Facebook Twitter Google +1     Admin

ACLARANDO CONCEPTOS, ¡por fin!

20081120194550-sancobate11.jpg

Era esperada y obligada esta aclaración. Leed el interesantísimo documento que me envía un tal "Anónimo Cepedano" poniendo luz a las variadas interpretaciones recogidas en el blog acerca del hurto de varios contenedores de cajas de botellas de vino San Cobate. No quiero desvelar la identidad del "Anónimo Cepedado"; solo os diré que es compañero, natural de la Cepeda, espigado de complexión atlética, reside cerca del mar en la esquina en la que se acaba la tierra, ama los perros, se escapa a León a tomar los prietos picudos con los amigos,  hace la masa del periódico diario, etc. Espero haber conseguido mantener en secreto su identidad, ya sabéis, el secreto de las fuentes. 

A la par que su artículo, me envía el documento gráfico que estáis viendo: botella de San Cobate y caja contenedora, en la que, si os fijáis, se pueden apreciar dos caras conocidas, que como las huellas dactilares (para los de ciencias excepto Fernando Box, impresión visible de las crestas papilares) han dejado impresa la marca de su delito.  Espero que salgan a la palestra reconociendo su culpa, haciendo propósito de la enmienda y ya me ocuparé de que cumplan la penitencia en forma de cenorra con san Cobate y paletilla solo para el Furriel, tampoco es cuestión de ensañarse ¿you comprenon?.

Como dejó dicho Plutarco en su tratado de Zoología, "antes se coje al ladrón que al del charco".

Gracias por abrirnos los ojos y por tu lección vinícola, querido Lalo  anónimo.

De qué hablamos cuando hablamos de San Cobate

 

Este misterioso santo ha levantado muchos interrogantes en el blog. La explosión de comentarios con lo que parecen ser medias palabras, medias verdades y diferentes versiones de un sucedido años ha con unas botellas del espíritu del santo no ha hecho más que enmarañarlo todo:

  • Que si fueron robadas

  • Que si solo distraídas

  • Que si fueron finalmente consumidas o

  • Que si siguen guardadas en la oscuridad de un garaje

  • Que si hay que colectivizarlas (en el caso de que sigan existiendo) o

  • Que si hace meses, tal vez años, que dejaron de existir.

  • Que si tienen precio escandaloso si se paga en reales de euros o

  • Que si el precio es un poco más razonable si se paga en reales de peseta.

 

Rebuscando en esa inmensa red de caminos que se bifurcan hasta el infinito que es Internet aparecen algunas referencias que, como es habitual en ese mundo virtual, se copian unas a otras sin rubor ni vergüenza.

Aun no se sabe cómo acabará todo, ni siquiera si algún día se le podrá poner feliz término a gusto de todos, como sería de desear. Y sería de desear que fuera en torno a una sencilla mesa maciza, sobre la que se extienda un mantel de cuadros de color prietopicudorosado y blanco y sobre la que se dispongan en orden y concierto, como a san Lorenzo en la parrilla, tantos sancobates dispuestos al sacrificio como sean necesarios para dar buen fin a lo que se tercie, provenga esto de la tierra, del mar, del cielo o, por qué no decirlo, de la pocilga.

Y que todos lo veamos. 

 

Esto es lo más interesante que dicen del tal San Cobate que, a lo que parece, reposa en un pequeño y verde valle a las orillas del Duero más castellano:

 

1. (de Solera andaluza.com)

Vista:Color rojo rubí, con irisaciones de color teja; ribetes entre grana y ladrillo; buena capa, limpio y brillante.
Nariz : Seria, elegante, con unos intensos aromas a madera sana, a especies y a frutas del bosque. Complejo, fino y perfumado; en el fondo, aromas a regaliz.
Boca: Corpulento en boca, equilibrado, amplio y persistente pero con taninos maduros no agresivos, potente en sabores, aterciopelado y sabroso en el post gusto. Es armonioso, entero pero amable, con elegante final frutal y especiado.
Graduación alcohólica: 13% Vol.
 Es un vino propio para acompañar cualquier tipo de elaboraciones de carne, asados, caza menor quesos y curados . La temperatura idónea para su consumo es entre 16 y 17º C.

 

2. (de El Mundo)

Rubí granate muy intenso. Aroma un tanto cerrado, con alguna sensación de paja seca, fruta roja muy madura, elegante, En boca es rico, sabroso, amplio, con buena acidez, un punto tánico pero equilibrado y con una buena persistencia. Tiene futuro aún.

 

3. (de mibotella.com)

Vino elaborado a partir de uvas seleccionadas. Despalillado; macerado con los hollejos a una temperatura de 30ª C en acero inoxidable y con remontados periódicos durante 14 días. A continuación se hace el descube y termina la fermentación alcohólica. Una vez terminada la fermentación maloláctica, se trasiega el vino a barrica de roble americano, donde permanece durante dos años como mínimo. Una vez madurado el vino en barrica, se clarifica con clara de huevo, se filtra y se embotella. En la botella completa su ciclo de maduración. El tiempo de maduración en botella es de 1 año.

 

4. (de verema.com)

Rubí oscuro de medio cuerpo, reflejos rojizos, borde azafranado. Nariz de media intensidad, ahogado por la botella pero con cierta finura desde la apertura (ahumados, toffe, fruta roja acompotada, café aromático), sin acabar de desarrollarse; decantado un par de horas, ligeras notas lácteas de fondo, la fruta dulce, madura (frutillos del bosque, zarzamora, frambuesa negra), especias negras, sutil pero algo perezoso y lento. En boca es sedoso, pulido y serio, lleno de una fruta roja expresiva y cálida, con una ligera sensación a alcohol, de fácil beber, taninos vivos y dulces, para guardar unos años más.

En otro orden de cosas, a estos últimos les parece muy caro.

 

Anónimo cepedano

 

Domingo, 23 de Noviembre de 2008 09:02. antiguosalumnosdominicos #. VARIOS

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comLuis Heredia

Como veo que nadie se atreve a descorchar la botella, lo hago yo, entre otras cosas, para celebrar la victoria del Sporting esta tarde. Sé que no se debe vender la piel del oso antes de cazarla, pero me debo adelantar hasta el turrón por siaca.

La verdad, es que yo nunca fui entendido en vinos ni en otras cosas. Lo aprecio cuando no me rasca la boca, como en este caso, aunque sí el bolsillo.

Pero mira, ¿quién por un gustazo no se da un trancazo?. Yo hace tiempo era experto en lo primero y no hacía ascos a nada y últimamente voy para nota en lo segundo. A todo se acostumbra uno y por eso voy a alzar mi copa brindando por todos vosotros, vamos, como si fuera "urbi et orbi" para desearos lo mejor, salud, amor y felicidad. Del dinero, ya hablaremos pero después de la publicidad del San Cobate.

Fecha: 23/11/2008 14:28.


gravatar.comSantiago González Alfayate

QueridoEn ya veo que eres aludido porLa, pero no te preocupes, cuando tu quieras puede traspasar ese Sancoba, te lo digo de verdad, a estos luares queridos, que no hace falta que sean santos de la costa verde y con toda la ceremonia necesaria, apreciaremos ese aroma de la Ribera del Duero. Ah¡¡ y no te preocupes, si cuando te acerques por aquí se te olvida ese líquido rojizo. también disponemos de él en esta tierra del SPOTING. Un saludo.

Fecha: 23/11/2008 19:05.


gravatar.comquique muñiz

Gracias por tu apoyo, Santiago: Iré en cuanto sea posible; que, además, con vosotros, se está siempre "de lujo".
Me sorprenden, casi 'a traición' y desde mi hoy alejada Coruña (toma 3-1 Athletic), con este nuevo montaje en el que, además, implican a mi chato preferido.
Bueno: pues porque estoy muy lejos desde hace casi dos semanas... pero prometo a mi regreso demostrar a todos la existencia y buena custodia de "la botella" y de "la paletilla".
Y algún furriel, que pasa muchas de sus permanentes vacaciones por estas tierras de la exageración, se va a enterar: Sobre todo cuando también le demuestre cómo me las bebo y como, con quien me ha creido siempre y en todo.
¡Esperad unos días!
(¡Lalo, Lalo...!)

Fecha: 23/11/2008 23:54.


gravatar.comanónimo cepedano

¿Alguien ha podido apreciar en mis palabras el más leve espíritu de crítica hacia cualquiera de las partes implicadas desde antaño en el affaire sancobate?
A nadie he pretendio traicionar y, es más, a nadie traiciono. Que nadie mate al mensajero, que es siempre lo más fácil.
Ya sé que es habitual que las culpas recaigan sobre el que cuenta la historia, pero, en este caso, el que cuenta la historia quiere solo eso, contar la historia. La historia que a él le contaron ambas partes.
Y la historia (ya digo que tal y como nos la han contado) es la que es, de todos conocida.

Lo único que yo pido (y eso creo que queda muy claro) es ponerle el punto final que se merece el asunto.
Y aquí no tengo más remedio que remitirme al último párrafo del texto que abre esta entrada y que comienza: "Y sería de desear que fuera en torno a una sencilla mesa..."

Pues eso
Anónimo cepedano

Fecha: 24/11/2008 11:29.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris