Facebook Twitter Google +1     Admin

2ª MEDIA JORNADA DE LA PRIMERA CRÓNICA DEL ENCUENTRO EN MONTESCLAROS. (Por Javier Cirauqui)

20190927133421-10.jpg

 

 

Ya estamos en Montesclaros

Y vemos todo el conjunto, 

Albergue, iglesia y convento,

Monumental escalera

Uniendo los edificios.

Varias casas de vecinos

Y a un lado el Bar La Casuca

Que da alegría al entorno,

Pues tiene hasta un karaoke,

Pista de baile y tablao,

Rústica decoración, 

Bien surtido de bebidas

Y también de picoteo

Y una sala separada 

Para objetos religiosos.

Y terraza escalonada

Con vistas al infinito,

Al fondo se ve el pantano

Entre las hayas y pinos.

Lo lleva bien un cubano,

Y algún otro compañero

De la Fundación llamada,

Como San Martin de Porres.

Poco a poco vamos viendo

A todos los que han venido

A celebrar este encuentro.

Pilar Ordoñez y el “Pitu”,

Llamado José Manuel,

En Casorvida nacido

Y de apellido Valdés.

Y Teresa con Barrado

De Mogarraz han llegado

A Cantabria Santander.

Si vienen de Barcelona,

El despiste se perdona.

Fernando Alonso, Angelines, 

De Vegaquemada oriundos, 

Que es donde nació Don Pablo,

Y vecinos de Madrid.

Retirado del Gran Premio

Premio de automovilismo. 

En el camino del parking,

Monumento a los caídos,

Arriba estuvo el estadio

De aquellos juegos olímpicos,

Denominado “Los Prados”,

Uno curvo otro más llano.

Juegos de equipo en el llano,

Pruebas largas en el curvo.

Informes Javier Martín.

Por el camino encontramos

Moras y pacharanes

Que Domingo y yo comemos.

Sigo viendo compañeros,

Y nos juntamos tres

Del curso cincuentainueve.

Hernández Rojo y señora,

Si mal no recuerdo de Ávila

Y tañedor de instrumentos,

Tocados con plectro o púa

Javier Martín sin esposa,

Y luego Javier Cirauqui,

Caballero sin caballo

Pero bien acompañado 

Por Domingo el de Villava.

Volvemos hacia la iglesia

Y nos vamos encontrando 

Con otros recién venidos.

Fernando Box e Isabel,

Desde Coruña llegados.

Lourdes y Javier del Vigo

De Arija, Bilbao o Castro

Podrían haber venido.

Javivi se nos presenta

Con aparato colgando,

Para sacar las “afotos”

De todos los congregados.

Leónides Salvador,

Maricarmen su mujer,

Que entiendo que habrán traído

Al Padre Pedro también.

O Alonso pudiera ser.

Pablo y María Yolanda,

Él Borge Bartolomé,

Ella se apellida Sánchez

Y residen en León, 

En las riberas del Órbigo,

Capital de la región.

Tere Arango y Alfayate

Desde Asturias han venido

Al lugar de Montesclaros

Para este encuentro esperado 

Pasarlo con los amigos

Sin subir sierras y riscos

Pues tiene los pies jodidos.

Por supuesto el Padre Pedro

En el centro del evento,

Como siempre acompañando

A sus antiguos alumnos

De la Virgen del Camino.

Pedro Rey, el misionero,

También su hermana Rosario,

Que ha venido a Montesclaros 

Para darnos una charla

Sobre todos los proyectos

En amazónicas tierras.

Javier Cirauqui y Domingo

Desde Pamplona han venido

Como ya lo he relatado 

En el anterior portillo.

Y González Castañón

De un curso anterior al mío,

Nos hemos reconocido

A través de tanto tiempo,

Tanto tiempo transcurrido.

Hablamos y recordamos

Recuerdos que hemos vivido.

Estaba Carlos Junquera,

Que de Madrid ha venido

Que también es de León

Y que estuvo en el Perú

Con Pedro Rey varios años.

Lo mismo que Alberto Alonso,

Segundo apellido Lobo,

Vecino de camarilla

Yo le llamaba Lobito,

Que ha venido de Sevilla,

De tierras de Andalucía,

Orillas Guadalquivir

Por los árabes llamado

Y Betis por los romanos.

Pero Alberto es asturiano.

Me dicen que Antonio Argüeso 

Aparecerá más tarde,

A la hora de la cena,

Hará su entrada triunfal,

Uno de los organizadores,

Junto a García del Vigo

De este encuentro singular.

Nos dicen que Huerta no viene,

Que por algo no ha podido.

Maxi Peña y su señora

Vendrán mañana, seguro,

En el pueblo de Cervatos

Al encuentro Montesclaros.

También Manuel Díaz Alvárez,

Apodado Manolón

De su esposa acompañado,

Llegará el próximo día

Hasta Aguilar de Campó 

Y nos deleitará en su estancia

Con su alegría y su amor.

Si le es posible el Domingo,

Daniel Orden Santamarta

Vendrá a la celebración

De la Santa Eucaristía,

Varios de sus familiares

Se encuentran muy delicados.

Y también están presentes,

Gonzalo Blanco, mentor

Y también el comisario

De la gran exposición

De mosaicos y esculturas

Del padre Domingo Iturgaiz

Y del padre Iribertegui,

Que en Pamplona visité

Hace ya bastante tiempo.

Aquí está Avelino Seco,

Sacerdote del entorno,

Que promociona a estas tierras

Y a todos los feligreses.

Por fin Antonio Rodríguez,

Albergue Martín de Porres,

Fundación dominicana

Que ayuda a los Sin Hogar,

Dándoles la acogida

Para poderse integrar.

Estos son los tres ponentes

Que una charla van a dar.

 

 

Esperamos un momento,

Antes que nos asignen

Alojo y habitaciones

Y entramos en La Casuca

A tomar un piscolabis.

Allí encontramos reunidos 

A todos los compañeros

Que venimos al encuentro.

El bar es acogedor,

Tomamos unas cervezas,

Domingo una coca-cola

De los grados cero, cero

Y devoro unas patatas

Que están en el mostrador,

Pues apenas he comido

Antes de emprender el viaje,

Camino de Montesclaros.

Nos saludamos todos

Con abrazos efusivos,

Desgranando los recuerdos

De nuestros tiempos pasados

Con los padres dominicos.

Al poco rato nos dicen

Que vayamos al albergue,

Las llaves y habitaciones

Donde vamos a dormir

Estas dos noches siguientes

Nos las van a repartir

Vamos otra vez al parking

A buscar los equipajes

Volvemos al hospedaje,

A la entrada se divisa

El pantano y el paisaje,

El santuario y convento

Con un cuadrado en el centro,

Como un claustro diminuto

Donde se asoma un nogal

En la tercera jornada

Os hablaré de la historia

Del lugar de Montesclaros

De su arte y de sus costumbres,

Del paisaje y de sus gentes

Que poblaron este enclave.

Entramos en el albergue

Y un trabajador nos dice,

Que subamos al segundo, 

Otros suben al tercero.

El albergue son tres pisos

Además de planta baja.

Y nos vamos al encuentro 

De nuestras habitaciones.

A Domingo le asignaron,

Veintisiete o veintiocho.

Pensé que dormíamos juntos

En la misma habitación.

Prefería hacerlo solo,

Yo si sé por qué razón.

Distribuyeron más camas,

Dándome la veinticuatro,

La que tenía tres camas, 

Algunas habitaciones

Tienen hasta cuatro camas.

Un poco más adelante 

Están Alonso y   señora.

La habitación tiene ducha 

Y un lavabo separado.

Son grandes y con tarima,

Unas colchas con dibujos,

Con estrellas y con lunas

Como espacios siderales.

Se ve desde mi ventana 

El convento, el santuario,

Pantano y vegetación, 

Y los montes circundantes

Dispuestos alrededor.

Dejados los equipajes,

Tomados los aposentos

Y recogidas las llaves

Volvemos de nuevo al bar

Del complejo conventual,

El karaoke funciona

Y unos visitantes cantan,

Soldadito marinero 

De Fito y los Fitipaldis.

Allí nos juntamos todos.

A las nueve nos indican

Que es la hora de cenar.

 

 

Vamos al comedor,

Planta baja, hospedería,

Al lado mismo pasillo

Encontramos la cocina.

En un lado de la sala,

Otros visitantes cenan.

Alrededor de las mesas

Vamos tomando postura.

Me siento junto a Domingo, 

Rosario Rey y su hermano,

Junqueras y Alberto Lobo.

Al momento llega Argüeso,

Que de Bélgica ha venido

Al encuentro Montesclaros.

Y todos le saludamos

Con abrazos y apreturas,

Saludos y comentarios.

Miembros de la fundación

Y el mismo Antonio Rodríguez,

Cómodamente vestido,

Nos van sirviendo la cena.

Un puré de calabaza,

Y ensalada de pepino,

Con tomate y con melón

En la huerta recogido,

Y croquetas de jamón,

Regado con agua y vino,

Un tinto de la comarca,

Embotellado en Reinosa

Y servido a discreción.

De postre comemos uvas,

Que según nos dice Antonio

Son de propia producción,

Algunos cambian de frutas

Y otros comen un yogur.

La cena pasa entre risas, 

Humor y conversación.

La comida estaba buena

Y el ambiente superior.

 

Y después de haber cenado

Nos vamos hacia el convento

Por el paso Las Termópilas,

Que está empinado y oscuro.

Una batalla libramos

Por no tener un tropiezo

En este desfiladero.

En la sala nos esperan

Gonzalo Blanco, Avelino,

Sacerdote de la zona,

Y el padre Antonio Rodríguez.

Y nos hablan del proyecto

Que intentan promocionar

Para salvar Montesclaros.

A estas charlas se les llaman

Conversaciones de adultos,

Como en últimos veranos,

Se habla de Montesclaros

Con tintes de novedad.

Comienza Gonzalo Blanco:

Para una cierta utopía

De lo sacro restaurar 

En los tiempos de intemperie

Necesitas recordar.

Nos habla sobre el olvido,

Que es necesario en la historia

Para ver la realidad

Y así volver al recuerdo 

De los momentos vividos

Y de nuevo comenzar 

Aunque Ítaca quede lejos,

Viviremos el reencuentro

Con gran placer y alegría.

Citándonos a Foucault:

Sentir de modo no histórico

Nos aleja del olvido

Y nos acerca recuerdo

Que nos hará conseguir

Resucitar Montesclaros.

Según nos dice el programa,

El sacerdote Avelino

Nos hablará de este suelo

Y los frutos de esta tierra,

Se trata de un pensamiento

Un tanto desobediente.

Va desgranando recuerdos

De su infancia y juventud,

En torno del santuario.

Su hermana subió descalza

Hasta el mismo Montesclaros

Y no se enteró su madre,

Pues no lo hubiera aprobado

Y Avelino lo ocultó. 

La devoción popular,

Los recuerdos del pasado

Y piensa que es necesario

Luchar contra la desidia

Y no seguir la rutina

Del abandono y la incuria.

Desobedecer el destino

Para que no se convierta

En un lugar de negocio,

Por eso en la Fundación 

Están trabajando tanto.

Al fin Antonio Rodríguez

Nos habla en clave evangélica,

De gestión e infraestructuras

Y de recursos humanos.

Ya que los dominicos

En su último capítulo

Pretenden que Montesclaros

Y su cercana Las Caldas,

No se conviertan también,

Como otros muchos conventos

En hoteles o en complejos

Para el negocio y el lucro

De algunos privilegiados.

Y desean convertir

 Las Caldas y Montesclaros 

En programas solidarios

Que llevará el evangelio

A personas sin hogar

Y les daría trabajo

Para poder reintegrarse.

En Caldas habrá un hotel.

Y un lugar de reencuentro

Alzarán en Montesclaros,

Todo ello con el trabajo

De los usuarios que forman,

Fundación Martín de Porres.

Nos habla de la acogida

Y nos pone como ejemplo

Esta buena convivencia

Que existe entre las personas

Que forman este proyecto.

Y ya como colofón

Buscan colaboración.

A continuación nos vamos

A dormir hasta el albergue

Que mañana muy temprano 

Tenemos que levantarnos.

Perdonarme este peñazo,

Puesto que he sido un plomazo.

Hasta mañana a las nueve.

Javier.

 

 

 

Lunes, 30 de Septiembre de 2019 16:39. antiguosalumnosdominicos #. REUNIÓN EN MONTESCLAROS

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comJose Manuel García Valdés

Javier, si el blog decidiera poner medallas yo te propondría para la de oro y brillantes. Tienes un gran mérito, escribes mucho y bien y requiere un gran esfuerzo de memoria e imaginación. El mayor mérito es escribir para casi nadie; ya sé que no buscas alabanzas pero da un poco de pena el ver cómo languidece el blog. El recurso para que la gente participe es: o publicar un libro haciendo propaganda del mismo, o morirse para que te dediquen algún panegírico. Soy de los que piensa que las flores mejor en vida.
Cuando hablas de la promoción del 59 no dices que es la PROMOCIONONA, la promoción de las promociones, nuestra promoción. La promoción de la que el más tonto hace aviones.
Bueno Javier, no pierdas la moral. Habrá nuevos encuentros y tendrás que hacer nuevas crónicas.
Un abrazo para los que escriben.

Fecha: 01/10/2019 16:51.


gravatar.comJose Manuel García Valdés

Una advertencia, se están colgando fotos provenientes de diversas fuentes, que sepáis que las mejores son las mi ... a pesar de tenerla más pequeña que Javibis.
Se admiten comentarios críticos del fondo y la forma.
Más abrazos, repartidos.

Fecha: 02/10/2019 12:59.


gravatar.comRamón Pajares Box

¿Quién es el personaje de larga barba blanca, solideo y albornoz?

¿Es de la del 59?

Fecha: 02/10/2019 20:53.


gravatar.comJose Manuel García Valdés

Es nuestro compañero Lago, del 59. Habita en Montesclaros.

Fecha: 02/10/2019 21:12.


gravatar.comRamón Pajares Box

Gracias, Pitu. No sé muy bien cómo, pero me lo suponía.

Fecha: 02/10/2019 21:25.


gravatar.comJose Manuel García Valdés

No es fácil, en condiciones normales, reconocernos después de tantos años padeciendo las heridas que deja el paso del tiempo, la llamada "vieyera", pero si vas tan disfrazado como va Lago resulta casi imposible. Esto es cierto menos en nuestro caso, somos/estamos hechos dos chavales.
Un abrazo.

Fecha: 03/10/2019 07:43.


gravatar.comAntonio Argueso Gonzalez

Genial tu narración, Cirauqui. Eres nuestro Bardo Mayor. Y cuando digo "nuestro" no me refiero a la, como
dicen en Casorvida pero no en León, insuperable del '59; me refiero a nuestra blogosfera. Qué memorión, pues esta vez ni te vi tomar nota.

Y, Fernando, los años no pasan por nosotros; a la vista está. Si no conociste a Lago es porque se disfrazó a fondo. Los que no nos disfrazamos, como hace 50 años que eran los que hacía que no veía a Serrano y Castañón y, vamos, como si nos hubiéramos visto la semana anterior.

Fecha: 03/10/2019 11:11.


gravatar.comFrancisco Javier Cirauqui

Querido José Manuel, tus escritos son de los que te levantan el ánimo, así que seguiré escribiendo y dándoos la tabarra. Te aseguro que citaré a la PROMOCIONONA o la promoción del 59, que no es una promoción sino una realidad.
Un fuerte abrazo. Javier.

Fecha: 03/10/2019 18:29.


gravatar.comFrancisco Javier Cirauqui

Bueno, Antonio Argüeso, gracias por lo de Bardo Mayor, estos elogios son los que me animan a seguir dando la lata.
Siempre promocionaré la insuperable o la promocionona del 59.
Un fuerte abrazo. Javier.

Fecha: 03/10/2019 18:39.


gravatar.comFrancisco Javier Cirauqui

Ramón, desde luego fue impresionante la transformación de Lago. Antes de misa nos apareció en la puerta del Santuario, con hábito y sus barbas imponentes a lo Valle Inclán, y nos dijo que al final de la misa nos enseñaría el convento y santuario. Me sorprendió que me reconoció. Yo de nombre también, aunque sólo estuve un año con él, en sexto, pero de aspecto no.
A la salida de misa nos estaba esperando un personaje con las mismas barbas pero disfrazado con un pijama o chandal, batín, todo negro y un casquete judío o árabe, era el mismo Lago. Hay que decir que nos explicó el convento y santuario con mucho humor y fue de lo más divertido y singular.
Un fuerte abrazo. Javier.

Fecha: 03/10/2019 19:00.


gravatar.comLuis carrizo

He lamentado una vez más perderme una reunión como la de Montesclaros, ya que últimamente en los meses de septiembre y octubre estoy conminado a viajar y permanecer solo un poco más abajo de donde vive Argüeso (al que, entre otros, me hubiese gustado dar un abrazo). El único consuelo que me queda son las meticulosas crónicas de Cirauqui, que agradezco y celebro uniéndome al coro de sus admiradores. No es poco consuelo, pues comparo su lectura al seguimiento de un partido de fútbol por la tele: se ven más cosas que asistiendo al campo. La única pena, claro, es que no vibras igual con el unánime grito de gol.
Un cariñoso abrazo para todos los citados en tu detallada crónica,amigo Javier, empezando por ti.

Fecha: 05/10/2019 15:45.


gravatar.comFrancisco Javier Cirauqui

Me alegro mucho, Luis, que mis crónicas te sirvan para vivir los encuentros que describo. Tu comparación con los locutores de la radio me halaga. Un fuerte abrazo. Javier

Fecha: 10/10/2019 12:27.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris