Facebook Twitter Google +1     Admin

FELIZ AÑO 2008. FELICIDADES , PADRE MORÁN.

20071227133210-varios-040.jpg

Mis queridos amigos del alma: Os deseo, desde el corazón de este blog que todos compartimos, un muy Feliz año nuevo 2008. Para estrenarlo, nada mejor que aprovechar el correo que nos envía nuestro querido compañero Santos S Santamarta, en el que recuerda y felicita, lo hacemos extensivo a todos los Manueles, al muy, muy, muy querido e inolvidable Padre Morán. Os transcribo la totalidad del correo de Santos.

Muy querido José María: Un fuerte abrazo agradecido por todo ese maravilloso y  bendito "tinglado" que habéis sido capaces de llevar a cabo con tanto éxito y que ha producido enormes satisfaciones a tanta gente, debido sobre todo a tu buen hacer, a tu incansable dedicación y a la colaboración generosa de toda esa gente próxima a  tí. Aunque no  estuve presente en la celebración he intentado seguir de cerca todo lo que  allí ha ocurrido y, a través del blog, me he dado cuenta en parte de lo que ha significado y sigue  significando para todos.
Para tí, para tu entrañable familia -que ya es un poco la nuestra- y para el GL. mi agradecimiento, mi cariño  y especial felicitación en estas fiestas.
Te envío esta deficiente foto que saqué de una imagen tallada  que me regaló el venerable  y entrañable P. Morán  hace casi cincuenta años y que conservo con especial agradecimiento y cariño. Como estoy a punto de salir de viaje y no podré hacerlo en días posteriores, te la envío ahora por si  crees conveniente que aparezca en el blog. Aparte del encanto expresivo y el sentido navideño se añade además que su autor-artista-modelador celebrará el día de Año Nuevo su onomástica como Enmanuel que es y podría ser también una forma de felicitación pública a este hombre del que tantísimos de nosotros hemos aprendido mucho más que la gramática y sintaxis latinas, que no es poco.  
Feliz año. Un abrazo
Martes, 01 de Enero de 2008 03:15. antiguosalumnosdominicos #. NAVIDAD 2007

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comenrique valdeón

gracias padre Morán, desde salamanca un abrazo para toda la comunidad y mis mejores deseos para todos en este nuevo año
enrique valdeón

Fecha: 01/01/2008 13:35.


gravatar.comVibot

Querido P. Morán, Josemaría Cortés Aranaz me acaba de regalar estos días uno de los Cristos que presidían nuestras clases y que usted modeló en los ya lejanos sesenta. Está un poco roto, porque él lo rescató del trastero en que se ha convertido la escuela menor, pero yo lo he recibido como un tesoro y así lo conservaré en mi casa.

Me hizo volver inmediatamente
a aquellas pizarras en las que usted nos pedía dos o tres trazos y hacía surgir de ellos con la tiza -recogiéndose el escapulario en el cinto- animales y chicos que se parecían a nosotros, ante nuestro asombro y felicidad. Y la suya.

Gracias por aquellas sonrisas y declinaciones, abuelito querido.

MUY FELIZ DIA DE TU SANTO

Fecha: 01/01/2008 15:39.


gravatar.comMariano Estrada

Mis mejores deseos para el P. Morán, mis mejores deseos para los Jesuses, Mis mejores deseos para los Manueles (No voy a resaltar a ninguno, porque hay muchos, pero quiero felicitarles a todos)

Querido Santos S Santamarta: me alegro de volver a encontrarte, te había perdido la pista.

Feliz Año Nuevo a todos, aunque sea por enésima vez.

Un Abrazo

SANTOS DEL DIA 1 de ENERO

Solemnidad de santa María Madre de Dios. Conmemoración del Nombre de Jesús (en el rito de la Circuncisión; celebran su santo los que se llaman Jesús, Manuel, Manuela y sus hipocorísticos). Agripino, Frodoberto y Justino obispos; Almaquio y Concordio mártires; Beatriz y Eufrosina vírgenes; Vicente Mª Strambi confesor; Odilón y Guillermo abades.

JESÚS

"Dios le ensalzó y le dio un nombre que está por encima de todo nombre, para que ante el nombre de Jesús toda rodilla se doblegue, de los que moran en los cielos, en la tierra y en los infiernos" . Eso dice la Biblia acerca del nombre de Jesús. Es, efectivamente, en la onomástica cristiana, el nombre con mayor peso específico. Procede del hebreo Yehosuá, que significa "Salvador". Es el nombre que le pusieron en la ceremonia de la circuncisión, que era la que equivale a nuestro bautizo. Pero la Biblia le asigna el sobrenombre de "Emanuel", también hebreo, que significa "Dios entre nosotros", indicando que ésta es la mayor bendición que pueden tener quienes tienen la fortuna de vivir con él. Un nombre, ciertamente, al que es difícil añadirle más belleza y grandeza.
Manuel y Manuela (familiar, Manolo y Manola) abunda tanto en Andalucía porque así bautizaban allí a sus hijos e hijas muchos de los moros y judíos conversos, para manifestar de forma pública el testimonio sincero de su conversión.

El avance de la Reconquista fue dejando a lo largo de los territorios, antaño ocupados por los árabes, importantes bolsas de población musulmana y judía conviviendo en cierta armonía. Siendo como eran imprescindibles para la economía de la nación, pero no habiendo manera, por otra parte, de frenar el revanchismo de los viejos cristianos - colectivo que intentaba mantener sus prebendas - (y de aquellos que obtuvieron carta de tales sin serlo), entendieron los políticos, eclesiásticos casi todos, que debían hacer los máximos esfuerzos por integrar a estas gentes en la cultura y en la lengua única del país, so riesgo de poner en grave peligro la unidad de la nación. Desarrollaron por tanto intensos programas de inmersión cultural, y de conversión obligatoria a la religión y a la cultura única de la nación. La Iglesia jugó un papel decisivo en la consecución de la unidad nacional, moldeando una nueva conciencia religiosa-nacional que dio espléndidos frutos, pero que dejó tras sí grupos numerosos de "aparentes" conversos. Eran los llamados marranos. Los Reyes Católicos lanzaron la Inquisición contra ellos. La siguiente vuelta de tuerca fue la "prohibición absoluta a los moriscos de usar su idioma en público ni en privado, hablado ni escrito; obligación de hablar el castellano, entregar al presidente de la Audiencia todos los libros arábigos, suprimir los ritos, trajes, nombres y costumbres, destrucción de sus baños, obligación de tener las casas abiertas..." (Pragmática de Carlos I, 1526). Otra vuelta de tuerca: se negó validez a los contratos que no estuviesen redactados en la lengua nacional, con lo que automáticamente quedaron despojados de sus posesiones. Viendo que por ninguno de estos medios se culminaba la unidad de lengua, religión y cultura, decidieron por fin expulsarlos.

Fue el nombre de Jesús (en su forma de Manuel y Manuela) el salvoconducto más eficaz que tuvieron, tanto los conversos sinceros como los marranos, para capear la presión cultural y política a que estaban sometidos.

MANUEL

"Dios le ensalzó y le dio un nombre que está por encima de todo nombre, para que ante el nombre de Jesús toda rodilla se doblegue, de los que moran en los cielos, en la tierra y en los infiernos" . Eso dice la Biblia acerca del nombre de Jesús. Es, efectivamente, en la onomástica cristiana, el nombre con mayor peso específico. Procede del hebreo Yehosuá, que significa "Salvador". Es el nombre que le pusieron en la ceremonia de la circuncisión, que era la que equivale a nuestro bautizo. Pero la Biblia le asigna el sobrenombre de "Emanuel", también hebreo, que significa "Dios entre nosotros", indicando que ésta es la mayor bendición de que pueden gozar quienes tienen la fortuna de vivir con él. Un nombre, ciertamente, al que es difícil añadirle más belleza y grandeza. Manuel y Manuela (familiar, Manolo y Manola) abunda tanto en Andalucía porque así bautizaban allí a sus hijos e hijas muchos de los moros y judíos conversos, para manifestar de forma pública el testimonio sincero de su conversión. Fue la integración de moros y judíos lo que dio al nombre de Manuel la importancia y la extensión que tiene.

El avance de la Reconquista fue dejando a lo largo de los territorios, antaño ocupados por los árabes, importantes bolsas de población musulmana y judía conviviendo en cierta armonía. Siendo como eran imprescindibles para la economía de la nación, pero no habiendo manera, por otra parte, de frenar el revanchismo de los viejos cristianos - colectivo que intentaba mantener sus prebendas - (y de aquellos que obtuvieron carta de tales sin serlo), entendieron los políticos, eclesiásticos casi todos, que debían hacer los máximos esfuerzos por integrar a estas gentes en la cultura y en la lengua única del país, so riesgo de poner en grave peligro la unidad de la nación. Desarrollaron por tanto intensos programas de inmersión cultural, y de conversión obligatoria a la religión y a la cultura única de la nación. La Iglesia jugó un papel decisivo en la consecución de la unidad nacional, moldeando una nueva conciencia religiosa-nacional que dio espléndidos frutos, pero que dejó tras sí grupos numerosos de "aparentes" conversos. Eran los llamados marranos. Los Reyes Católicos lanzaron la Inquisición contra ellos. La siguiente vuelta de tuerca fue la "prohibición absoluta a los moriscos de usar su idioma en público ni en privado, hablado ni escrito; obligación de hablar el castellano, entregar al presidente de la Audiencia todos los libros arábigos, suprimir los ritos, trajes, nombres y costumbres, destrucción de sus baños, obligación de tener las casas abiertas..." (Pragmática de Carlos I, 1526). Otra vuelta de tuerca: se negó validez a los contratos que no estuviesen redactados en la lengua nacional, con lo que automáticamente quedaron despojados de sus posesiones. Viendo que por ninguno de estos medios se culminaba la unidad de lengua, religión y cultura, decidieron por fin expulsarlos.

Fue el nombre de Jesús (en su forma de Manuel y Manuela) el salvoconducto más eficaz que tuvieron, tanto los conversos sinceros como los marranos, para capear la presión cultural y política a que estaban sometidos. En cualquiera de sus formas al nombre de Jesús y al de Manuel se le asigna un poder como a ningún otro. Un nombre que además de su fuerza intrínseca tiene el sudor y el dolor y la resistencia y el ingenio con que se labró. Llamarse Manuel es llevar el nombre más trabajado de todos, signo y presagio de fortaleza y resistencia. ¡Felicidades!

Mariano Arnal

Fecha: 01/01/2008 16:24.


gravatar.comjose ignacio serrano mallada


Qué sentidas y bellas las palabras introductorias de Santos para los Manueles, los Jesus, y para tí P. Morán en el día de vuestro santo. Felicidades a todos.

P. Morán:

Veo tus delicadas sienes
y tu dulce encanto,
el que regó siempre mieles
en tu trayecto santo.


La flor que nunca olvido
a pesar de tantos años,
fue grabada a fuego vivo,
siempre creció sin daños.

yo no quiero que se seque
yo no quiero oir mi llanto,
ahora sólo quiero verte
muy féliz en tu santo.

Felicidades P. Morán, no te olvidamos.

Te queremos mucho, y a todos los que celebrais vuestro santo también.

Fecha: 01/01/2008 18:02.


gravatar.comAndrés Martínez Trapiello

Con el recuerdo para el primero que me enseñó el Colegio, para el que nació en esa bonita tierra del río Torío, para el que sigue modelando figuras en el aire...

FELICIDADES, padre Morán.

Fecha: 01/01/2008 18:30.


gravatar.comdaniel orden santamartad

Con inmensa gatitud deseo felicitarle hoy y desarle lo mejor al P. Morán para este año nuevo. Un abrazo. D.O.S.

Fecha: 01/01/2008 20:01.


gravatar.comangel luis valdés

Querido Padre Morán:

Le recuerdo perfectamente y, como me estoy enterando de que es su cumpleaños, quiero felicitarle con todo el cariño que un alumno pueda tener a un educador querido, a la vez que artista genial.
Que cumpla muchos más.

Un abrazo. Valdés.
-----------------------

A José Ignacio Serrano:

Querido Serrano,cuando he leído tu comentario, me ha venido a la cabeza tu rostro y figura. Me alegro de que aparezca de vez en cuando alguno de mi "quinta".

Saludos.Valdés.

Fecha: 01/01/2008 20:58.


gravatar.comEugenio González Núñez

P. Morán,
aprovecho la oportunidad que me da este blog para desearle un feliz año nuevo y un feliz día de su santo. ¡San Manuel/Jesús lo bendiga!
Lo recuerda con cariño uno de "los suyos",

Eugenio González Núñez

Fecha: 01/01/2008 21:35.


gravatar.comEnrique Arcadio Frade Alonso

Me uno con todo cariño a las felicitaciones a todos los Manueles y a todos los que hoy celebran su santo.
Una felicitación especial para nuestro maestro en la pintura y y padre en aquellos años tan importantes de nuestra vida ,como fue el PADRE MORAN;FELICIDADES.
Este es mi hermano MALLADA, ya vas cojiendo de nuevo la onda de la poesía tú persevera y llegarás a ser como Mariano Estrada.
Eugenio me alegro que sigas entrando en el blog donde sabes que los que fuimos tus compañeros te queremos como a un hermano.
Abrazos para todos y FELIZ 2008.

Fecha: 01/01/2008 22:09.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris