Facebook Twitter Google +1     Admin

MOMENTICOS O PITXORRADICAS DEL ENCUENTRO DE POEMAS DE AMOR DE MARIANO ESTRADA.

20130919185720-cirau.jpg

Primer momentico o primera pitxorradica que nos escribe el querido Javier Cirauqui.
  

MOMENTICO O PITXORRADICA PRIMERA.

 
Desde Villava y Burlada,
desde Pamplona a León,
cuatro pasajeros vamos
con una misma intención:
Asistir en estos días
a dos acontecimientos.
El nacimiento de un libro,
MARIANO ESTRADA, EL MAESTRO,
y cinco figuras más
nos presentan el evento.
 
Y también el funeral
del Arquitecto FRAY CURRO,
COELLO DE PORTUGAL,
constructor del Santuario,
contenedor de un altar.
Significado ecuménico,
y rotunda obra total.
 
El Padre DOMINGO ITURGAIZ,
el de los recios mosaicos,
el de las vivas vidrieras,
que adornan el Santuario
y el Colegio de la Virgen
del Camino de León.
Su primo, también Domigo,
conduce con maestría,
y hasta el Colegio nos guía,
y casi sin darnos cuenta,
en frente la portería,
estanque de rojos peces,
nenufares y araucaria,
aparcamos los dos primos,
Cirauqui y el Oscarín.
 
Por un lado está el mosaico,
de la Virgen, azulado,
entrada Escuela Mayor,
y en frente, en la portería,
unos angeles flautistas,
que tocan que es un primor,
y según nos informaron
cambiaron de posición.
Y entre estos edificios
ventanas del comedor,
donde yantaron alumnos
de la Escuela Superior.
 
Entre varios frailes más,
capítulo provincial,
hace poco celebrado,
nos recibe el Padre Iturbe,
con entusiasmo infantil,
que a los ocheinta y cinco años,
lo vemos como un chaval,
como diría Medarde,
se encuentra como un mocé.
(Javier me dice, que os diga,
que ya se encuentra muy bien,
muchos recuerdos os manda
de su parte y de Isabel.)
Entre efusivos abrazos,
saludos y parabienes,
vamos recordando tiempos
de Villava y de la Virgen,
de aquellos años pasados
en esta Congregación,
de los Padres Dominicos
de la Virgen del Camino,
Paramera de León.
 
A la Casa de Ejercicios,
hoy de espiritualidad,
a continuación entramos
por dos noches pecnotar.
Reunión fraternidades,
varios sitios y lugares,
encontramos al entrar.
Por supuesto que pagamos,
y una monja dominica,
para que no quede duda
un recibico nos da.
Ciento catorce Cirauqui,
en la ciento quince Iturgaiz,
y en la ciento dieciseis,
el nominado Oscarín,
que de estatura me pasa
bastante más que un pelín.
 
En el patio de la Casa,
de la Casa de Ejercicios,
nos recibe el gran Bañugues,
en una silla sentado,
y registra nuestra entrada,
con Quique Muñiz al lado,
el Trapi y Andrés Cortés,
el Julito y Carlos Tejo,
y algunos más olvidados.
Os prometo que si a alguno
de vosotros no he citado
en estos tres momenticos,
me lo diga y yo lo pongo
y a estas pitxorradicas,
dos o tres versos añado.
Van llegando otros alumnos,
Martín, Heredia y Barrado,
y uno que me he olvidado
con gafas y pelo blanco.
Dos Tascones, uno Sierra,
Manolón, Marta y mujer.
Orden y el Abad mitrado,
el Froilán y el Ezequiel.
Joaquín Ros con su gran máquina,
para hacernos las "afotos"
con tripode y "to" el monario.
Lourdes, Javivi aparecen
con aparato más largo
para competir con "Ximo",
quizás esté equivocado,
no las he medido entrambos,
para competir con otros,
en ginkana fotográfica,
por todos los recovecos
del Colegio y Santuario,
ágapes,  presentaciones,
los poemas, las canciones,
crecidos niños del coro,,
el director, la cantante
y acontecimientos varios.
 
A las siete se celebra
el funeral de Fray Curro.
todos los antes citados
y algún agregado más
hasta allá nos acercamos.
Familia, frailes y obispos,
presiden celebración.
Queremos subir al coro
y la puerta está cerrada.
pero al rato  nos la abren
y de arriba se divisa.
la polícroma vidriera
en su total esplendor.
El órgano con sus tubos,
pero con fraile cambiado,
distinto del PADRE URIA,
que recuerda mi retina.
Joven de cuidada barba
tocando está el instrumento,
por su porte casi un niño.
Desde arriba el Santuario,
más pequeño y luminoso
se me aparece a la vista,
apoteosis barroco
y una imagen de dolor.
Transcurre la ceremonia,
con loas al Padre Curro,
el Padre Hermelindo narra,
en un corto panegírico,
la vida del dominico,
que ha dedicado su vida
a servir a Jesucristo,
por medio la Arquitectura.
Durante la ceremonia,
seis niños de corta edad,
uniforme de Colegio,
familia del Padre Curro,
nos deleitan con sus gracias,
travesuras y demás.
Uno rubio, el más pequeño.
llora desconsolado
cuando su padre se pierde
por la pared devorado,
moderno confesionario,
y pegando en la madera
le llama desconsolado.
 
Como colofón final
se canta el himno a la Virgen,
en el novenario estamos,
pero no el de Don Joaquín,
el antiguo y popular,
la coronación canónia,
del mil novecientos treinta
que suena muy oficial.
Para que nada faltara,
alumnos allí presentes,
Adios Madre de mi vida,
le cantamos como siempre,
su sola interpretación
pone los pelos de punta
se dispara la emoción
y se caldea el ambiente.
A la salida otra vez
nos saludamos la gente,
Padre Iturbe, Jose Antonio,
un tal Juan Ramón Gütierrez,
que es de cursos inferiores,
Padre Gonzalez Lorente,
que dicen que es de mi curso,
y entró en la Orden después.
Y hasta  la mano me dio
un señor muy trajeado,
que a mi me lo presentaron,
como Alcalde de León.
 
Acabado el funeral,
todos los ya presentes,
quedamos para cenar,,
todos juntos en unión.
Iturgaiz y Ximo Ros,
Oscar y el Cirauquín,
tras de risueña matrícula,
terminada en je, je, je,
de Andrés García Trapiello,
vamos rumbo de León,
a cenar en La taurina,
cual demanda la afición.
Quedamos para las diez,
y antes nos llevan primero,
a los Bigotes del Conde,
o quizás los del Marqués.
En la terraza apacible,
los del Grupo León,
con sus mujeres, esposas,
amigas o compañeras,
nos invitan a una ronda ,
de pintxos y de bebidas,
charlamos y conversamos,
tranquilos y sosegados.
Qué noche tan apacible,
qué luna tan encendida,
qué conversación tan grata,
tan serena y distendida.
Para acabar la faena
nos fuimos a La Taurina,
todos los compañeros  
y las nueve compañeras,
que adornan la comitiva.
No quiero citar los nombres,
porque no me los sabría,
ni de quienes son pareja,
seguro la liaría.
En animada tertulia,
de amistad que no taurina,
dimos cuenta con agrado,
al chorizo y la cecina,
mejillones con laurel
champiñones y pimientos,
chuletas y pastelillos,
todo ello bien regado,
con vino prieto picudo,
cerveza y licores varios.
Fluyó la conversación
y todos nos animamos
y como siempre cantamos,
todo nuestro repertorio.
Caminaba el Conde Olinos,
mañanitas de San Juan...
porque el mio Xuan ye,
tan burru que nolo hay más...
Ya no va la Xinda
a por agua a la fuente,
ya no va la  Xinda ,
ya no se divierte...
Boga Boga, marinela
y hasta el Himno de León,
con entusiasmo y de pie,
y Adios Madre de mi vida
al terminar la función.
 
A la una o a los dos,
tras los abrazos y besos,
como dice la canción,
perdidos al amanecer
nos encontró la luna,
unas veces cara Astorga,
en otras cara Trobajo
o de vuelta hacia León.
Por fín Camino encontramos
y con música de Fiestas,
La Virgen nos recibió,
hasta de unos tulipanes ´
lágrimas  caían, de amor.
 
 
 
Como siempre me he alargado,
espero, a pesar de todo,
el no haberos aburrido,
ni el haberos molestado.
mañana, día catorce,
es el día señalado,
POE CANCIONES DE AMOR,
por fin será´presentado.
Buenas noches, y que durmais
con un sueño relajado.
Hasta mañana... muy quedo...
me despido emocionado....
 
Con todo mi cariño me despido de todos vosostros hasta mañana, en el próximo momentico o pitxorradica.

Javier.
 
 .
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comJulio Correas

Eres un fenómeno, Javi Cirauqui.

Enorme satisfacción poder darte un abrazo a ti y a los que traes contigo, Domingo y Oscarín, y charlar en las terrazas de La Virgen con café por la mañana, con picudo al mediodía o con copas por la noche.

Un abrazote virtual y hasta la próxima.

Fecha: 21/09/2013 11:32.


gravatar.comMariano Estrada

Hola, Javier:
Yo no estuve esa noche que con tanta minuciosidad relatas, pero veo que nos llevábais mucha ventaja a los que fuimos más tarde... No obstante, algunos de nosotros nos desquitamos holgadamente. Por ejemplo, José Luis Zamanillo y yo estuvimos paseando por las calles de La Virgen del Camino hasta las cuatro y media de la mañana del sábado. ¿Qué te parece? Y es que lo que no va por delante va por detrás. Dicho sea para que lo pongas en tu próxima crónica o pitxorradica..
Un abracico, Txaval

Fecha: 21/09/2013 19:04.


gravatar.comJOSÁ MANUEL GARCÍA VALDÉS

Javier, no voy a comentar tu crónica porque todos sabemos de tus dotes para esos y otros menesteres. Pero he de decirte que te falta un detalle, ya sabes, dejar constancia de cuáles son tus orígenes y quienes son tus hermanos; son muchos los que, de forma interesada, ignoran u olvidan la promoción a la que perteneces y cuéles son sus grandezas. Aunque lo parezca no es una cuestión baladí; ya sabes que si no fuera por eso Argüeso, el perdido, sería un desconocido.
En cuanto a la crónica yo la resumiría diciendo que: "llegaron, vieron, se saludaron, cantaron, recitaron, comieron, bebieron ... se fueron y, adiós, muy buenas.
En la próxima cantarán Argüeso, Julián y Benito; yo haré bastante si asisto.
Me alegro de que lo disfrutárais.
Un abrazo

Fecha: 23/09/2013 09:10.


gravatar.comJavier del Vigo

Javier Cirauqui, coincido con José Manuel en su comentario bajo mi "discurso" en el post de al lado: anda Ximo a la greña siempre en torno al instrumental; que él la tiene más larga, que hace trabajos mejores; que es el terror de las nenas... Algún día habremos de salir de dudas retándonos en público y en directo. Quede, mientras, la duda.

De lo que no hay duda es que yo saqué al aire ya todas las fotos publicables que hice ese fin de semana. 302, exactamente. Buenas, malas y "de los pensionistas". Sin embargo, aún estoy esperando qué él nos diga si las suyas están publicadas, para que la comparativa se haga sobre datos verificables o el escarnio deje a cada cual en su lugar.

He visto que Josemari ha dejado enlace aquí abajo, a la derecha.
Si golpeáis sobre él, ya sabéis. Llegáis de una tacada al lugar y podéis ver aquellos espacios de la memoria donde volvimos a sentar nuestros "reales" y oír aquellas viejas canciones.

Entre tanta foto como hay, remarco tres:

-Una, el P.Iturgaiz, oyendo absorto al coro de "jovenzuelos" bajo el mosaico que él mismo levantó hace más de un siglo. Al final del camino, los recuerdos y la realidad se fundieron, aquel 14 de septiembre, en una imagen irrepetible.

-La segunda, esa señora pequeñaja, de pelo plateado y sonrisa juguetona en alguna de las imágenes. Noventa y dos años llevados con gracia. A la madrileña de Chamberí.(Y si no es de Chamberí, me corrija alguien). Es la madre de José Luis Zamanillo, que volvió al colegio cincuenta años después, como si fuera un día de visitas de aquellos tiempos. Y sacó a comer al hijo y algunos otros amigos a un bar del pueblo. ¡Qué garbo y tronío, recrista!

-la tercera, aunque su calidad desmerece, tiene también valor de nostalgias. Se hizo denoche. A la salida de la presentación del libro de Mariano y del concierto del coro que dirigió José Luis. En la misma ventana y los mismos protagonistas: Mariano y Ximo. Entre esta y la anterior, con iguales protagonistas, han caído muchas hojas de otoño y del almanaque.

Javier, qué bien conviertes las nostalgias en pichorradicas. ¿O pitxoradikas? Qué más da! Alegras la vida.

Fecha: 23/09/2013 19:26.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris