Facebook Twitter Google +1     Admin

INTENCIONALIDAD POLÍTICA DE LOS RELATOS DE LA PRIMERA NAVIDAD

20161225205840-mingote..jpg

Querido Josemari. Te mando una visión no habitual sobre los relatos evangélicos de la Navidad. Mucha gente se extrañará, y algunos, no sé cuántos, se escandalizarán del contenido. Si te parece oportuno, cuélgalo en el blog.

Muchas gracias.  

Un abrazo muy fuerte para esa familia.

Baldo

 


 

Intencionalidad política de los relatos de la primera Navidad

 

 

    Entre las muchas intencionalidades de los autores de los relatos sobre la primera Navidad están las socio–políticas. Son éstas unas dimensiones a las que no se le ha prestado ni la más mínima atención, sobre todo desde que el cristianismo se convirtió en la religión oficial del reino de Roma, pero que tienen un peso enorme en el significado de esos relatos navideños.

 

 

1.1.    Se puede afirmar casi con toda seguridad que los relatos navideños de Mateo y Lucas no son históricos, no sucedieron como ellos nos los cuentan

 

1.1.1.    Pero no importa, porque, en este caso, su verdad no está en si sucedieron o no, sino en qué es lo que quieren decir, qué significaron para los primeros cristianos y qué significan hoy estos relatos

 

    Crossan los califica de PARÁBOLAS. Una parábola es una narración metafórica, cuya verdad radica en su significado. Todos los cristianos consideran que las parábolas de Jesús están llenas de significado y de verdad, que son relatos válidos y veraces. Sin embargo, ningún cristiano que conozcamos se preocupa de si las parábolas cuentan o no hechos que sucedieron en la realidad. Tanto los fanáticos bíblicos de la letra como los escépticos modernos paradójicamente están de acuerdo en una cosa: si estos relatos no responden a la realidad histórica, no son verdad. Por eso los fanáticos defienden su meticulosa historicidad con la misma vehemencia y contundencia con que los escépticos la niegan. Pero, como decimos, no es su historicidad lo que importa en estos relatos, sino su significado para los cristianos del siglo I.

 

1.1.2.    La mayoría de los especialistas bíblicos coinciden en considerar estos relatos como relativamente tardíos dentro de la evolución del cristianismo primitivo

 

    En Marcos, en Juan y en Pablo no se hace mención alguna de un nacimiento extraordinario de Jesús. Ello indica que los relatos del nacimiento de Jesús no fueron de fundamental importancia para el cristianismo más primitivo, aunque sí lo fueron después, cuando se escribieron.  

 

1.2.    Es necesario determinar el contexto en que nacieron estos relatos navideños

 

1.2.1.    El contexto es fundamental para entender la vida de las personas 

 

    Prescindir del contexto es falsear totalmente la realidad de lo que piensan, sienten y hacen esas personas. El contexto no se puede omitir, como si las personas viviéramos en unas burbujas aisladas de toda influencia. ¿Cuál es, entonces, el contexto en el que se desarrollaron los relatos de la primera Navidad en el siglo I en Palestina? A lo largo de los dos milenios de interpretación cristiana, el contexto de los relatos de la Navidad se reducía exclusivamente al cristianismo, se los situaba dentro del Nuevo Testamento, y las leyendas y tradiciones, el arte y la liturgia  navideños miraban sólo al ámbito cristiano. Pero a finales del siglo XX y comienzos del XXI se ha ido descubriendo que el contexto completo de esos relatos de la Navidad ha de incluir su encuadre dentro del cristianismo – dentro del judaísmo – dentro del Imperio romano. Y el último es el de mayor influencia e importancia.

 

1.2.2.     Ésta es la razón por la que Lucas conecta el nacimiento de Jesús con "el emperador Augusto"

 

    Y por eso empieza la narración de su vida pública diciendo: El año quince del reinado del emperador Tiberio, siendo Poncio Pilato gobernador de Judea, Herodes tetrarca de Galilea, su hermano Filipo tetrarca de Iturea y de la región Traconítida, y Lisanias tetrarca de Abilene, en tiempos de los jefes de los sacerdotes Anás y Caifás" (3,1–2). En otras palabras, Jesús y el cristianismo más primitivo son acontecimientos históricamente localizados, fechados con relación al Imperio.

 

1.2.3.     El contexto, pues, de estos relatos es el reino de Roma, contra el que los judíos y después los cristianos opusieron como choque el reino de Dios

 

    El reino de Roma en el siglo I ejercía todo su abrumador poderío militar, económico, político e ideológico y golpeó con terrible brutalidad la zona central de la Galilea de Jesús en torno al tiempo mismo de su nacimiento. Los cristianos no podían competir con el poder militar, económico y político del imperio de Roma. Pero sí lo podían hacer en otros ámbitos, como el teológico, en los que opusieron la teología del reino de Dios a la teología del reino de Roma.

 

1.2.4.    El significado sociopolítico de estos relatos navideños se ha pasado y se pasa generalmente por alto, a pesar de que hablan de un orden bien diferente de mundo

 

    En el siglo I se produce un serio conflicto entre una teología imperial y una teología cimentada en el Dios de Israel tal como se le conoce en la Biblia y en Jesús. Tal conflicto tiene, un escenario y unas consecuencias políticas, porque no es una confrontación académica de teologías, sino que tiene mucha influencia en la vida de las personas y de las comunidades.

 

1.3.    Antes del nacimiento de Jesús, el emperador del siglo I, César Augusto, ostentaba los títulos de Divino, Hijo de Dios, Dios, Dios de Dios, Señor, Redentor, Liberador, Dador de la paz y Salvador del mundo

 

    Éstos son, precisamente, los mismos títulos que los mensajeros angélicos le dan a Jesús en el relato de la Navidad de Lucas: "Hijo del Altísimo" e "Hijo de Dios" en Nazaret; "Salvador", "Señor" y Dador de la "paz" en Belén (2,11.14).  Aplicar cualquiera de ellos al Jesús recién nacido era una alta traición al emperador del reino de Roma. Y, puesto que los imperios siempre conocen a sus adversarios, Roma no se reía. Empezó, según los relatos, por perseguir para matarlo al recién nacido por medio del colaboracionista romano Herodes. (Ese intento de destruir al niño nacido para ser rey matando a todos los hijos varones de su mismo tiempo es, por supuesto, una tradición folclórica habitual que ya está en la historia del faraón en Éxodo 1–2, que se trasladó a la historia de Jesús en Mateo 1–2). Pilato, nombrado por los romanos, terminó por matarlo en una cruz a este Hijo del Dios Altísimo, competidor del Hijo de Dios que era el emperador de Roma. El choque entre Jesús el Mesías y César Augusto el emperador empezó ya desde el nacimiento de Jesús.

 

1.4.    El reino de Roma y el reino de Dios

 

1.4.1.    En el reino  de Dios tienen un papel central los marginados

 

    En Mateo son unos sabios de Oriente quienes acuden a Jesús (para competir con los que acuden a visitar al emperador romano), pero en Lucas el anuncio angélico de su nacimiento se hace a "unos pastores que pasaban la noche al raso velando sus rebaños". Como clase, los pastores ocupan un puesto más bajo incluso que los campesinos, y muy bien se les puede considerar como los "humildes" y los "hambrientos" del himno de María, el Magníficat (1,52–53). Lucas insiste –de nuevo más que los demás evangelios– en las obligaciones de los ricos con los pobres, los parias y los marginados. ¿Qué tenía que ver esto con lo que hacía el reino de Roma?

 

1.4.2.    El reino de Roma expandió por el orbe mediterráneo la pax romana, pero lo hizo mediante la victoria; el reino de Dios, mediante la justicia y la misericordia

 

    La teología imperial romana establecía cuatro estadios sucesivos: religión, guerra, victoria, paz. Daban culto a los dioses, iban a la guerra con su asistencia, resultaban victoriosos con su ayuda y obtenían la paz por su generosidad. Para Augusto y para Roma, lo importante era ciertamente  la paz, pero siempre la paz mediante la guerra, la paz mediante la violencia, la paz mediante la victoria de una gran batalla final. La terrible verdad es que nuestro mundo no ha logrado instaurar nunca la paz mediante la victoria. La victoria no instaura la paz, sino que establece una tregua. Después, la violencia regresa una vez más, y siempre peor que antes. Y es esa violencia creciente lo que pone en peligro nuestro mundo.

 

    El Reino de Dios también tiene como programa la paz, pero mediante la justicia y la misericordia. En este Reino de Dios no hay destrucción definitiva, sino la conversión; y no se realizará en un campo de batalla, sino en un gran banquete final en el lugar simbólico del monte Sión. Todas las naciones se convertirían al Dios de la justicia y la paz. En el domingo de Ramos, la violenta procesión de Pilato, montado a caballo, y de sus soldados fue comparada por los evangelistas, con provocación y crítica, con la procesión no violenta de Jesús, y además burlescamente montado en un pollino. Así pues, ambos reinos, el de Roma y el de Dios, buscan la paz: uno por la violencia en el campo de batalla y en la vida diaria de los dominados; el otro, por la no violencia. Y estas dos visiones siguen chocando hoy más que nunca.

 

1.5.    Las parábolas son relatos subversivos

 

    Los relatos de la navidad son parábolas, como otras tantas que hay en los evangelios. Trastornaban las maneras habituales de ver la vida y a Dios. Las parábolas de Jesús invitaban a sus oyentes a ver de manera diferente cómo son las cosas y cómo deberían vivir. En cuanto invitaciones a ver de manera diferente al orden establecido, eran subversivas. Al igual que las parábolas de Jesús, también los relatos de su nacimiento son subversivos. Subvertían el "mundo romano" en el cual vivieron Jesús y el cristianismo primitivo. En cuanto relatos contados por sus seguidores a finales del siglo I, forman parte del testimonio de éstos acerca de la trascendencia que Jesús había llegado a tener para ellos. Dicha trascendencia tenía en su núcleo una visión diferente de la vida, una visión que recibieron de Jesús –de su enseñanza, de su actividad pública y de su vida, muerte y acreditación por parte de Dios–. Esa visión estaba personificada en Jesús, encarnada en él. Pero siempre tomando como relación al emperador del reino de Roma, que los aplastaba porque eran tierra conquistada. Y lo mismo que Jesús contó relatos subversivos acerca de Dios, sus seguidores contaron relatos subversivos acerca de Jesús. Los evangelios están llenos de esas historias. Los relatos del nacimiento se encuentran entre ellas.

 

1.5.1.     ¿Quién es el "rey de los judíos"?

 

    Éste era el título de Herodes el Grande, un protegido de Roma, pero el relato de Mateo nos cuenta que Herodes se parecía más al faraón, el señor de Egipto, el señor del cautiverio y la opresión, la violencia y la brutalidad. Y su hijo no era mejor. Por el contrario, Jesús es el verdadero rey de los judíos, un rey de otra manera totalmente diferente a la de Herodes. Resulta muy significativo que Mateo llame a Jesús por el título inequívocamente antirromano de "rey de los judíos" (2,2) y no "rey de Israel".

 

1.5.2.      ¿Quién es el Hijo de Dios, Señor, salvador del mundo y  el que trae la paz a la tierra?

 

    Dentro de la teología imperial romana, se afirmaba que el emperador, el César, era todas estas cosas. No, dice el relato de Lucas; esa condición y esos títulos le pertenecen a Jesús. Él –y no el emperador– es la personificación de la voluntad de Dios para la tierra.

 

1.5.3.      ¿Quién es la luz del mundo?

 

    ¿Es el emperador, hijo de Apolo, el dios de la luz y la razón, y del orden imperial? ¿O la luz en medio de las tinieblas, la luz verdadera hasta la que son atraídos los sabios de este mundo, es Jesús, que fue ejecutado por el Imperio? Los relatos de la primera Navidad resplandecen de luz. Jesús nace en las tinieblas más profundas: en medio de la noche en el solsticio de invierno. No es éste un tiempo histórico, no es la fecha del nacimiento de Jesús, sino un tiempo simbólico. El natalicio romano del Sol se convirtió en el natalicio cristiano del otro Sol. A esta vinculación del nacimiento de Jesús con el solsticio de invierno se añadió el simbolismo de que tuviera lugar por la noche. Jesús nace en medio de la noche, durante la noche más larga del año, en el momento de las más profundas tinieblas. No es el dios Apolo, sino Jesús, como dice Juan 1,9, la luz verdadera que ilumina a todos, la luz del mundo. Los contrastes entre las tinieblas y la luz guardan correlación con otros contrastes fundamentales: entre cautiverio y liberación, exilio y regreso, injusticia y justicia, violencia y paz, falsedad y verdad, muerte y vida. Todos estos contrastes tienen tanto un significado personal como un significado político. Es importante ver ambos. Lo mismo pasa con los relatos del nacimiento de Jesús: abordan nuestro anhelo personal y la política de su mundo y el nuestro. Ver sólo el significado personal es no captar la mitad de su significado.

 

1.6.    Las genealogías de Jesús son contragenealogías de las de los emperadores

 

    Las genealogías de Mateo y de Lucas tienen poco que ver entre sí. Nadie con sentido común diría que son árboles genealógicos históricos precisos de Jesús. Ni tenían medios para averiguar ese árbol genealógico ni, sobre todo, era ésa su intención. Los evangelistas querían oponer –y reemplazar– a un Hijo de Dios nacido con una ascendencia más que milenaria procedente de Eneas, nacido divino, y por ello introdujeron un Hijo de Dios alternativo con una ascendencia más que milenaria procedente del divinamente nacido Isaac, como en Mateo, o, mejor, del divinamente creado Adán, como en Lucas. Lo importante de la genealogía antigua no era la exactitud, sino la propaganda.

 

1.7.     Nacido de una virgen

 

    La razón por la que en el relato premateano y prelucano de la Navidad se hace hincapié en la virginidad es que con ello se pretende exaltar la concepción divina de Jesús por encima de todas las demás, especialmente por encima de la de Augusto mismo. Lo que el cristianismo premateano y prelucano afirmaba era que María permaneció virgen antes, durante y después de la concepción (no del nacimiento), y eso convirtió su concepción divina en diferente de las demás y más grande que todas ellas. Para griegos, romanos, judíos y cristianos en ese mundo antiguo y anterior a la Ilustración, la interacción de lo humano y lo divino –fuera cual fuera el modo en que se imaginara, se describiera o se controlara en detalle– podía generar un hijo que aportara beneficios trascendentales a la raza humana. Y, por supuesto, esa lógica también funcionaba a la inversa: un benefactor trascendental debía haber tenido una concepción divina. Caso de ser varón, a ese niño se le podía denominar "hijo de Dios" –metáfora relacional, lo mismo que "palabra de Dios", "cordero de Dios" o "imagen de Dios"–. De hecho, la genealogía de Lucas podía describir como "hijo de Dios" no sólo a Jesús (1,35), sino también a Adán (3,38). Pero se tome literal o metafóricamente, histórica o parabólicamente, cualquier afirmación de una concepción divina –sea de padres virginales,– afirma que ese niño ha aportado o aportará beneficios extraordinarios o trascendentales a la raza humana. Y, por tanto, la pregunta adecuada no guarda relación con la biología de la madre, sino con el destino del niño: ¿cuál es ese destino? Y una vez que lo conozcas, ¿estás dispuesto a comprometer tu vida con él? ¿Con César el Augusto, por ejemplo, o con Jesús el Cristo?

 

1.8.    La estrella colorá de Jesusito el Herrero

   

     La estrella, que guía en dirección oeste, es la alusión más obvia de Mateo a la teología imperial romana y al relato del nacimiento de la familia tribal juliana de Venus y Anquises por intermediación de Eneas. Fue la estrella de Venus, la primera en aparecer al anochecer y la última en desaparecer por la mañana, la que condujo a los refugiados troyanos en dirección oeste hasta Italia. Pero en los relatos evangélicos es otra estrella, que también sigue la dirección oeste, la que trae a los Magos hasta Jerusalén con esta pregunta para Herodes: "¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer? Hemos visto su estrella en el oriente y venimos a adorarlo" (2,2).

 

1.9.    El decreto del emperador

 

    Históricamente, este decreto tal como lo cuentan las parábolas de la navidad, está lleno de errores. Pero lo importante es señalar su intención: conquistar para ocupar, y luego contar para imponer impuestos, era simplemente el destino manifiesto del reino de Roma y el programa imperial para "el mundo entero". Era un censo con fines fiscales, una opresión más para los judíos por parte del reino de Roma. Y Jesús vino a traer la liberación.

 

2.     CONCLUSIÓN   

 

2.1.    No hubo una estrella especial (¡perdón Jesusito el Herrero!), ni sabios, ni tampoco un complot de Herodes para matar a Jesús

 

    Así pues, ¿es el relato históricamente verdad? No. Pero, en cuanto parábola, ¿es verdad? Para nosotros, como cristianos, la respuesta es un sí rotundo. ¿Es Jesús la luz que brilla en las tinieblas? Sí. ¿Intentan los Herodes de este mundo sofocar la luz? Sí. ¿Sigue brillando Jesús en las tinieblas? Sí.

 

2.2.    El mensaje angélico expresa convicciones cristianas fundamentales acerca de Jesús. Jesús es Salvador, Mesías y Señor

 

    Los tres títulos tienen ricos significados dentro del marco de sus raíces judías. Pero el mensaje angélico tiene también un segundo marco de significado; a saber, su lenguaje se hace eco de la teología imperial romana y la contradice.  El nacimiento del emperador más grande, César Augusto, fue "evangelio", "buena noticia", para el mundo entero. La teología imperial tenía su evangelio, y el cristianismo primitivo tenía el suyo. Existe la "buena noticia" del Imperio y la "Buena Noticia" de Jesús. La de Jesús llega en primer lugar a los pastores, la profesión más humilde, la clase que padecía de Roma la explotación mayor. Como dice más tarde Lucas, el mensaje de Jesús era "la Buena Noticia a los pobres", "la liberación a los cautivos", "dar vista a los ciegos" y "libertar a los oprimidos" (4,18). El mensaje a los pastores prefigura el mensaje de Jesús.

 

2.3.    Alegría y conflicto

 

    Los relatos de la primera Navidad no están llenos sólo de alegría, sino también de conflicto. Impulsada y dominada por el complot de Herodes para matar a Jesús, la primera Navidad es oscura y está cargada de presentimientos. Habla de la resistencia homicida de los soberanos de este mundo a la venida del Reino de Dios. Así fue entonces y así es ahora. Durante siglos, este significado de crítica social ha quedado eclipsado por la domesticación política del Evangelio.

 

2.4.    Que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, no es un hecho puramente del conocimiento

 

    Llamar a Jesús el Mesías, el Hijo de Dios, Señor y Salvador, como hacen los relatos de la Navidad, es una confesión de compromiso, fidelidad y lealtad. Y también de crítica y rebeldía política contra nuestra sociedad de consumo, que es nuestro actual reino de Roma.

 

 

PD. Quien desee más información, que pida a los Reyes el libro de BORG–CROSSAN: "Los relatos de la primera navidad". Puedo enviárselo por e–mail desde la sucursal que han dejado los Reyes Magos en mi casa. Baldo

 

 

 


Lunes, 26 de Diciembre de 2016 15:44. antiguosalumnosdominicos #. NAVIDAD 2016

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comMiguel Ángel Díez Ordóñez

Esta es una apreciación personal. Pueden ser otras lecturas.
Quisio.

Grecia desplegó el más alto grado del saber del pensamiento y sobre él se asentó la base de nuestra cultura. La poderosa cultura griega, que bebió de la sabiduría de las orillas del Nilo, influyó dominantemente en la romana, incluso la impregnó con su manto de saber, que tan sólo cambió los nombres del griego al latín. Los romanos aceptaron la fortaleza del saber griego- no es que la aceptaran; es que no pudieron con ella, no fueron capaces de pensar más elevadamente; escasamente podemos hacerlo hoy. Llevaban trescientos años dominando los romanos, tenían un imperio en crecimiento y expansión, y en Judea nace Jesús, un revolucionario espiritual, a quien los mismos judíos lo prenden para llevarlo a la cruz y a la muerte. Su figura quedó latente, manteniéndose su idea en cuevas y sectas. Y pasan otros trescientos años desde el nacimiento de Jesús hasta que la Iglesia de Cristo, hoy Estado Vaticano, se comienza a instituir como tal, ya en el declinar del imperio, fue unos trescientos años después. Entretanto Roma degenera y ya decadente, agotado su impulso vital de conquista, generador de Imperio, quiere seguir viviendo del éxito y sigue ofreciendo a sus decaídos ciudadanos bienestar de lujos privados pagados y de circo público y de baños públicos gratis, fue demasiada oferta pública gratuita y, Roma decae, …Roma cayó; se admite en el año 456, que es el comienzo de la Edad Media- decae una postura y surge otro posicionamiento. Entretanto en la sociedad contrapesa el idealismo cristiano y ante la decadencia imperial romana la idea cristiana ofrece consuelo al sentir de gran parte de la sociedad disminuída y decaída que soporta el malestar y, en un proceso de adaptación al cristianismo, acepta el cambio otra segunda vez:- primero, en el Génesis, perdió el Paraíso terrenal que cambió por la Tierra y ahora pierde la Tierra, que cambia por el Cielo; y a partir de estos tiempos actuales, sugiero, vamos a cambiar el Cielo por el Espacio; ¿acertaremos a la tercera? Quisio/ qué sé yo, dicho en rancia y escéptica respuesta leonesa. Pasa el tiempo y a medida que se va dejando de percibir y abandonando lo antiguo –el abandono de lo antiguo es lo que permite devenir lo nuevo– va emergiendo la figura de Cristo de quien deviene la concepción en el occidente de Europa del hombre con alma paraterrenal, Celestial. Cristo supone una amplia metaorientación en la existencia del hombre occidental que se manifiesta, desde la Edad Media hasta hoy, en la construcción artística, en el amor sexuado, en la pintura, en la escritura, en la creencia, en la mística, que propicia a la vez un cambio en la concepción del Tiempo cíclico y renovable, que se transforma en lineal, finito, con nacimiento y muerte, con principio y fin, definitivo, con vida viva terrenal y vida muerta, con vida post mortem, celestial o infernal, con cambio a la resurrección o al infierno, con vida tropezosa, ten cuidado!, que te puedes ir a Zeus como a Hades; el tiempo como alfa y omega fue expresado: en muchos, en tantísimos motivos o expresiones cristianas está contenida esta expresión. Ahora el tiempo es también lineal, con principio y fin, tiempo de reloj medible, anual y diario, cronometrable, calculable y valorable, como tiempo empresarial –el tiempo de reloj, mensurable, es consecuencia de la revolución industrial, tiempo medible en el que un trabajador actual asalariado rinde por horas pactadas por las que le remuneran mediante nómina en euros como antes al esclavo romano fue pagado con sal/salario; al igual que el salario, también el tiempo antes tuvo una medida y ahora tiene otra que no modifica el tiempo pero sí su apreciación. Decimos que los tiempos cambian pero el mundo nos ofrece lo que contiene y es lo mismo de siempre, maquillado de novedad se presenta como novedoso pero no es nuevo sino muda o mudanza; es el tiempo comercial en el que todos quieren al sujeto sujetado, como definió García Calvo, tanto la Iglesia (fieles, feligreses, parroquianos) como la Empresa (trabajador), tanto el partido (carnet de partido), como el sindicato (esclavo sindicado), como el periódico (lector de su credo), como el equipo de football (socios e hinchas), como el supermercado (tarjeta descuento) intentaron lo que el dios comercial Hermes del s XX (puede leerse ‘Corteinglés’ o Zara, etc.) llamó fidelización de clientes, que en los inicios del s XXI nos ofrecieron otras variables diversificadas y a pesar de que nos sentimos clientes menos fieles continuamos siendo clientes consumidores: da lo mismo con qué compañía contrates o en qué gasolinera repostes, sigues siendo cliente de telefonía, de eléctricas de petroleras...


Reseño dos ideas que me parecen muy fundamentales:
- el cambio del tiempo cíclico en lineal.
- la transformación de la Esperanza para seguir necesaria y atractiva: en el Génesis, en el Cielo/Infierno, en la futurible del Espacio..., se refiere a Pandora?

Hala, Alá, te reverencio, pero es hora de cenar!

Fecha: 26/12/2016 21:00.


gravatar.comLuis Heredia

Baldo, interesantísimo lo que nos dices y muy creíble, pues recuerdo que ya nos había puesto en antecedentes el Papa emérito Benedicto XVI sobre la leyenda urbana del buey y la mula y de los peces en el río. Pero también creo que nos estás metiendo carrete - por si picamos, debe ser- al decir que la Estrella no existe, los Reyes Magos tampoco y que Herodes había sido más bueno que una Hermanita de La Caridad.

Yo vi durante 4 años la Estrella, además iluminada de color rojo, que quedaba como colorá cuando estaba encesa; los Reyes Magos existen porque mi padre fue el Rey Gaspar durante 25 años en la Cabalgata de Gijón hasta que murió con las babuchas puestas y siempre nos contaba que en Belén hacía un frío de cágate lorito pero que gracias al carbón que llevaba Baltasar todos los años por esas fechas se hacía más soportable echando un poco a la lumbre del portal; tampoco conozco a nadie a quien sus padres le hayan “colocado” al nacer el nombre de Herodes. Y si a alguno se lo pusieron seguro que fue el más gamberro de la clase.

Baldo,¿ Qué les digo yo ahora a mis nietos?

PD. Miguel Angel, de acuerdo contigo en todo.

¡Feliz salida y entrada de Año a todos y a todas.

Fecha: 27/12/2016 10:43.


gravatar.comRamón Hernández Martín

¡Ay, cielo santo, en qué laberintos nos mete el Señor! Parábolas, tiempos lineales (dicen que el Universo lleva quince mil millones de años, ¡casi na!, escupiendo luz a trescientos mil kms por segundo en todas direcciones), esperanza espacial y, por si las desgracias ya fueran pocas, ahora en Asturias nos dejan sin un carbón tan importante para los Reyes Magos (aquí a los niños malos, ¡qué paradoja!, los Reyes les traen "carbón" el 6 de enero). ¡Miscelánea o macedonia curiosa la que nos ha traído al blog la Navidad!

Baldo, ¿qué pasaría si dijéramos simplemente que los relatos de Marcos y Lucas son encantadoras "novelas" con base histórica, porque, digo yo, aquel niño tan guapetón en algún sitio y algún día de algún año tuvo que nacer? ¿De verdad podemos creer que los judíos, los griegos y los romanos nos sirven hoy para algo más que para ser sedimento de nuestra propia cultura? ¿En tan poco nos tenemos a nosotros mismos que todavía dependemos de ellos? Me rebelo (también yo tengo derecho a proclamar la república independiente de mi mente) contra el hecho de seguir dominado por griegos, romanos y judíos.

Por lo demás, mi tiempo parece que ha sido siempre lineal porque, transcurriendo día a día, ya me amenazan en lontananza los 80 tacos. En cuanto a la esperanza, sigo siendo fiel a mi venerable maestro Chávarri: como la cristiana, la mía también es una "esperanza radical", la que se fía de aquello de que ni el ojo vio ni el oído oyó... etc.

Volviendo al redil, lo que me parece es que el "valor religioso" (verídico, por tanto) de la Navidad ha sido completamente "modulado" en nuestro tiempo por valores lúdicos y económicos, lo cual no me parece mal, pues, en última instancia, así su prístino valor religioso sigue siendo válido aunque sea de forma residual.

Baldo querido, otro día más, porque ahora sí que creo que me he perdido del todo en un laberinto en el que no encuentro estrella alguna que me guíe.

Fecha: 27/12/2016 13:23.


gravatar.comemiliano luengo

DE verdad que cuando rara vez entro en el blog y os leo me recuerda cuando jugaba al futbol en aquellos campos de tercera de tierra y habia llovido , que cuando daba el balon de cabeza , se me llenaba de tierra y se me ponia la cbeza como un bombo. Lo siento mi cabez no dá para más .
Yo ahora cuando los nietos me preguntan por los reyes , les digo que yo como cuando era pequeño no habia reyes que todavia eran principes pues eso , que cojan los regalos y no se compliquen más la vida.
Ser felicesssssssssssssss

Fecha: 27/12/2016 14:12.


gravatar.comMiguel Ángel Díez Ordóñez

Ramón, no quise llevarte un laberinto, si tuve yo la culpa; empecé ya con una advertencia general; no entra en mi ánimo polemizar; tal vez no me expresé adecuadamente; lo intentaré ; si no lo hago tírame a la papelera, puedes decírmelo.
Yo también creo:
-en que hubo un tiempo cíclico, uno lineal y a partir de Einstein es espacio-tiempo.
-en que el "salvemos la tierra" es un lema que agrupa al movimiento Verde, que dudo que lo haga, y por eso el Apóstol Hawking de la física espacial dice que la continuidad del hombre está en colonizar el Espacio.
-en que el hombre es un generador de símbolos.
-en que no se percibe el tiempo de igual manera desde la subterránea mina o desde la empresa de producción que desde el superficial campo condicionado por ciclos estacionales.
-que los griegos, los romanos y los judíos no nos condicionan, sino que aún nos tienen inundados de arte y sabiduría(el 70% del arte lo tiene Italia; Grecia, el pensamiento; una de las mayores proyecciones espirituales la propició el judío Cristo).
-creo que los giregos existen hoy en la geometría, en la raíz cuadrada, en Fidias y en Homero... y en la lengua que escribo, que no es sino una transformación del griego de entonces.
-creo que los romanos ... están ahí, en la romana, en el arado de madera(que se trnsformó en tractor), en la docena(de huevos, de Apóstoles, del mazo de plumas) en la cuarentena médica... poco va quedando pero son como los líquenes que viven dos mil años.
- percibo que el valor religioso sigue siendo residual y no percibo resurgimiento ni la forma de hacerlo sino es en la mudanza... ¿será porque los hombres de hoy somos incapaces de tener una relación sagrada con la materia?
-percibo que asistimos a un cambio transcultural tan importante como fue la aparición de la Agricultura en el Neolítico, pero más veloz.
-creo en la Navidad, pero sé que antes fue Solsticio de invierno.
-creo en lo onírico, en el inconsciente de Jung mucho, creo en el cuento, creo en los Reyes Magos...

Lsa vida se complica cuando uno se plantea la cuestión, y en el despertar lógico, tu hija se da cuenta y dice:- entonces los reyes erais vosotros? ¡Qué engañada me teníais!
No obstante a mi inclinación de cuestionarme cosas aparentemente infrecuentes, algunas veces las preguntas tienen respuestas y algunas veces soy feliz, no siempre; soy así.

Y, tú, Emiliano, disfruta de tus nietos, y considera que alguna vez pueden hacerse preguntas. Siempre nos han enseñado que una pregunta tiene que tener una respuesta, pero a veces no la hay. O está en otro sitio. Lo sé.
Buenas noches.

Fecha: 27/12/2016 22:16.


gravatar.comtxumuthurru

quien se se cree este cretino de baldo que es,acasoun teólogo eminentísimo? Toda su jodida vida ha sido un faltón y un pedante y ahora de viejo mucho más.

Fecha: 28/12/2016 00:26.


gravatar.comJOSÉ MANUEL GARCÍA VALDÉS

No soy Baldo pero me siento ofendido, cobarde de txumuthurru de los cojones. ¿Tu crees que se puede salir a la palestra con la cara tapada, cual terrorista, para ofender a alguien que abiertamente y a cara descubierta expone sus ideas? Si no estás de acuerdo ten un par de cojones de decirlo y argumentarlo; eres la viva imagen del cobarde. No te escondes tras las faldas de mamá sino del anonimato.
Si lo haces porque hoy es 28, no me gusta tu broma, con las personas y sus ideas mucho cuidado.
Abrazos pa tós menos pa tí txurrunosequé, y que te la pique un pollo.

Fecha: 28/12/2016 09:06.


gravatar.comJesús Herrero Marcos

Pitu, totalmente de acuerdo contigo. Las vocales se le convierten en cuernos a este anónimo.
Baldo, con gente así no hace falta defenderse ni gastar un segundo de tu tiempo.
Besos en todas las vocales.

Fecha: 28/12/2016 10:26.


gravatar.comLuis Carrizo

Nada, Baldo. Ni puñetero caso. Esto es un antivalor que tiene el mismo rigor que su cobardía y que no merece ni cincuenta mil palabras más.
Corto y cambio
Chimichurri: hay que salir a la calle, viajar algo,leer (tratando de razonar lo que se lee) y contrastar opiniones. Eso va muy bien para civilizarse.

Fecha: 28/12/2016 13:05.


gravatar.comRamón Hernández Martín

Miguel Ángel, nada de polémicas, pues la verdad es que, leyéndote (eso sí, con más parsimonia y concentración que la que nos impone Baldo para seguir el hilo de sus densos ladrillos), uno no solo recuerda, sino también aprende una barbaridad. El laberinto a que me refiero era solo mío, de mi mente, esponja incapaz de absorber tanta agua. Y, muy en serio, gracias por tus magníficas aportaciones.

Pobre "txumu" y que se chinchen los demás, pues yo estoy de acuerdo contigo, sobre todo con tu sentido del humor, pues este Baldo, tan "hermano" y tan querido por mí, además de "faltón" es algo fartón, pues, cuando comemos juntos, aplicado como está al buen yantar, cuesta trabajo extraerle algunas de las muchas sabidurías que pueblan su mente. Y, si quieres saber lo muy "cretino" que es, te diré que hace ya un tiempo, en una de las comidas-tertulia fraternas que hacemos en la Casa del Dago, se nos presentó con unas botellas de vino de gran reserva (él, que es bastante abstemio) para celebrar el reciente "tránsito a la casa del Padre" de una persona muy querida para él. Te juro que nunca hasta ese día había celebrado yo un duelo con tanta unción, devoción, emoción e intensidad mística. Aquel vino, fraternalmente compartido y unánimemente elogiado, fue pura ambrosía de dioses, pues transformó la pena del duelo en preludio del cielo.

Así que, amigos José Manuel y Jesús Herrero, es hora de darle la vuelta a la tortilla, pues seguro que "txumu" no tardará en sorprendernos con otras cuantas botellas de gran reserva para celebrar su duelo particular como Dios manda.

PD José Manuel, conste que, quizá por el contexto y la autoría, lo de que "te la pique un pollo" me provocó una gran carcajada.

Fecha: 28/12/2016 13:07.


gravatar.comemiliano luengo

Pitu(compañero de brisca) decia mi abuelo que de todo tiene que haber en la viña del Señor.
PD. Aunque mi paciencia y sobre todo mi magin no toleren vuestras disertaciones , lo cortés no quita lo valiente
Ser felicesssssss

Fecha: 28/12/2016 13:56.


gravatar.comJoaquín Urbano

Ese chumuturru, miserable de cuna y de enunciado, no tiene más cubil que su indignidad. Individuos como Ud., lamentablemente, hay muchos, pero no en este escenario, en este blog, que, con su indecente presencia ha violentado. Un anti sistema más que vive a costa de quienes denigra. Miserable, retero.
Amigo Baldo en modo alguno tus opiniones, por demás muy valorables, se compartan o no, pueden dejar de irrumpir en este ventanal en el que te respetamos y queremos. Y te seguimos esperando. Un fuerte abrazo.
Joaquín Urbano.

Fecha: 28/12/2016 16:40.


gravatar.comJoaquín Urbano

Reitero, no retero.

Fecha: 28/12/2016 16:44.


gravatar.comJosé luis Alcalde Revilla

...DOY GRACIAS AL PADRE POR LA RESTAURACIÓN DEL EMAIL...Y A VOSOTROS TODA MI EXPRESIÓN DE LA FELICIDAD

Fecha: 28/12/2016 16:45.


gravatar.comMiguel Ángel Díez Ordóñez

Ay, Emiliano, a mí me pasa lo mismo que a ti!
Yo a veces tengo que leerlos con el diccionario!
¿Dónde habrán estudiado?
A mí esto que dicen no me lo explicaron nunca en clase... o si lo hicieron es que tenía la cabeza a pájaros!
Parece como si hubiesen recibido una educación reglada y superior...... pero de pronto aparece un 'ninguno'
que aprecia despreciativamente a Baldo, se enmascara en un 'txumuthurru' que no sé si es vasco, expresión vasconizada o encriptación... o humor, bastante agrio, de inocentada, por la fecha y hora, no parece.
¡A ti, contrario al SER, si todo lo profundo ama la máscara, quita la máscara y muestra lo profundo, te digo!

Fecha: 28/12/2016 16:50.


gravatar.comJOSÉ MANUEL GARCÍA VALDÉS

Baldo, has de pre4stqarme un texto de esos tuyos, rompedor, que niegue hasta laexistencia de Villaquejida o PiñezaBaxo, para colgarlo aquí con dos objetivos:
1. Comprobar a ver si hay algún hijo de madre, como sea, que se atreva a decirle algo a uno de Casorvida. Contigo se meten porque te ven físicamente débil, pero conmigo, no saben como corro.
2. Para que, aunque sea mal, hablen de mí y salgan los amigos a defenderme y decir, mejor constatear, lo guapo, alto, rico y lito que soy. Creo que tiene que dar gustirrinín, sobre todo despues de haberte puesto de muy mala hostia. Yo tengo amigos pero por el tiempo de los figos.
El tal churruchuchú supongo que se habrá dado por enterado que no en broma. Que ose decírmelo a mí.
Abrazos

Fecha: 28/12/2016 19:50.


gravatar.comRamón Hernández Martín

Y yo, que nunca pienso mal de nadie, os lo juro, dado el encumbramiento que el "chumichurri" de marras ha hecho de Baldo, aunque no sea más que por aquello de que hablen de uno aunque me lo pongan a caldo (insinuación desiderativa de José Manuel), puesto a hacer una excepción, ¿quién me asegura que el tal sujeto no es un infiltrado o un topo con el propósito maniqueo de despertar con su bocinazo a cuantos están dormidos? Y ahora, que venga alguien y me diga si esta sospecha no es pensar bien hasta de quien habría que pensar mal. De veras, me encantaría tener por sombra a ese tal "churrusco" como salvaguarda de engreimiento, como cilicio de Cuaresma por más que todavía no hayamos rebasado la Navidad. Y, ya metidos en harina, que 2017 traiga "vida abundante" al blog y a quienes lo alimentan, lo cual tiene obviamente resonancias evangélicas.

Fecha: 28/12/2016 20:16.


gravatar.comEugenio Gonzalez

Sr.Sra. txumuthurru, con todo respeto (a quien parece no tenerlo), quiero decirle que su escrito como broma es pasada, y como insulto mucho más. De todos modos voy a decirle que algunas de sus acusaciones tienen fundamento, otras no. Por ejmplo, la de 'cretino', porque por lo que vagamente recuerdo, Baldo es de un bonito pueblo de León, no de Creta como usted maliciosamente supone, y entiendo que le pueda llamar cazurrro, pero 'cretino', ¡válgame Dios, es usted un ignorante! Tampoco le voy a aceptar lo de eminentísimo, porque eso queda para las altas jerarquías eclesiales, que en los días que corren sufren cierto acoso papal, pero lo de teólogo, lo felicito por reconocerlo, porque Baldo ha aprendido -en mi humilde opinión -a hablar de Dios en voz alta. Lo de 'jodido', me ruboriza, no quiero ni meneallo, es materia marital reservada...
En cuanto a lo de 'faltón', tiene usted toda la razón: en ocasiones no ha llegado a las reuniones y ¡mira que lo esperábamos! Y, finalmente, en lo tocante a 'pedante' ojeando/hojeando el de la RAE, como segunda acepción de la palabrita -usted mismo, sin ayuda, puede leerlo-, dice "Maestro que enseñaba a los niños la gramática yendo de casa en casa" ¡peri-pá...! (hoy en desuso).

Gracias, Baldomero, porque estando tan lejos sigues llegando con frecuencia a "mi casa" y gracias a ello, voy aprendiendo muchas y sustanciales cosas de...¿La Vida? (como quieras llamarlo), ¡ah, pero eso sí con mayúscula!

Posdata para mi amigo txumuthurru, para simplemente recordarle que ofende solo quien puede ofender (ir en contra de lo que se cree como bueno, correcto, agradable), y lamentablemente tú/usted no sabe/s hacerlo.

A 28 de diciembre en Kansas City, 6:00 de la tarde, cuando solo está oscureciendo y nadie aprovecha este día para hacer 'inocentadas'.

A 29 de diciembre en León, donde supongo que muchos, acabadas las inocentadas, planchan oreja con la conciencia tranquila.

Para todos, sin exclusión, un abrazo fraterno.

Fecha: 29/12/2016 01:57.


gravatar.comRamón Hernández Martín

Dice Baldo que "nuestra sociedad de consumo es nuestro actual reino de Roma". Como Roma, esta sociedad nuestra de consumo dejará honda huella en la historia por sus avances científicos inauditos y su conciencia sobre los problemas globales de la humanidad, pues ambas cosas contribuyen a una soberbia calidad de vida para los siete mil y pico millones de habitantes actuales de la Tierra, aunque lamentablemente no llegue a todos por igual. Tal vez la réplica, como la que supuso la Navidad para el Imperio Romano según ha dejado muy claro la disertación de Baldo, le venga de una nueva Navidad, la cual no podrá ser más que colectiva: el nacimiento de un nuevo mundo que, englobando el actual y aprovechando sus laudables logros, siente las bases de una fraternidad operativa. En fin, un mundo nuevo o, mejor, renovado. Ese me parece que ha de ser el "mundo humano", el "mundo solidario" que lleva tiempo gestándose en las entrañas del mundo en que vivimos. Los tiempos de gestación son, indudablemente, tempos difíciles, pero están cargados de esperanzas. Que así nos llegue 2017. ¡Que ni los años ni la sociedad nos arrebaten el derecho de soñar!

Fecha: 29/12/2016 12:52.


gravatar.comJ. M. de Pablos

Conozco a Baldo desde el segundo día de mi llegada a la Virgen del Camino, el primero no pudo ser porque mi llegada fue casi nocturna.
Para mí y muchos otros ha sido y es un buen punto de mira.
Lo que dice Valdés en su primera entrada, te recuerdo tx......, que lo vuelvas a leer con tranquilidad y si es posible, lo pongas en práctica. Si al menos hubieras dado la cara serías menos cobarde.Te sugiero que aprendas ortografía, si eres joven, aún estás a tiempo y si tienes la edad que pienso, lo tenemos muy mal...
Baldo, sigue tu ritmo que este tx..... es amigo de eso que llaman ENVIDIA.

Felices Fiestas a todos y a tx.....

Baldo un fuerte abrazo.

de Pablos.

Fecha: 29/12/2016 13:09.


gravatar.comJavier Cirauqui

Me quedo estupefacto, traspuesto y anonadado ante esta eclosión de erudicción y conocimiento. He leído todas las disquisiciones y me quedo con que Jesús nació en un establo, entre el buey y la mula, y entre humildes pastores.
No sé si es por deformación profesional me gusta que nazca entre los sin hogar y sin techo,
De todas forma me agarro a la fina teología de los villancicos, dos de estos dicen:
"En el portal de Belén
hay estrellas, sol y luna,
La Virgen y San José y el Niño
que está en la cuna"

!Ay del chiquirritín
que ha nacido entre pajas,
!Ay del chiquirritín
queridin, queridico del alma."

Entre un buey y una mula ,
Dios ha nacido
y en un portal humilde
lo han recogido"

Y para terminar este otro, que como es un poco machista lo reconvertimos:

Dale a la zambomba, dale al almirez y dale a tu suegra si puedes también.(machista)

Queda de esta manera:
Dale a la zambomba, dale al almirez y dale a "Txumuthurru"
si puedes también.(Donde las dan las toman)
Este seudónimo esta camuflado de vasco, pero esa th le delata como que no es.
Un fuerte abrazo para todos. Hasta para txumuthurru.
Javier




Fecha: 29/12/2016 14:27.


gravatar.comFernando Alonso Diez

"Eppur si muove", es todo lo que se me ocurre. La intransigencia y el infantilismo dogmático de la ignorancia huyen de las explicaciones profundas y bien argumentadas en la búsqueda de la verdad. Pero es más fácil encerrarse en el misterio, en las verdades para niños o en el mito y sin argumento alguno imponer dogmáticamente las "verdades eternas" de la peor manera posible (no sólo morían por sus ideas, sino que a lo peor, mataban).
Baldo, por favor, sigue ilustrándome, no sabes cuánto te lo agradezco.

Fecha: 29/12/2016 14:57.


gravatar.comSantos Suárez Santamarta

Tras un tiempo sin abrir el blog me encontré con esta especie de “deposición” que un sujeto amparado en el anonimato dirige contra Baldo, compañero desde el primer día de colegio, en octubre del 58, al que conozco, admiro y quiero.
No me ha gustado lo que he leído, pero no soy partidario de que haya que darle más protagonismo a quien tal vez se sienta satisfecho porque se hable de él. Con la pila de años que ya tenemos la mayoría, que alguien defeque o vomite de ese modo no debe sacarnos de la ataraxia conseguida. Y a ti, juicioso Baldo, menos.

Por eso:
Al “txumuturru” emboscado
¡nada!, mi querido Baldo.
Sabes de nuestro respaldo
y nos tienes a tu lado.
Que ningún acomplejado
logre producirte ampollas.
Tu sé como las cebollas
que son alimentos sanos,
inmunes a los gusanos
y ajenas a gilipollas.

Fecha: 29/12/2016 17:53.


gravatar.comEugenio Gonzalez

¡Muy bueno lo tuyo, Santines! ¿Nadie se enfada si digo que tus últimos versos me han producido la risa? Espero que a Baldo y a Juli -a quienes queremos-, también

¿Será verdad aquello de que no hay mal (aqunque apeste), que por bien no venga?

Abrazos.

Fecha: 29/12/2016 20:31.


gravatar.comVibot

Coincidí con Baldo algún curso en Salamanca, le acompañé a Roma apoyando a la cuerda de bajos en el viaje del 75 y luego le sustituí en la dirección de La Escolanía el curso 75-76 cuando él tuvo que ir al entonces servicio militar obligatorio. Como estaba en El Ferral, creo, subía con frecuencia al Colegio y comíamos juntos en el comedor de los mayores... inolvidables sobremesas y paseos los dos solos contrastando confidencias y risas... y aquellas irrepetibles sesiones de canto en nuestro trío vocal con Vicente Suárez...
Quiero decir que estrechamos una honda amistad que no han mermado un ápice todos estos años sin vernos apenas ni casi escucharnos ni escribirnos. Porque las raíces arraigaron de forma indeleble.
Nunca vi en él ninguno de esos defectos. Al contrario, tenía la humildad de saber escuchar y admirar a los maestros. Y, en el ámbito más íntimo, de empatizar con todos los matices de mis radicales discrepancias, tanto como en las coincidencias de concepto.
Y me siento orgulloso de que mi amigo haya llegado a ser efectivamente un teólogo eminente por méritos propios y constancia en el estudio durante toda una vida.
Y de que tenga la generosidad de compartir tan enjundiosas argumentaciones.
He dicho.

Fecha: 31/12/2016 02:07.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris