Facebook Twitter Google +1     Admin

¡Aquí hay pinturas!

20110519205548-manuel-fernandez-malvarez-bustillo-palonso-astima20110519-0054-6.jpg

Información que recibo de Carlos Tejo y Jesús F. Malvárez.

Querido José Mari, Ayer, día mundial de los museos, o algo así, en Ribadesella, nuestro compañero Jesús Manuel F. Malvárez dió una lección magistral. Te envío la noticia dada por La Voz de Asturias.

Un abrazo. Carlos Tejo

 


 

“Si salimos y decimos que hay pinturas no nos creerán”. Tras ser partícipes de uno de los hallazgos más importantes de arte paleolítico en la cornisa cantábrica, los descubridores de la cueva de Tito Bustillo fueron conscientes de la necesidad de fotografiar lo que minutos antes habían visto con sus propios ojos y apuntalar así la veracidad de su relato. No en vano, “tampoco creímos a Adolfo cuando nos gritó venir que hay pinturas. Pensamos que nos tomaba el pelo, hasta que nos acercamos a donde estaba y vimos que sí que realmente era cierto”.

Jesús Manuel Fernández Malvárez recuerda con total nitidez todo lo que aconteció aquella Semana Santa del 68 en la que el grupo de jóvenes espeleólogos se convertirían en los descubridores de la cueva de Tito Bustillo y así lo relataba ayer en el Centro de Arte rupestre de Tito Bustillo a un grupo de escolares que permanecieron expectantes a la narración en primerísima persona de un descubrimiento que se comenzó a fraguar a mediados de marzo del 68.

El día 16 de ese mes habían llegado a Ribadesella unos chicos de Oviedo con intención de conocer las cuevas del concejo para federarse. Después de dos o tres días adentrándose en algunas de ellas junto a aquel grupo de scouts, Adolfo y Jesús Manuel vieron la oportunidad de bajar a una, a la que nunca se habían arriesgado a acceder. El hecho de ser más gente y disponer de más material les animó.

Así fue cómo entraron por primera vez a la cueva de Tito Bustillo. Después de descender unos 110 metros y situarse en el entronque de la tres galerías pensaron: “Parece que esto promete”. Y quedaron en regresar a la cueva en la Semana Santa de aquel mismo año.

Nadie faltó a la cita. “Volvimos al entronque y comenzamos a caminar hacia la izquierda hasta llegar a una columna de la que caía un chorrro de agua”. Buen lugar para descansar y comer algo. “Un compañera aún recuerda el sabor de las sardinas con tierra de cueva”, relataba ayer Jesús Manuel, reviviendo aquel instante como si fuera ayer. Nadie diría que han pasado 43 años desde que Adolfo, que se había alejado del grupo gritó: “Venid que hay pinturas.

Tuvo que insistir, hasta que decidí subir. Tras él, el resto de componentes del grupo. Las primeras doce personas que pisaban aquel lugar, la covachuela de las vulvas desde hacía miles de años. Más tarde llegaría el panel principal. “A Tito se le apagó la luz y al tratar de encenderla el fogonazo le permitió ver la silueta del caballo y gritó aquí hay más. Caballos, ciervos... Fue un subidón”, admite Jesús Manuel. “Sé de uno que hasta dio un salto mortal con mochila y todo”. Aquel joven era él mismo.

 

http://www.lavozdeasturias.es/asturias/comarcas/pinturas_0_483551712.html

 


 

 Hace unos días me hicieron una entrevista para Canal 10 Tv sobre la cueva "Tito Bustillo".
Como habrá bastantes compañeros que no asistan a Ubi Edo, por si les apetece enterarse un poco del descubrimiento te mando el enlace de megaoupload, por si tienes a bien verlo y, en su caso, publicarlo.
http://www.megavideo.com/?d=98HA9NJ0
El reportaje de apoyo no está hecho en el mismo formato que la emtrevista, de modo que se distorsionan unos u otras imágenes. Creo que como menor se ve en la proporción 4:3
Un abrazo y hasta el sábado en Ubi Edo
Jesús
 Fdez. Malvárez

Domingo, 22 de Mayo de 2011 09:18. antiguosalumnosdominicos #. VARIOS

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comChema Sarmiento

Querido amigo Malvárez: Recuerdo un día en casa de mis padres, en Valladolid, tumbado en el sofá a la hora de la siesta, en que me puse a hojear un suplemento del ABC. Vi entonces las primeras imágenes de la cueva "Tito Bustillo", recién descubierta.
Desde la época de Las Caldas, por lo menos, había sido yo un gran aficionado a la espeleología, pero sobre todo al arte rupestre de las cuevas prehistóricas. Así que cuando leí la noticia de que se había descubierto aquella cueva, lejos de pensar que podía haber entre los venturosos protagonistas un conocido mío, sentí una envia cuyas proporciones no te puedes imaginar.
Te digo una cosa: ya sabes que los que fuimos educados en una visión providencialista de la existencia, tendemos a buscar una razón a nuestra vida. Pues, si sólo hubieras nacido para descubrir esa cueva (y seguro que no es el caso), ya tendrías más que justificada tu presencia en este mundo. A mi entender.
Un abrazo
Sarmiento

Fecha: 22/05/2011 13:50.


gravatar.comJesús Herrero

Querido Malvárez: Yo soy más tardío que Sarmiento: Me enteré de que eres uno de los descubridores de la cueva gracias a Julito (el corredor de fondo reventado) hace apenas un mes. Pero la hinchazón de ego (egolatritis) que me da cada vez que le digo a alguien que eres de mi cuadrilla, no tiene parangón. Sobre todo cuando me miran asombrados con ojos de pescado y me contestan ¡anda ya! y yo pongo pose desafiante y aplomada y entonces me dan palmaditas en el hombro y me hacen la pelota (supongo que para ver si les consigo entradas gratis). Pero yo les contestó que la cosa está muy difícil mientras hago mutis por el foro (por si les da por insistir). En fin, que quieres que te diga, un placer, pero no mayor que el de tenerte en la cuadrilla. Nos vemos allí.

Fecha: 22/05/2011 19:52.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris