TEOLOGÍA EN SALAMANCA | Antiguos alumnos dominicos VIRGEN DEL CAMINO - LEON
Facebook Twitter Google +1     Admin

TEOLOGÍA EN SALAMANCA

20090121214530-18-cena-de-fin-de-carrera-en-salamanca-a-.jpg

Siguen apareciendo nuevas fotografías. Sobre esta que también me ha enviado, junto a otras que os iré dejando en sus álbumes, nuestro querido compañero Carlos "Cacho", Santos Vibot nos comenta.

(Os dejo ésta y otras fotografías en el álbum "CASI" FRAILES de Ver Fotos/Documentos).

Esta foto es la de la cena de fin de carrera en cuarto de teología en Salamanca, en Junio del 75 ¡Qué recuerdos, por Dios! Aunque no se ve a todos los que fuimos.
 
El primero de la izquierda es Cacho, con su característica sonrisa bondadosa y su atractivo varonil.
A su lado está Paco Fasio, que se incorporó a Salamanca con un grupo de La Provincia Bética. Era muy culto y erudito. Tenía un palique muy divertido, sobre todo evocando la Semana Santa de Sevilla: "¡lo olore, la sera derretía, el insienso, el hasmín, la dama de noshe...el asahá, por Dió!"  Y aquello que decía con tanta gracia del sur cuando le negabas algo que quería conseguir de ti, aunque fuera una nimiedad: "¡Anda, no me seas Verrrduga!"  Todo aquel grupo de andaluces era muy agradable y divertido. Les conocíamos como "los béticos", e incluso con cierta guasa como "las béticas". Otro se llamaba Juan Bernardo, que fue amigo del difunto cardenal Suquía, de quien nos contaba cosas divertidísimas que por discreción me callo.  ¡Qué será de todos ellos!

A continuación estoy yo, con unas melenas que ya las quisiera ahora y unos 22 años que nunca volverán. A mi lado Paco Faragó Palou, que era arquitecto creo, y entró sin pasar por La Virgen. Presidiendo la mesa, Josémaría García Trapiello, con pajarita, hermano de los dos escritores de la saga y primo de nuestro Andrés Trapiello, también escritor entre otras muchas cosas buenas.  A su lado, Fernandito Serrano, el hermano del famoso pintor Javier Serrano. La cabeza que se ve después parece la de Alberto Valdueza Astorga y finalmente Herrero, el hermano de Carlos Julio.
 
Lo curioso de esta foto, a parte de la fragante juventud perdida, es que, menos Manolo y yo, que nos salimos justo entonces, todos los demás siguen de dominicos. Deberían decirnos ellos -o alguien que lo sepa- dónde están.
 
Un abrazo bien fuerte y bien nostálgico para todos vosotros, queridos amigos inolvidables.

Santos Vibot.

 

Jueves, 22 de Enero de 2009 00:20. antiguosalumnosdominicos #. FOTOS Y DOCUMENTOS

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comJuan Carlos Cordero

Amigo Santos Vibot:
Un saludo afectuoso, y me alegra poder darte noticias frescas de alguno de tus compañeros-hermanos del 75.
Precisamente el pasado fin de semana estuve en Córdoba con fr. Francisco J. Rodríguez Fassio. He coincidido bastante con él estos últimos años, en encuentros y tareas comunes.
Por lo que cuentas de antaño, creo que sigue conservando esa "grasia" y encanto de buena persona y fraile estupendo. Durante unos años ha sido maestro de novicios en la provindia de Bética y más cosas, pero que él te cuente...
Está destinado ahora en el Real Convento de Santo Domingo de "Scala Coeli", de Córdoba. Desde allí va algunos días a la semana a Sevilla, donde también imparte clases.
El teléfono es: 957 330 497
Y el correo electrónico: profaop@hotmail.com

Supongo que se alegrará si le das la sorpresa, y que no se enfadará conmigo por haber desvelado estos "secretillos". Le puedes decir tu fuente de información, sin problema.
¡Que sigan los reencuentros!
Un abrazo,
Juan Carlos.

Fecha: 22/01/2009 09:30.


gravatar.comVibot

Juan Carlos, gracias `por tu información. He llamado hoy y me han dicho que está de viaje hasta dentro de una semana. Volveré a llamarle entonces. No le digas nada. Quiero sorprenderle por teléfono después de 33 años.

Fecha: 26/01/2009 23:51.


gravatar.comLuis Heredia

¡Qué fotos más entrañables¡

¿Dónde está la otro mitad?

Pa mi que Cacho las está enviando a Josemari a cachos, porque la que me envió a mi también es de Cacho y en ella es en la que aparece el protagonista con Espinosa.

O sea, que el que tenga la otra mitad de la foto que la suelte ¡Ya¡

Fecha: 27/01/2009 17:07.


gravatar.comCarlos-Bañugues

Me parece una foto que admite muchas sugerentes preguntas.

No tenía ni idea que en esos años(yo trabajaba ya)esos teólogos homologados estuvieran "tan sueltos".Melenas y rizados,nada de hábitos(con lo bonitos que son),Cacho barbudo en negro sedoso.Tal parece una reunión clandestina de Comisiones Obreras en aquellos tiempos..

Habría de contarse lo que hacían dia a dia.Cómo se compartía en Salamanca la vida.Yo estoy muy desorientado en estas cosas y debí estar muy equivocado desde el colegio en el camino a recorrer hasta la Ordenación.Entendía todo más rígido de lo que luego me han contado.

A mis amigos Herrero y Vibot les obligaré a que despejen mis dudas y me cuenten cómo era aquello.

A todos les mando un gran abrazo(incluídos los bétic@s)

¡Vaya tela!

Carlos.

Fecha: 27/01/2009 19:09.


gravatar.comVibot

Carlos, me preguntas que cómo era aquello. ¡Uff!

Cada uno tuvo sus Caldas, sus Valladolides y sus Salamancas. Lo que quizá sea signo de cierta libertad, después de todo. Quizá demasiada.

Creo que faltaron maestros carismáticos, algo aún más difícil en tiempos de descrédito absoluto de la autoridad.

Después de la Filosofía, aterrizar en aquellas clases de Teología... todo parecía bastante inverosímil, demasiado etéreo, qué nos están contando por favor...

Y había algo muy profundo que se rompió en Las Caldas para siempre. Tal vez la Fe.

Con 18 años debí ser más valiente -o tal vez más cobarde- y haber huído antes.
Haber enfrentado antes mis fantasmas.

Pero aquella vida diaria por la que preguntas era amigable y grata. Nada de rigidez.

En torno a mis veinte años me recuerdo yendo cada día a dormir pleno de música, de alta literatura, sueños de juventud, firmísimos proyectos...

Recuerdo sobre todo a los amigos, quizá aún más a los que no lo eran tanto de confidencias o de risas, pero sentías su solidaridad con tu momento vital, o les sentías sufrir tus mismas penas. Con un silencio más fraternal y leal. Sobre todo leal. Desde su tímida distancia. Chicos de Salamanca para siempre.

Y aquel aroma de celindas, cada radiante nueva primavera, en el helado claustro de los Reyes...el zureo de palomas en las altas cornisas...Salamanca, "alto soto de torres" que decía el Rector Unamuno.

Y aquella inscripción color sangre de toro sobre las piedras de color mazapán en una calle junto a la Universidad: "Salamanca, que enhechiza la voluntad de volver a ella a todos los que de la apacibilidad de su vivienda han gustado".

No sé si te lo aclaro o te confundo más. Fue un privilegio enorme todo aquel tiempo libre dedicado estudio, al que cada uno quiso verdaderamente, aunque de un modo caótico, autodidacta, derrochador, en gran parte perdido.

Fecha: 28/01/2009 02:06.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris