AQUELLA HABITACION ERA CASI UNA CAMARILLA | Antiguos alumnos dominicos VIRGEN DEL CAMINO - LEON
Facebook Twitter Google +1     Admin

AQUELLA HABITACION ERA CASI UNA CAMARILLA

20080316123528-img127.jpg

Alguien quería saber, recordar qué fue de aquel tocadiscos, de los discos de “Las Supremes”,

los “Tesoros de la Música Clásica” y “Abbey Road” de The Beatles…: Siguen a buen recaudo.

Llegaron aquí de una habitación diminuta decorada con una lámpara de pié y pantalla pintada

de pentagramas y corcheas, un cuadro con pinos y un lago enorme, algunos libros de bachillerato…

Un refugio que compartieron muchas horas en los años sesenta/setenta gente del GL.

Domingo, 16 de Marzo de 2008 12:35. antiguosalumnosdominicos #. DICCIONARIO DE LA MEMORIA

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comJavier del Vigo

¿Mencionó por ahí arriba alguien a un "Gran Cabrón"?

¿Creyó alguien que me he ido de ejercicios espirituales? ¿O a escardar cebollinos en un pueblo desierto de almas, que es casi lo mismo?

Ay, mis jóvenes recuperados amigos, los que anduvisteis a mi lado en las filas interminables y los que estuvisteis a mi lado en “añadas contiguas”, entre pedregales del Tomillar y ilusión por llevar almas al cielo, mientras Cristo iba -entre ramos de olivo-, camino al Gólgota, hasta expirar cada Viernes Santo tras aquella exclamación que tanto me impactaba: “¡ Elí, Elí, lamná sabajtaní!” (Con acentos precisos, que diría Cicero; ya que posiblemente la grafía es impropia, pero mi recuerdo no da pa más)...

Leo que Luis –el travestido Teódulo- anda dándole al majín. Para afirmar que quiere quitarme trono y título: “Resulta que todos llevamos el gran cabrón dentro. De repente, adviertes que te va creciendo un gesto adusto y una mirada dura.”

¿Cómo debo interpretar tu filosofar, hermano? Como que –además de G.Cabrón- soy de todos, polimorfo, multiorgásmico? Uy! ¿O como que estás llegando a la convicción de que no hay que rasgarse las vestiduras por nada? Mucho menos por reconocernos humanos y –por ende- imperfectos, duros, con cuernos enhebrados hacia lo alto, igual que las columnas salomónicas del Baldaquino de Bernini, que aspiran a tocar el cielo de la Cúpula vaticana de Miguel Ángel...

En estas vacaciones prometo repensar tu pensamiento, Luis. Por ver si he de defenderme de él o entregarme por completo, con fruición incluso, a tus descubrimientos vitales hasta hacerlos parte de mi vida... Hasta hacerme presente en tus meditaciones trascendentales!

Ojo! No me he ido, os sigo leyendo.

Hemen naiz neu! Esto es: “yo soy aquel”, con permiso de Pipi, el que gasta “correas” de avión a pedal por la romántica y preciosa tierra de Canadá, en busca del rincón más “guapu” donde llevar chiquillos en el próximo verano. “Si yo fuera rico”, me iría contigo, Julio, este verano a esos lagos preciosos donde cabalgó la Policía Montada, aquella de casacas rojas que nos hizo creer en la justicia humana, allá cuando en León. Tráenos, Julio, miles de casacas, a ver si “el hábito hace al monje”, por una vez, y somos un poco más justos en nuestras “hazañas cotidianas”.

Chiquillos grandotes, fui ungido en este foro -ya hace tiempo- Rey de los Cabrones, esos simpáticos seres de cuatro patas y unos cuernos inmensos. Enormes, todos sus atributos! Simpatico, of course!. Lo mío me costó, recordareis. Y no pienso ceder ni un palmo, de aquel día a la eternidad. Igual que si fuera Orson Wells, redivivo.

Sigo siendo el rey! Quien intente arrebatarme el cetro, se las verá conmigo. Os recuerdo el viejo símil "sociológico" del León y la Zorra (con perdón por apuntar a sitio alguno! En León –que sepa yo- no hay “zorras”; algunos zorros, sí). Mientras me resten fuerzas, yo soy Gran Cabrón Big-Ban Air Force number One! Y nadie va a ocupar el trono si no me gana en lucha justa. En buena liz.

Queridos, hace tiempo que quise lanzaros par de puyas, pero el tiempo me puede. En esta noche, sin embargo, he decidido ponerme el tiempo por montera y darle a las teclas. Eché gran siesta y me he sentido reclamado.

Os cuento: Javivi acaba de "coger vacaciones". Soy de la tiza, efectivamente. Aunque me tenga "cogido" -a la manera hispanoamericana, no; lo siento!- el tiempo por los huevos, no dejo de leeros. Y cuando “pillo” rincón, os mando un abrazo. En este mundo virtual donde parece que no hay distancias; y lo que no hay es volúmenes, que distancias, haylas. Abrazo como nos era dado hacerlo en aquel tiempo del “camino virginiano”: castamente! (En lo virtual, la castidad está garantizada, así que no temáis pecar)

Martín, mis "saetas" van por ti. Cuerpo a cuerpo, como mandan los cánones.

Chiquitín, el más viejo de quienes nos seguíais en añada: ¿quien es Manolo Estrada? ¿Un amigo de Luis Miguel, un chico nuevo en este blog, que no para de echarnos piropos, como si tuviera nostalgia de no haber pertenecido a aquella “Escuela Apostólica”? Luis Miguel, te perdiste aquellos cánticos gregorianos, aquellas “Pasiones” de las que he vuelto a leer recuerdan otros compañeros, celebrando el Calvario del Gólgota –un lujo artístico asiático, visto desde esta lejanía pragmática, agnóstica, mediocrática-.

Darías, Luis Miguel –yo daría- bastante más de 30 monedas por retornar a aquellas Semanas Santas de Oficios religiosos intensos, la mayor parte de ellos cantados por unos niños que aspiraban a ser “tenores” y “bajos” mientras preparaban su espíritu para rememorar la crueldad de unos hombres crucificados ante una turbamulta insensible al dolor humano, jaleando al soldado que clava su lanza en el costado de Jesús, el Nazareno...

Un prosaísmo, Martín: dile a Froi que sigo sin poder catar claretillo -¿o rosado?- de León; y lo tuyo, "paezme" que va lento: "Iré a llevarte una caja de Valjunco", -dijiste. Te olvidaste!. Pregúntale si se le acabó la cosecha o está haciendo tiempo para subirle el precio al producto, ahora que le han bautizado oficialmente como hijo con denominación de León a sus bodegas.

Olvidadizo Martín!. El nombre de Estrada, nuestro mejor poeta con la ayuda de Mar, de allende los mares, es Mariano. No me hagas juegos con las letras de nombre tan actual, merced a Rajoy, de igual nombre, pero sin ningún parentesco conocido con nuestro poeta. (Estaría por apostar, además, que ni hay parentesco conocido ni oculto. ¿Alguien apuesta algo?)

Me alegro de ver de nuevo pontificando a Mariano, desde su minarete villajodido! Con un arroz tan rico, ¿para qué queremos el botillo berciano? Sacando socarronería y lanzando puyas a diestra y siniestra, este Mariano. Dando a Tirios y troyanos. Así, Mariano, nunca medrarás en pesebre alguno. Pero –qué joder!- uno duerme cada noche con las dos piernas sueltas y un regusto por los bajos casi divino. ¿O no? Enhorabuena! Y a seguir cultivando blog propio y escardando cebollinos en esta tierra común que tanta magia y tanto sentimiento ha sabido sacar desde lo profundo del olvido; desde aquel pasado compartido.

He leído a los Andreses cabalgando unidos. El Cortés –puse “El Cortés”, no me leáis “El Cortiglés”, no, que no me pagan por hacerles propaganda- para dar “chivatazos” y felicitar a los cumplidores. ¿Dónde queda, abuelete, la descripción de aquel legendario equipo de fútbol? ¿Por qué será que a los amigos les perdonamos hata lo imperdonable? Quien sigue mariconeando por acá y por allá –y a este no sé si le voy a perdonar- es el Trapiello. No sé cómo pudo ser que seres tan distintos –Mariano y Andrés, digo- tuvieran la osadía de nacer en el mismo día.

“Alábate caldero, que vas pa la fuente”, decía el padre de Andrés, recio en los refranes y claro en los principios que inculcó a su Andresín. Total, para el caso que le iba a hacer este descarriado compañero...!

Andrés, lávate la boca, aunque sea en la fuente! Y no creo yo que debas echar la culpa de tu habla barriobajera ni a la garrapata ni al colegio de pago en el que te instruyeron. ¿O fuiste “educado”? ¿Cuál ho es el amigo de Isidro que suele decirle aquello?: “Si me descuido, fórmanme, ho!”

Tu te has emputecido, chiquitín! Admítelo! Y esto sólo se cura lavando boca y echando demonios fuera. Aprovecha estos días de “vacances” y hazte propósito de no decir tanto taco, tanta maledicencia.

He leído páginas vuestras bellísimas estos días pasados. Es un placer ver a Carlos Tejo sacando sentimientos y viejas fotos familiares para nuestra consideración. Sigue siendo una delicia leer a Santos S. Cuando Santines, el Vibotillo, escribe, se pueden cortar sus sentimientos, igual que si fuera jamón del bueno...

En fin. A las 3 de la mañana del Lunes de Pasión, creo que ye puedo cerrar por hoy.

Resumo, porque será difícil que alguien haya leído toda la parrafada:

Este Gran Cabrón, -que no quiere le quiten plaza-, os lee y se maravilla leyéndoos, compungido por no tener más tiempo –incluso gana, a veces- de replicar a tanta pluma hermosa como pululáis en el blog de Don José María, el Gran Cortés.

Un abrazo, peña inmensa!

Fecha: 17/03/2008 04:20.


gravatar.comMartín

¡Javivi!, que he intentado contestarte y resulta que lo he pegado en el otro apartado, en el de Artesanías Literarias, espero que lo puedas ver igual.

Fecha: 17/03/2008 12:22.


gravatar.comJavier del Vigo

Ok, Martín. Allá voy!

Fecha: 17/03/2008 14:48.


gravatar.comAndrés Martínez Trapiello

¡Jo! (ya no he dicho “joder”); asomas un poco el morro y te dan leches por doquier.
Ten amigos así, y para qué quieres enemigos.
Tiene razón Froilán: “Andrés, eres tonto”. Y es de los que me entiende alguna vez.

Dice Javierdelvigopalencia: “–y a este no sé si le voy a perdonar- es el Trapiello.” Y añade: “Total, para el caso que le iba a hacer este descarriado compañero...!

Pues mejor estaba Javivi escardando cebollinos y meditando, en lugar de escribir; que parece desbocado, sin rienda, cual elefante entrando en cacharrería. ¡Cómo ha entrado, con qué furia!
Y tiene para todos, Mariano; para ti, también.

Y yo, que me he mojado por el amigo, por Javivi, que le he aclarado a Luis Teódulo que no hay más Gran Cabrón que Javierdelvigopalencia, me pone a parir.

Y me dice que “eche demonios fuera”… ¿Cómo lo sabrá?
Alguna vez me decía mi tío Andrés, que era hijo del maestro –mi abuelo-, que era el padre del cura -el abuelo, no el maestro; aunque mi tío Andrés también era maestro-, y tío de Pedro y Andrés, que son mis primos y sobrinos de cura; o sea, mis primos que son sobrinos de mi madre y de mi padre -que mi padre no era el cura-; pues, eso, que mi tío Andrés alguna vez me llamaba “condenío”, que supongo vendrá de algo así como condenado.

En definitiva: Que, aunque algunos seguimos en el curro -¿verdad Quique y Froy?-, buscaremos algún rato entre procesión del “Dainos” y “El entierro de Genarín” para ¿meditar o reflexionar?
Pero, ¡quiá!; no será porque lo diga Javierdelvigopalencia.

Fecha: 18/03/2008 01:06.


gravatar.comLuis Teódulo

Mejor, Andrés, que no nos aclares nada sobre tu genealogía familiar a Javier y a mí, que cada día consigues embrollarla más. Yo, al menos, me doy por satisfecho y renuncio, en aras de una mejor salud mental, a cualquier posible aclaración. Lo único que me ha quedado meridianamente nítido a estas alturas es que tú tienes padre y madre como todo quisque. Vamos, eso creo yo, con un vinito de los tuyos, me lo sigues aclarando, aunque ya veo que vas a necesitar toda tu bodega para poder explicarte de una puñetera vez y mejor dejarlo por ahora.


Pero ha merecido la pena esa provocación a vuestro Javivi para que irrumpiera desmelenado y libre en el blog con un torbellino de palabras bellas. A Javier, ya lo estoy viendo, hay que provocarle para que se lance y tú, Andrés, sabes hacerlo mejor que nadie. Luego ocurre que tiene vacaciones y así cualquiera.


A ver si nos llega a los demás ese tiempo necesario de vacatio para poder dar la oportuna y cariñosa réplica, que se la ha merecido. Mariano ha tenido un solo maravilloso de trompeta, como en sus mejores tiempos, pero ha sido demasiado fugaz y breve, él que atesora palabras con avaricia, nos las administra ahora con demasiado tiento y mesura.


Incluso el entrañable Vivot ha asomado un poco con su lírica maestría, pero debe andar muy ocupado estos días y estas noches. Aparecerá, seguro, otra vez, para envolvernos en sus mágicas descripciones musicales. Quique, Santos, Cícero, Mallada, Chema… estos, como yo, ya veo que no tienen vacaciones o las emplean en mejores menesteres.
Un abrazo.

Fecha: 18/03/2008 09:36.


gravatar.comandres cortes aranaz

Ya tenemos uno más en la familia.
Mi hermana Pili y su marido Patxi San José, han entrado en la venerable cofradía de los ABUELOS. Enhorabuena.
Felicidades a sus padres PABLO Y LOURDES, y que NICOLAS, que así se va a llamar, sea BIENVENIDO.

UN ABRAZO A TODOS

Fecha: 18/03/2008 09:54.


gravatar.comLuis Teódulo Barbería

Supongo, no sé bien, que Nicolás será mañico. Y que el manto de la Virgen del Pilar lo amparará en este año de acontecimientos fastuosos en Zaragoza. Pero ninguno tan importante y entrañable como el nacimiento de Nicolás.

Felicidades a los padres de la criatura y a los felices y orgullosos abuelos,Patxi y Pili.

Que una buena estrella acompañe para siempre a Nicolás y nuestros mejores deseos.

Fecha: 18/03/2008 12:29.


gravatar.comPedro Sánchez Menéndez

Queridos Pili y Patxi: felicidades por ese nieto Nicolás que os cambiará la vida. Besos y abrazos. Pedro

Fecha: 18/03/2008 12:56.


gravatar.comMartín

Queridos Pili y Pachi, y Pablo y Lourdes, ¡enhorabuena! Por el “mañico Nicolás”, ya estamos preparando su ingreso como “papón”, y de los buenos, como bracero titular, si no se lo busca su tío abuelo Pablo, o el tío seise Boro, le buscaremos brazo en La Coronación”.
¡Enhorabuena!, ¡que envidia me dais!

Fecha: 18/03/2008 18:21.


gravatar.comJavier del Vigo

Porromponpón, tararí, tatí; porromponpón, tararí, tarí.... Martín dice que es la música de Semana Santa la que se oye estos días. Redobles de tambor, compañeros. Trompetas romanas que suenen... Pues que suenen!

Pili y Patxi han tenido un “mañico”. Eh, no haya duda: mientras el mañico se “hacía”, aquel día 9 meses atrás, ellos estaban mansamente viendo televisión...

Si sois felices, vuestros hijos tendrán más tiempo la guardería abierta. Salud, pues, Patxi y Pili, chavales! Narradnos a quienes aún no estamos en ese selecto Club de la Abuelería vuestras sensaciones, vuestras tareas, vuestros cariños... Iremos aprendiendo. Y que veáis crecer a la criaturica con salud!


* * * * * * *

Vale, Martín: aunque me llames palabrero desbordante, te leí comprensivo con los compulsivos como yo. Por eso, te aprecio; mucho más si le has dado la “queja” a Froi para que nos tenga abastecidos a los de la “periferia” de León. Que es muy duro no estar en el cogollito, no haber “disfrutado” de la camarilla que puso José Mari en la entrada de este portillo y –además- verse privado de una botellita de prieto picudo; para las emergencias de la salud, mayormente.

Es muy difícil rebobinar el pasado. Si estuviera en mi mano, -fíjate- creo que hubieras sido merecedor de incluirte en la yeguada –o la añada, si os gusta más- 61-67; la mejor, sin duda alguna. (Y mira que esto último no sabe uno si te va a resultar piropo o dardo envenenado; pero dicho queda, que demonios!)

* * * * * * * *

Demonios los que le bailan a Andrés. Le dices que se lave la boca con agüita fresca de una de aquellas viejas fuentes de pueblo y mirad cómo se pone. Que si de amigos como yo le libre dios; que si a escardar cebollinos...

Pues mira, hermano: nunca había tenido a tiro de ojo un cebollino. Así que dado el tiempo lluvioso que está haciendo y tras leerte ayer, esta mañana he ido a comprar... ¡cebollinos!.

Nunca los había visto, lo juro.

Y me han vendido en una cajita de plástico con celofán por encima unas yerbitas, lo más alejado a una cebolla que yo haya visto jamás. “Que son para dar sabor!”, -me han dicho. “Pero que son cebollinos frescos!. Añádalo a sus guisos y verá qué rico sabor le dan”.

Andrés, ¿tu has plantado cebollinos? ¿Los has escardado, al menos?. Mira, un día de estos me voy a hacer un zumo de ajos, cebollinos y cebollas rojas... Más que nada para sacar demonios interiores y quedar limpio, limpio como el culito de Nicolás, la criaturica nueva! Tomado en ayunas, cura; de cuyons, oye! (Por no poner ahí “cojones”, que es más rotunda mayormente esa palabrota!)

Anímate, anda! Verás como luego lo ves todo más claro y no nos lías de nuevo con la genealogía de los Trapiellos leoneses.

* * * * * * * *

Luis! Pobre Luis...
¿Has intentado hacer un croquis sobre papel para ir viendo la evolución familiar de Andrés? Se te habrá armado la picha -con perdón!- un lío, seguro! Que eso sí, desde la garrapata, mi Andresín intenta hilvanar con lucidez, pero hay momentos que pasa por borrascas. En esos momentos, quiere coordinar, pero como que se queda con la mano en el aire y la mente “in albis”. Compréndele, Luis: en esos momentos es mejor hacer como que ha dado una conferencia magistral sobre su genealogía. La garrapata nunca pasa dos veces; pero le pilló una y alguna secuela le queda.

Menos mal que –cuando le sucede esto- recurre al prieto picudo. Se repone pronto, entonces! Invítale, Luis, y verás su metamorfosis... No controlo el efecto del “cariñena”, pero igual es similar. ¿Lo compruebas, Luis?.
* * * * * * *


Oye, Pedro. Pedro Sánchez. Aquel conductor de almas apostólicas que se fue luego a la América profunda y es hoy un admirado –por mi- conductor de humanos –en ese Vallecas mítico- hacia una “tierra prometida” cuyos soportales –al menos- están entre la eternidad y una injusta caducidad...

Querido: entiendo tu “prudencia”. Yo mismo procuro serlo. Y soy un poco más joven que tu, no mucho. No vayas a pensar. Después de los 40, todos hermanos.

Pero si fuiste y sigues siendo, demuestra que fuiste lo que eres. Un gran “educador”. Un perfecto “director” humano. También!. Así que te hago un ruego: o en abierto o en privado, ¿por qué no nos/me narras algo de tus vivencias actuales?

No sólo espero verte si paso un día por la “capital del reino”, por sus “suburbios”, incluso. Aspiro a más: a que –con esa prudencia que da el tiempo- nos alegres alguna vez contando tus experiencias vitales de hoy día. Creo que seguirás siendo “fascinante”!

¿Atenderás mis súplicas, querido viejo “director”? Ojalá! Te abrazo, mientras, con amor.

* * * * * * *

Compañeros multitudinarios de la tiza y gentes preocupadas por la sociedad donde vivimos en general:

La forma y el fondo literarios de Arturo Pérez Reverte me ha encantado, desde hace años, en líneas generales. Sus novelas tienen “historia”. Sus artículos son directos, críticos, pelín cínicos.

Es posible que muchos hayáis leído su último artículo en el grupo Vocento, revista “Semanal” nº 1.064, del pasado sábado. Estoy seguro!. Pero, por si alguien estuviera absolutamente “vacando”, permitirme que lo transcriba aquí. (Jose Mari, si te reclaman derechos de autor, haremos nuevos billetes de 19 € como el que has pagado a Andrés por sus trabajos para la comunidad, tranquilo, chiquitín!).

Advierto que soy parte. Su filosofía es la mía.Pudiera haber por acá gentes que discrepen. Ojalá! Podríamos entablar un debate sereno y profundo. La libertad de opinión ya no la pone nadie –creo- en tela de juicio.

Este es el artículo:

“Me sigue sorprendiendo que se sorprendan. O que hagan tanto paripé, cuando en realidad no les importa en absoluto. Ni a unos, ni a otros. Y eso que todo viene seguido, como las olas y las morcillas. La última —estudio internacional sobre alumnos de Primaria, o como se llame ahora— es que el número de alumnos españoles de diez años con falta de comprensión lectora se acerca al 30 por ciento. Dicho en parla normal: uno de cada tres críos no
entiende un carajo de lo que lee. Y a los 18 años, dos de cada tres. Eso significa que, más o menos en la misma proporción, los zagales terminan sus estudios sin saber leer ni escribir correctamente. Las deliciosas criaturas, o sea. El báculo de nuestra vejez.

Pero tranquilos. La Junta de Andalucía toma cartas en el asunto. Fiel a la tradicional política, tan española, de subvenciones, ayudas y compras de voto, y además le regalo a usted la Chochona, la manta Paduana y el paquete de cuchillas de afeitar para el caballero, a los maestros de allí que «se comprometan a la mejora de resultados» les van a dar siete mil euros uno encima de otro. Lo que demuestra que son ellos quienes tienen la culpa: ni la Logse, ni la falta de autoridad que esa ley les arrebató, ni la añeja estupidez analfabeta de tanto delincuente psicopedagógico y psicopedagocrático, inquilino habitual, gobierne quien gobierne, del ministerio de Educación.

Los malos de la película son, como sospechábamos, los infames maestros. Así que, oigan. A motivarlos, para que espabilen. Que la pretendida mejora de resultados acabe en aprobados a mansalva para trincar como sea los euros prometidos—una tentación evidente—, no se especifica, las estadísticas del desastre escolar se desplacen hada otras latitudes. Y los sindicatos, claro, apoyan la iniciativa. Consideren si no la van a apoyar: ya han conseguido que a sus liberados, que llevan años sin pisar un aula, les prometan los siete mil de forma automática, por la cara. Y más ahora que, de aquí a tres años, con los nuevos planes de la puta que nos parió, un profesor de instituto ya no tendrá que saber lengua, ni historia, ni matemáticas. Le bastará con saber cómo se enseñan lengua, historia y matemáticas. Y más si curra en España: el único país del mundo donde los profesores de griego o latín enseñan inglés.


Así, felices de habernos conocido, seguimos galopando alegremente, toctoc, tocotoc, hacia la nada absoluta. Todavía hay tontos del ciruelo -y tontas del frutal que corresponda- sosteniendo imperturbables que leer en clase en voz alta no es pedagógico. Que ni siquiera leer lo es; ya que, según tales capullos, dedicar demasiado tiempo a la lectura antes de los 14 años hace que los chicos se aíslen del grupo y descuiden las actividades comunes y el buen rollito. Y eso de ir por libre en el colé es mentar la bicha; te convierte en pasto de psicólogos, psicoterapeutas y psicoterapeutos. Cada pequeño cabrón que prefiere leer en su rincón a –interactuar adecuadamente en la actividad plástico-formativo-solidaria de su entorno circunflejo, por ejemplo, torpedea que el día de mañana tengamos ciudadanos aborregados, acríticos, ejemplarmente receptivos a la demagogia barata, que es lo que se busca. Mejor un bobo votando según le llenen el pesebre, que un resabiado culto que lo mismo se cisca en tus muertos y vete tú a saber.

El otro día tomé un café con mi compadre Pepe Perona -«Café, tabaco y silencio, hoy prohibidos», gruñía—, que pese a ser catedrático de Lengua Española exige que lo llamen maestro de Gramática. Le hablé de cuando, en el cole, nos disponían alrededor del aula para leer en voz alta el Quijote y otros textos, pasando a los primeros puestos quienes mejor leían. «¿Primeros puestos? -respingó mi amigo-. Ahora, ni se te ocurra. Cualquier competencia escolar traumatiza. Es como dejar que los niños varones jueguen con pistolas y no con cocinitas o Nancys. Te convierte en xenófobo, machista, asesino en serie y cosas así». Luego me ilustró con algunas experiencias personales: una universitaria que lee siguiendo con el dedo las líneas del texto, otro que mueve los labios y la cabeza casi deletreando palabras... «El próximo curso —conduyó— voy a empezar mis clases universitarias con un dictado: Una tarde parda y fría de invierno. Punto. Los colegiales estudian. Punto. Monotonía de lluvia tras los cristales. Después, tras corregir las faltas de ortografía, mandaré escribir cien veces: Analfabeto se escribe sin hache; y luego, lectura en voz alta: En un lugar de la Mancha, etcétera». Lo miré, divertido. «¿Lo sabe tu rector?». Asintió el maestro de Gramática. «¿Y qué dice al respecto?». Sonreía mi amigo, malévolo y feliz, encantado con la idea; y pensé que así debió de sonreír Sansón entre los filisteos. «Dice que me van a crucificar.» •

Fecha: 18/03/2008 18:32.


gravatar.comLuis Teódulo

Sí leí el artículo, Javier. Y yo también hubiera escogido esa poesía de Machado, como el catedrático amigo de Reverte.

Una tarde parda y fría de invierno...

Por qué será que, por lo general, somos mayoría los que coincidimos en escoger unos mismos poemas de un escritor? Tenemos los mismos gustos?

Consuela pensar que Machado y compañía necesitaron escribir muchos, muchos poemas, para dar en el clavo de la obra maestra.Vamos que, en el camino, escribieron otros versos que no son o no nos parecen tan bellos.

Y puestos a escoger escritores articulistas, antes que a Reverte - que lo leo y me gusta- prefiero a Manuel Vicent de El Pais de los domingos. Todo es cuestión de gustos.

De todas formas, para qué vamos a ser humildes. Estando inspirados tú, Cícero, Trapi, Mariano, Vibot, Santos S.S., Mallada, Julito,Chema,Heredia etc., etc., para qué vamos a necesitar a nadie?

Fecha: 19/03/2008 00:09.


gravatar.comLuis Heredia

Queridísimos Pili y Pachi

¡Felicidades y enhorabuena¡ pero también a los padres que os hicieron felices por partida doble: Cuando ellos vinieron y ahora cuando os traen este regalo.

Que disfrutéis todos y que crezca sano, fuerte (sin necesidad de vueltas a la finca, aunque de vez en cuando no le vendría mal) y buena persona como vosotros.

Os quiero

Fecha: 19/03/2008 00:16.


gravatar.comPedro Sánchez Menéndez

Hola, Javier del Vigo Palencia: Gracias por tus amables palabras. Deseo de verdad que tengas que venir a Madrid y te acerques a Vallecas. El "suburbio" se convirtió en ciudad y estamos a menos de media hora del "Kilómetro Cero". A seis minutos de Atocha en Cercanías. No sabes lo que me encantaría que nos encontrásemos y pudiéramos charlar largamente de lo humano y de lo divino. Que sepas que tienes mesa y también hospedaje, si lo necesitas.
Contar aquí la trayectoria de mi vida es otro tema... Respeto mucho a todos los que leen o participan en este estupendo invento que ya supera las 400.000 entradas en un año de vida. Lamentaría mucho molestar a unos o a otros. No quiero ser "maestro" de nadie, y estoy encantado con leer y descubrir a los que participáis en el blog. Me siento "enano" y admirado ante los "relatos" y la "poesía" de tan buenos escritores.
Ya que tengo la ocasión, felicito a todos los Josés, aunque a mí me gusta felicitar el día de cumpleaños. Siento que se nos haya escapado el de Justino y ¿el tuyo cuándo es?
Me alegro de que Josemari esté de vuelta y de que en medio de las dificultades y los problemas seáis todos muy felices. Pedro

Fecha: 19/03/2008 13:14.


gravatar.comquique muñiz

ANDRÉS:
La fotografía está tomada desde el lugar y silla en que me sentaba yo.
Aún hoy me parece mentira que en apenas seis metros cuadrados llegáramos a acumular tantos sueños; todas las horas eran pocas para escuchar: la música que nos vibraba desde el colegio y la que nuestra más que incómoda adaptación al "mundo del 68" nos exigía. Y las risas; y la guitarra en tu abrazo constante; y las fotografías compartidas, y casi escondidas, de Rosa; de Pat, después de Lloret; y de Cristina... cómplices, sin casi saberlo ellas, de ensoñaciones entre el humo azul y constante de "Antillana sin boquilla".
Ensayábamos de los Brincos -y los Angeles y los Mustang-las las melodías más tiernas con que intentaríamos "conquistar" en La Condesa a Yolanda y a Margarita.
Soñábamos y nos adaptábamos a este mundo con mucha suavidad y más de un miedo.
Y seguimos juntos; soñando, y adaptándonos aún, a esta bola que gira y cambia cada vez más veloz.
Pero me alegra recordar y revivir en tu rincón; tan mío tambien.

Un abrazo, ¡"yeyé"!
quique

Fecha: 23/03/2008 02:11.


gravatar.comVibot

Por qué se me saltan las lágrimas casi siempre que leo a quiquemuñiz, es una pregunta que no tiene respuesta. Pero sí muchos abrazos no dados, y palabras perdidas, y el encanto imborrable -interminable- de aquella edad perdida.

quique -como Borges- sabe, con dos palabras, resumir muchas frases y disparar la flecha más certera.

***

Ito, felicidades, ahora también abuel-ito: Vaha desaparecer ese portillo de La Melodía Viajera, pero te prometo terminar lo que empecé, ya que tanto te gusta.

Creo que a Teódulo y a Javivi -por sus dulces requiebros, que tanto me acompañan y estimulan- también les han gustado mis amorosas glosas musicales sobre La Melodía. Gracias, amigos, os las brindo feliz.

Fecha: 24/03/2008 19:57.


gravatar.comVibot

Disculpa, San José, a la vuelta de vacaciones es tanto lo que me encuentro por leer, que me he confundido y en vez de felicitarte a ti he echo abuelo a Andrés Cortés.

Que tu vida se llene encantamiento y de frescura con ese nietecito.

Fecha: 24/03/2008 20:16.


gravatar.comFroilán Cortés

ESA HABITACION......

Si Quique, sí. En esa habitación, cuantos sueños, cuantas horas de ilusiones, de planes, de historias que casi nunca se hacían realidad.
Vosotros erais MUY MAYORES. Teníais casi 20 años. Yo, era un crío, pero jugaba a ser mayor, como vosotros. A mis 15 añitos, deseaba que me creciera la barba, como a vosotros. Que me creciera la nuez en el pescuezo, como a vosotros. Que se me pusiera la voz de HOMBRE, como a vosotros.
Recuerdo la guitarra de Andrés, de las antiguas de verdad, con las clavijas de madera. Recuerdo como la tocaba. Como la cogía para rasguear acordes. Me parecía fascinante escucharos cantar en inglés. Yo solo había estudiado francés, y poco. Pero para ser Ye-Yé, era imprescindible cantar en inglés.
Quique. Andrés era un auténtico ye-yé?.
Pasados unos pocos años, esa habitación fué aula de inglés. Andrés, su profesor. Y yo, su discípulo. Inglés, la verdad, aprendía poco. Pero la guitarra, cada vez me sonaba mejor. Y a veces, hasta me pemitía hacer duos con el Trapi.
Cuanta viday recuerdos en tan pequeña habitaqción, verdad?

Fecha: 25/03/2008 17:40.


gravatar.comquique muñiz

FROY:
El encanto de aquel rincón de confidencias y música, nos resulta, a cuantos lo frecuentamos, un inolvidable escondite de secretos y refugio de proyectos que pocas veces se culminaron.
Nosotros, con Itho, lo empezamos a disfrutar antes: en el sesenta y ocho: yo con dieciocho años y el Trapi, cómo no, con 19. Pero que fuera ye-yé o no, no te lo sabría asegurar: rizosín, tímido, tierno y nada chato, frecuentaba los festivales de conjuntos musico-vocales sin atreverse al disfraz del pantalón campana, ni al pelo largo. O sea que ye-yé, no sé. Pero bueno: él, y ahora, para la su carbayona ye lo que yé. Y que le siga queriendo así Merce, sólo se lo merece él. Y diecinueve veces.
---
VIBOT, señoría del verbo acertado, tú no me puedes decir esto en serio.
Yo, con alguna ocurrencia más o menos divertida, en sobremesa confiada, en familia prácticamente. a veces he conseguido algunas risas.
Pero nunca he supuesto saber hacer llorar. Ni con daño, ni en amor.
Y conocer hoy que te alcanza alguna de mis palabras sentidas, me ilusiona; porque sé que estoy acercando mi alma hasta otra de mucha más exquisita sensibilidad. Y me supone un premio increíble.

Luego, si es cierto que al leer alguna de mis ñoñerías brillan levemente tus ojos, y lo percibes desde dentro, y además sonríes, hasta me alegro.

Pero, sobre todo, me felicita que me lo hayas dicho.
Gracias una vez más.

Fecha: 27/03/2008 16:40.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris