malla

sorprendente fotografía de Javivi con una guitarra en la mano. Pero si no tocó en su vida una ni para quitarle el polvo. Lo que si tocaba era el contrabajo y posteriormente a alguna moza de siete apellidos vascos pero la guitarra,lo que se dice la guitarra, no osó a intentar tal práctica.

Fecha: 30/06/2014 16:58.


gravatar.comJavier del Vigo

Me cuentan, Pedro, como cuentas tú, que el concierto de Zamanillo, Bocanegra y el Coro Vasco fue una pica en flandes. Y que estuvo lleno a rebosar.Que José Luis se superó a sí mismo -y ya es difícil, que lleva medio siglo largo depurando discurso, limando voces, armonizando masas...- y que quedó contento cuando os vio; al menos, a José Luis el Alcalde y a ti.

Más noticia de otros asistentes no tengo, aunque todo se sabrá. Que este blog es un fantástico patio de vecindad donde poco a poco todos vamos cantando y de todos se va sabiendo.

Lo que no está bien, Josemari, capullín, es que te aproveches de cuando me voy a escardar cebollinos, fuera de la civilización, para que me cuelgues. Así no puedo defenderme de la maledicencia o agitar el estanque, por ver si excito a algún otro, que me pueda poner a parir.

"Que no la tocaba, que no la toque..." Pues no señor: no toqué jamás la guitarra; la única que tuve entre manos en aquellos años fue la que se ve. Y seguro que fue para posar así de mal. Pero entre expertos guitarreros sabía yo que no iba a colar. Ya se han encargado de resaltar la anomalía Luisín y Ximo. Ten amigos como estos, que de los enemigos me libre el diablo.

Verdad es: la rondalla fue el único rincón que nunca pude disfrutar. Por eso no acertó Quique cuando me veía -en el libro de las fotos- como premonición de las mujeres que se iban a rendir a mis pies. ¡Con lo cuitadín que fui yo!

Ya sabéis, además: dime de lo que presumes para saber de lo que careces. Que en refrán popular es perro ladrador... Así que voy a ser inteligente y prudente. Ya me hubiera gustado a mí tocar bien aquella guitarra y que la foto hubiera sido premonitoria. Que no lo fue.

Otra cosa: ¿es que nadie va a alabar las perfectas rayas que lucen mis pantalones? Pura filigrana, como corresponde a las "planchas ecológicas" que guardábamos bajo el colchón del catre. Y no gastábamos ni un céntimo en corriente eléctrica. ¡Ala!

Cierto que ahí yo era ya "desarrollado": sería el curso 66-67. Que el traje debió ser el único que pude exhibir en todos aquellos años. Posiblemente un traje que mi madre hizo con la tela de otro, al que daba vuelta, sin que yo tenga ni puñetera idea de cómo se hacía aquello, pero aquellas madres sabían hacer un mundo casi de la nada. ¡Y no me dejaré llevar aquí, ahora, de la nostalgia, que eso rompería mi imagen de cínico venido a fotógrafo!

Por cierto, foto que he recuperado hace poco, guardada por un hermano. Que ya lo conté muchas veces: no conservé ni una mísera foto de aquellos tiempos. Pero el hermano, al saber de mis veleidades de senectud, me la escaneó y me la entregó.

Un misterio: ¿quién pudo ser el fotógrafo? Julito? Isidro? Otro? Lo confieso, yo, npi.

Bueno, chavalería, que mañana es ya Julio y, en Julio, Julio se nos va con Pimpi a "una casita pequeñita en Canadá
con un estanque y flores las más lindas que hay allá y todas las muchachas que pasaban por allí decían: "Que bonita es la casita en Canadá"

Grrgg! ¡Este Josemari!

Fecha: 30/06/2014 20:07.


gravatar.comAna

Con guitarra o sin ella, un cantamañanas es lo que eres! O como díría Julito ahora por tierras canadienses, un singermornings!

Por más que Ximo te tire el anzuelo, ni rastro del chuletón que esperamos con devoción, y ya casi platónicamente, desde más de un año... Que el buey morirá de viejo sin haber sentido en sus carnes apretadas cuchillo carnicero que cercene parte del solomillo para deleite del dentista y del mio propio...

Tú, querido vasco ca(nta)brón, ¿estás seguro de que por tus venas no corre sangre catalana?

Fecha: 04/07/2014 13:15.


gravatar.comJavier del Vigo

No, Ana; sangre catalana, no. Puede ser judía, leonesa, castellana, de mala madre... Pero catalana, no, por dios. Que ellos son muy suyos y aspiran a tener ejército propio y espías en el Estado opresor. A ver si alguien me confunde con uno de ellos y me cepilla, por traidor a la patria.

Respecto al chuletón, poco que contar. Que he visto tu bravata por casualidad, ya que este blog avanza a unas velocidades supersónicas. Y si no escribes en las dos últimas entradas -yo las llamaba "portillos"- es muy posible que no seas tenida en cuenta. Pero te ví y te tengo en cuenta. Así que te digo lo que sigue:

Mi abuela, que en gloria esté, decía que es feo ser puta y poner la cama. En román paladino: ¿No querreis el sacamuelas de instrumento largo y tú, dueña de medio Centeno Oil Company, que busque novilla, la mate, la despiece, la ase y os lleve a cada uno un chuletón, a tí en ese Bierzo tan fantástico y a él en esa Rioja del mejor vino del mundo?

Con estos sueldos que nos están dejando el extinto Zapa y el viejillo Mar i ano, puedo llevaros a vuestra casa, a cada cual en la suya, oyes, un paquete pipas facundo. Pero chuletón, no. No me da.

Por tanto, u os poneis de acuerdo en lugar y día o no me toques los santos cataplines, que yo no soy quien falla. Con "a", oiga, el verbo último; no con "o", que yo fui educado en colegio frailes. No como otra, a la que ni las dominicas pudieron enderezar.

Tengamos la fiesta en paz, chiquitina.

Fecha: 05/07/2014 17:36.


gravatar.comandrés cortés aranaz

No Javivi. Todo eso son excusas de mal pagador.
Que la heredera del gran imperio Centeno Oil Company, tenga que recordarte públicamente que no cumples los compromisos adquiridos, es bastante vergonzoso. Y te lo digo yo, que estuve presente en la toma de decisiones, y quie a mí también se me prometió un "cacho" del buey.
En cuanto a lo de la sangre me dá igual, pero la carne me gusta poco hecha.
No cabrees más a la chiquilla, porfa.

Fecha: 06/07/2014 04:23.


gravatar.comJavier del Vigo

Cuentan de Andrés que, un día,
tan vago y aburrido andaba
que, con el rabo, moscas mataba
y a Javivi en el blog sermoneaba:
"¿habrá otro, para sí decía,
más jubilado y vago que yo?"
Mas cuando al blog regresó
halló la respuesta viendo
que Javivi le estuvo respondiendo
sobre el chuletón que Ana reivindicó.

"Que no te la cabree", decías;
que apoquine el prometido(?)chuletón".
A este paso hará cola, ¡cagüen Rós!
(¿Rós?¿El Ximo que manosea las encías?),
la Paramera toda, Fdo VII y su paletón.
¿No ves, Andrés, que Ana amaga
sin dar, pero también es vaga
pa puntualizar lo del chuletón?
¡Bla bla bla y la historia no se zanja!

Firmado: Pedro Calderón en su Barca (no sé si se me entiende la doble intención y el doble juego de palabras), “negro” literario de Javivi, que prefiere ahuchar que gastar, pero que, a fuer de bilbainismo, dice estar dispuesto a convocar a Andrés, Ximo y Ana el próximo lunes, 7 de julio, día de San Fermín, el pamplonica de pañolico rojo, en Castro, aún en los últimos bostezos del Coso Blanco, fiesta de carrozas con flores declarada de interés turístico nacional.

¡Ala, bravatas al Javivi! ¡Gora San Fermín!

Fecha: 06/07/2014 10:38.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris