Facebook Twitter Google +1     Admin

Qué hacer con los productos catalanes (Por Isidro Cicero)

20171114134742-imagen-11.png

Me sabe mal no, lo siguiente, que otros vendan que pueden levantar maravillas de espaldas a los demás, aislados. Olvidados de que lo bueno que han construido ha sido con otros.

Me he pasado el año consumiendo hasta la sacietat dos productos catalanes. Los he devorado con deleite, con enlluernament i amb fruïció. Me han gustado tanto que les he dedicado por lo menos la tercera parte de un libro de 200 páginas que acabo de publicar. 

Son productos culturales: esculturas y vidrieras. Las esculturas –colosales en su mayoría- las produjo Josep Maria Subirachs, de Barcelona; no están en la Sagrada Familia, sino en León. Las vidrieras, unas de pequeño tamaño, otras medianas y una de 105 metros cuadrados, son obra de Albert Ràfols Casamada, de Barcelona también; no están en el Museu d’Art Contemporani de Barcelona ni en el Museu Nacional d’Art de Catalunya, están en León. 

Para llevar al bronce las obras de Subirachs, hubo que acudir a Fundiciones Ángel, de Madrid. Para hacer losetas irregulares de vidrio de 20 centímetros de grosor y unirlas con la novedosa mezcla glass beton, no hallaron en España ningún taller con el suficiente desarrollo tecnológico. Ràfols Casamada tuvo que acudir a Chartres, en Eure Francia, que mantenía renovada su tradición de construcción de vitrales que se remonta a la Edad Media. El maestro Gabriel Loire fue el que realizó en vidrio los extraordinarios diseños de Casamada.

Un equipo de creadores con diversas denominaciones de origen, pero implicados en la fabricación de un solo producto que les salió maravilloso

Subirachs es un artista famoso, sobre todo a raíz de encargarse de realizar gran parte de las esculturas de la Sagrada Familia. Ràfols Casamada no es tan conocido. Pero es uno de los grandes artistas de vanguardia de la segunda mitad del siglo XX y está considerado un referente de la abstracción lírica. A Santander lo trajo Manuel Arce a su Galería Sur hace ahora 60 años justos y volvió a invitarle de nuevo en 1993. También en el Goya hemos visto una de sus obras.

Estos dos autores barceloneses produjeron en León genialidad y belleza. Sus productos los puede degustar cualquiera a la entrada del Páramo en la ruta hacia Astorga, en el municipio de Valverde de la Virgen.

El que posibilitó esa producción fue el magnate leonés Pablo Díez, conocido entre otras muchas empresas, por la famosa cerveza mexicana Corona-Coronitas. Decidió a mediados de los cincuenta del pasado siglo destinar una parte de su inmensa fortuna a levantar un Santuario nuevo a la Virgen del Camino, patrona del viejo Reino de León y convocó para llevarlo a cabo a los que se consideraban los artistas más innovadores. Aunque el Santuario es la más conocida de las obras que patrocinó, sólo es la guinda vistosa de una ingente labor filantrópica a la que destinó inmensas cantidades de dinero, tanto en obras sociales, sanitarias y educativas, como en infraestructuras para el desarrollo. 

El proyecto del Santuario lo puso en manos de un joven arquitecto andaluz, concretamente de la provincia de Jaén, Francisco Coello de Portugal, a quien dio toda la libertad creativa; aparte de los catalanes citados, el andaluz vinculó al proyecto al aragonés-madrileño José Lapayesse y al navarro Domingo Iturgáiz.
 
Es decir, si ordenamos la secuencia que culminó en la obra maestra vanguardista del Santuario Virgen del Camino -única gran aportación de la cultura del siglo XX a la ruta Jacobea- tenemos un itinerario que empieza y termina en León, pero pasa por México, Jaén, Barcelona, Chartres, Madrid, Zaragoza y Pamplona. Con un equipo de creadores con diversas denominaciones de origen, pero implicados en la fabricación de un solo producto que les salió maravilloso. 

A mí me gustan los productos catalanes. Me sabe mal que algunos los boicoteen insensatamente. Y me sabe mal no, lo siguiente, que otros vendan que pueden levantar maravillas de espaldas a los demás, aislados. Olvidados de que lo bueno que han construido ha sido con otros y que siempre han necesitado el concurso creativo, la genialidad, el trabajo, el patrocinio y el dinero de otros.

Exactamente como ocurrió en el fabuloso y todavía poco comprendido santuario de la Virgen del Camino de León.

Isidro Cicero (publicado en el Diario de Cantabria 29-9-2017)

Viernes, 17 de Noviembre de 2017 10:41. antiguosalumnosdominicos #. VARIOS

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comRamón Hernández Martín

Aunque no sea más que para rubricar, bajo otra perspectiva, lo que aquí expone Isidro, diré que el independentismo catalán me tiene ahíto hasta la convulsión intestinal y el vómito, lo cual no es óbice para tener entrañables amigos catalanes y profesar una devoción especial a Cataluña. A ese respecto, recordaré aquí lo que ya he dicho en algún otro lugar: parte de lo que hoy es España se lo debe a Cataluña y todo lo que hoy es Cataluña se lo debe a España. Así de íntimamente enlazadas ambas, como la parte y el todo, un todo que se sustenta en sus partes y las ahorma en una nueva y más refulgente personalidad. España sin Cataluña quedaría herida; Cataluña sin España, muerta. Por favor, ¡fuera heridas y muertes! Lo justo, equitativo y sabio es pensar que todo lo fabricado en España es producto español, orgullo de todos. Eso mismo ocurre con el Santuario de la Virgen del Camino, que viene al caso, para gloria de sus artífices y disfrute de quienes lo visitan y, sobre todo, de quienes rezan en él, aunque vengan de los confines del mundo. Tenemos una España de gran personalidad, aunque le podamos poner mil pegas, y hemos ideado una forma de vida que encandila al resto del mundo. ¡Orgullo de ser español! ¡Orgullo que tanto sentí cuando de joven viví cuatro años fuera de España!

Fecha: 17/11/2017 12:23.


gravatar.comsantiago rodriguez

La piedra clave de un arco románico se habia deslizado y los vecinos del pueblo decidieron que habia que devolverla a su lugar; uno por uno decidieron hacer uso de una palanca para ajustarla, mas....fue imposible; una de las personas alli presentes, tal vez ni el mas listo ni el mas fuerte, dijo: porque no lo hacemos todos a la vez, asi lo hicieron y la piedra volvio a su sitio.
Isidro con su maestria nos hace ver que sin los esfuerzos aunandos ninguna gran obra llega a su fin. Es exito esta en la unidad, no en el boicot

Fecha: 17/11/2017 19:37.


gravatar.comRamón Pajares Box

Muy bien expuesto, Isidro. Muy claro. Un gran artículo. Y muy a cuento de la reciente coyuntura. Gracias.

Fecha: 17/11/2017 22:50.


gravatar.comfernando muñoz box

Si todavía tuviera que andar poniendo notas no te daría un 4,5 como me achaca josemari, sino 10, y Matrícula de Honor.
Yo también tengo muy dentro de mí a Cataluña. Un abrazo muy fuerte

Fecha: 19/11/2017 20:47.


gravatar.comIsidro Cicero

Me gusta que os haya gustado este articulo, pese a que, al haber sido escrito en septiembre, haya perdido perspectiva después de todas las cosas que han pasado desde entonces. He publicado otros dos en el mismo medio y sobre el mismo tema: El primero se titulaba "No dijo diálogo, dijo Constitución", y en él comentaba el discurso del rey a primeros de octubre. El último lo titulé "Presos politicos y memoria histórica". Muestro en este mi enojo por la frivolizaión, la profanación de tumbas casi mejor dicho de conceptos como República, gobierno en el exilio, exiliados y presos políticos. Protesto por que profanen esos nombres con las cuchifletas que estamos viendo.

Os informo por otra parte de que en las presentaciones del libro veo, a alguna gente se le ponen los pelos de punta cuando menciono las aportaciones de nuestros artistas catalanes.
O sea...

Fecha: 20/11/2017 23:16.


gravatar.comFco. Javier Novel

Después de haber pasado unos días por León, con visita obligada a La Virgen del Camino, al cumplirse los 50 años de mi llegada a nuestro querido Colegio, he vuelto a recorrer y recordar, como su fuera ayer, un montón de gentes, circunstancias, rincones y mis propias vivencias en los dos años que compartí aulas con muchos de vosotros. Tuve la ocasión de saludar y pasar un buen rato con el P. Iturbe, al que conocía de su etapa en Villava, aunque como apostólico no estuve allí pero si muy ligado a la familia dominicana de Pamplona.
Mi llegada en el bus y encontrarme el impresionante conjunto escultorico de Subirachs y las puertas del Santuario, visita a la Virgen y a su camarín, después sentado en uno de los primeros bancos, mis recuerdos se agolpaban en mi cabeza, y a pesar de la música ambiental, oir a la escolanía, de la que forme parte, y ver una serie de escenas de una película llena de emociones. Parecía el tiempo se había detenido en aquellos años. El sol traspasaba las vidrieras e inundaba de luz el interior del Santuario. Momentos vividos que no olvidaré, como otros vividos en mi estancia en el Colegio, y en el Reencuentro de 2.007.
Después de esta mañana tan fabulosa, ahora me queda leer y volver a recordar a mi Santuario, a través del libro del querido Isidro Cicero y descubrir todos esos misterios que encierra.
Ir de vez en cuando a La Virgen rejuvenece...... . Un abrazo para toda esta gran y querida familia.

Fecha: 21/11/2017 01:59.


gravatar.comIsidro Cicero

Javier, entiendo bien esa sensación que describes. Otros cientos de nosotros hemos vivido los mismos sentimientos, potenciados por las circunstancias vitales que en cada momento nos tocan. Nuestro Santuario es una máquina de emociones. Gracias por compartir las mías a través de ese libro.

Fecha: 21/11/2017 09:08.


gravatar.comIsidro Cicero

Ah, y espero que no te decepcione.

Fecha: 21/11/2017 09:11.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris