Facebook Twitter Google +1     Admin

OBLIGATORIAS (Por Pedro G. Trapiello)

20180131144535-verkami-cc4e89c6ca09db359705cc57d24a1f3a.jpg

Tan básicas en el vivir son esas cosas y, sin embargo, ¿no tienen asignatura en este sistema educativo con el que enseñamos a los críos y jóvenes de qué va esta vida?

Pero, dada su importancia, deberían ser asignaturas obligatorias y severas en el examen: Nutrición, Sexualidad, Filosofía, Música y Economía. Son infinitamente más importantes que la física, el cálculo, la literatura o... ¿es que acaso hay algo más crucial en esta vida que el comer, el apareo, el pensar/filosofar, el cantar a coro y el saber manejar el dinero?... en estas cinco canchas se juega uno la vida cabal y equilibrada, la buena vida... o el vil atraco a la salud, al espíritu y a la cartera.

¿De quién aprenden entonces los guajes de hoy todas estas cosas tan fundamentales?, ¿a trozos, en la tele, en el burger, por internet, en la delirante cátedra del patio colegial?...

Sin duda hay quienes están muy interesados en que la tropa estudiantil no se interese por todo eso. Se han esforzado en crear industrias y sistemas para hacerlo ellos y dárselo hecho, para que coman lo que a ellos les convenga, para que consuman el sexo que ellos les vendan, para que no piensen y se dejen guiar por ellos, para que engullan música y no la saquen de dentro... o para que un día el listo de la sucursal, que además es su amigo, les venda preferentes o chollos bancarios que les condenarán al desahucio.

Saber comer, por ejemplo, es la clave para zafarse de toda la charlatanería nutricional-dietético-culinaria o las modas alimentarias que no cesan... además, tiene premio: un cuerpo más sano y gran ahorro en las cuentas.

Y clave es también saber de sexo para que el meneo no sea torpeza violenta, compulsión o mito perverso, sino técnicas de amor calmado y gozoso (manadas, violaciones, el acoso y lo bruto crecerán; se está estrenando la moda).

Y qué decir de saber pensar, de saber informarse, de tener opinión propia y juicio crítico. En cuanto a la música, no hay mejor senda a lo armónico que aprender a cantar a coro, concordar las voces y hacer grupo. Pero en Asturias harán asignatura obligatoria al bable... y eso hará innecesario lo demás.

CRNADA DE LOBO , Diario de León 31-1-2018

Miércoles, 31 de Enero de 2018 18:29. antiguosalumnosdominicos #. VARIOS

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comRamón Hernández Martín

Encomiable esfuerzo e interesante propuesta la que hace en este escrito PG Trapiello, que suscribo sin remilgos y aplaudo con estruendo. Puesto a escribir una carta más a los Reyes Magos (a fin de cuentas, como el tiempo pasa volando, ya no falta mucho para que lleguen los de 2019), yo me atrevería a sugerir que, en cuanto los niños (y las niñas, valga la redundancia por lo que a la parte femenina se refiere) sean capaces de pensar por sí mismos y discernir lo blanco de lo negro, lo conveniente de lo contraproducente, se aborde una asignatura básica que podría titularse "Introducción a los valores" o simplemente "Valores". Cuatro o seis lecciones elementales sobre la genial teoría de los valores de fray Eladio Chávarri, por ejemplo, serían más que suficientes para abrir sus mentes, presentarles la enriquecedora complejidad de la vida y mostrarles la enorme envergadura del ser humano. Dicha asignatura sería como un sol de 24 horas que les alumbraría a lo largo no solo de sus estudios, sino también de su vida profesional y social. Seguro que la mayoría de ellos se sentiría atraído a la causa siempre abierta de la lucha entre los infinitos valores que nos enriquecen y de los que gozamos y los malditos contravalores que nos achican, nos enmierdan y nos joden. En definitiva, se conseguiría, creo yo, despejar por completo el camino correcto de la vida para luego, pacientemente y con esfuerzo, ir recorriéndolo en pos de una forma de vida cada vez mejor, cada vez más humana. ¡Tela que cortar!

Fecha: 02/02/2018 11:07.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris