Montaje creado Bloggif

HOMENAJE AL PADRE HUARTE

20070617183123-dominico-135-.jpg

Mis queridos amigos: El artículo de hoy me lo facilita Mariano Estrada: así voy adquiriendo el tono que me hace falta para volver a coger este toro veraniego por los cuernos, o mejor, para prepararos buenos "morlacos" que dejaré en la puntita de vuestra muleta.

Canciones no religiosas aprendidas en el Colegio.

Homenaje al Padre Huarte.

 

Querido Josemari:

 

Éstas son algunas de las canciones no religiosas que muchos de nosotros aprendimos en el Colegio ¿Podemos decir que eran lúdicas? Podemos y debemos, porque realmente lo son ¿Y profanas? Sobre todo profanas. Lo sagrado ya tenía sus cauces, sus formas y sus momentos… que no eran pocos ¿Y folklóricas? Sin duda alguna  ¿Y amorosas? La inmensa mayoría, desde luego....

 

Sin embargo, la inmensa la mayoría las aprendimos del Padre Huarte, de quien ya se ha dicho aquí que era un muchacho excelente. Y supongo que su excelencia se habrá mantenido con los años. Por cierto, y dado que era tan tímido, me gustaría saber si aún es víctima de aquel intrépido deslizamiento hacia el rojo del que era objeto su cara, como ya informó Andrés Cortés Aranaz. ¿Dónde andas, Andrés?

 

Lo que a mí me extraña mucho es que, siendo él navarrico, como creo que era, no se viera reflejada esta circunstancia en las numerosas canciones que nos enseñó. En cambio, sí están representadas las vascas.

 

Con la idea de hacer un pequeño recuento, he sacado la aldaba que me atribuye Javier del Vigo Palencia y la he puesto al servicio de la memoria, con sus numerosas e inevitables lagunas. Dejo aquí las letras de las canciones que han acudido a la cita. Debo aclarar, no obstante, que no me ha sido difícil, porque, a lo largo de estos cuarenta y tantos últimos años, creo que no hay ni una sola que no haya sido atropellada por mí alguna vez. De hecho, muchas de ellas han sido atropelladas mil veces. (Ello sin entrar en los chapurreos en vasco o en bable (para nosotros asturianu), que espero que los vascos y asturianos disculpen y/o corrijan)

 

Y hablando de memoria, no pretendo que el Padre Huarte se acuerde de un tal Estrada, porque ello sería realmente un milagro. Lo que quiero es que este pequeño recopilatorio sea un homenaje a sus méritos.

 

Escolio: Como purgador oficial de aquella pantagruélica calefacción, a la que había que extraer diariamente los vientos, yo tenía el privilegio de disponer de las llaves de todas las habitaciones que normalmente estaban cerradas, incluyendo las de los frailes que compartían pabellón con nosotros. Pues bien, la habitación del Padre Huarte tenía para mí un especial atractivo. No sé, ese halo a música, a radio y a tabaco…

 

Un abrazo

Mariano Estrada

 

Un gitano fue a la Iglesia 

Un gitano fue a la Iglesia,

se le había muerto la suegra,

a preguntar al señor cura

un entierro cuánto cuesta.

 

El señor cura le dice,

pues vale cuatro pesetas.

y el gitano le responde:

más vale dejarla quieta.

 

y el gitano le responde:

más vale dejarla quieta.

 

Señor cura de mi alma,

usted no la conocía,

antes de morir mi suegra

dos pesetas no valía.

 

Antes de morir mi suegra

dos pesetas no valía.

 

Un estudiante muy flaco 

Un estudiante muy flaco,

que enseñaba las costillas,

se acostaba por la noche,

en su caja de cerillas.

 Nominativo qui, que, quod, vel qui,genitivo cuius, dativo qui,acusativo quem, quam, quod, vel qui,vocativo carece,y ablativo quo, qua, quo, vel qui.y ablativo quo, qua quo, vel qui. 

Carretera abaixo va 

Carretera abaixo va,

por Santo Domingo entré,y por Pedro Crespo Calvo,

carpintero, pregunté.

Y me dixo una señora,

¿qué Pedro pregunta usté,Pedro Arriba, Pedro Abaixo,

Pedro el del Arrabal?

Hay tres Pedros Crespos Calvos

carpinteros del lugar

Y otros Pedros Crespos Calvos

que no quieren traballar.

 

Ya no va la Sinda y fragmentos de otras muchas enlazados en un popurrí 

Ya no va la Sinda

por agua a la fuente.

Ya no va la Sinda,

ya no se divierte.

 

Ya no va la Sinda

por agua al arroyo.

Ya no va la Sinda,

ya no tiene novio.

 

Madre, cuando voy a leña,

se me olvidan los ramales.

No se me olvida una neña,

que habita en los arrabales.

 

Tengo de subir al árbol,

tengo de cortar la flor,

y dársela a mi morena

que la ponga en el balcón.

 

Que la ponga en el balcón,

que la deje de poner,

tengo de subir al árbol

y una flor he de coger.

 

A coger el trébole,

el trébole, el trébole.

A coger el trébole

las noches de San Juan.

 

A coger el trébole,

el trébole, el trébole.

A coger el trébole

los mis amores van.

 

¿Qué quieres que te traiga

que voy a Madrid?

¿Qué quieres que te traiga

que voy a Madrid?

 

No quiero que me traigas,

no quiero que me traigas,

no quiero que me traigas,

que me lleves sí,

que me lleves sí,

que me lleves sí.

 

Los borrachos

en el cementerio

juegan al mus.

 Apaga luz, Mari Luz,apagaluz.

Que ya no puedo vivir

con tanta luz

 

Saltzen, saltzen,

txori, txiqui, baten

karameluá,

Está muy bien,

Lo dice el konfiteruá

 

Cuando vamos

A Ochandiano,Santamari munerá, Tomaremos,

Chocolate,

Bulcaroren aurrerá

 

La chalera de Pedrín,

la remanga de Julián,

cuando sube la marea

quisquillitas cogerán.

 

Quisquillitas cogerán,

quisquillitas cogerán,

la chalera de Pedrín,

la remanga de Julián.

 

Eche usté, eche usté, eche usté,

avellanas a mi delantal.

Eche usté, eche usté, eche usté,

allá van, allá van, allá van.

 

Tuya, siempre tuya,

que sin ti mi cariño

no puedo pasar,

y por larga que sea la ausencia

yo jamás de podré olvidar.

 

Los gallos ya están cantando,

qué dira usted.

Auncian que el nuevo día

así ha de ser.

 

Y son, y son,

y son unos fanfarrones,

que cuando van por las calles

van robando corazones

 

Y si no se le quitan bailando

los colores a la mi morena.

Y si no se le quitan bailando

déjala, dejála que se muera.

 

Al amanecer

se marcha el tren,

se va mi amor

yo me voy con él.

 

Soy de Santurce,

bonita aldea,

soy del pueblo que gana

en las regatas

con las traineras.

 

De babor,

de babor a estribor,

de estribor a babor,

de proa a popa.

 

De babor,

de babor a estribor,

de estribor a babor,

de proa a popa.

 

Que tú eres el mar,

que yo soy la arena,

que yo no voy sola,

que el agua me lleva.

 

De babor,

De babor a estribor…

 

 La danza del Señor San Xuan 

Señor San Xuan, señor San Xuan,

En la foguera ya no hay que quemar.

Viva la danza y los que en ella están.

  Señor San Xuan. 

El mío Xuan 

El mio Xuan miróme,

Díxome: galana,

que guapina estás.

 

Yo dixe: Xuanucu,

nun tengo contigo

ganes de falar.

 

Entós el mio Xuan

comenzóme a falagar

con un palu de avellanu,

Yesús qué burro yé Xuan.

 

Yo toda llorosa

fui a casa mio suegra

que cerquina está.

 

Díxome la viella:

nun tomes asina

les coses de Xuan,

 

Porque el mio Xuan ye

tan burru que nun lu hai más

tan vagu que nun traballa

nin piensa de traballar.

                    
Lunes, 18 de Junio de 2007 01:29. antiguosalumnosdominicos #. PERSONAS QUERIDAS

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comJosé García Gómez

Muy bien Mariano, si se omite o cambia alguna letra, la imaginación la suplirá adecuadamente.
El P.Huarte, como probablemente sepas, se encuentra en el convento de los dominicos de Pamplona, ha sido prior hasta hace poco tiempo.
Lo he ido a ver hace dos años y él vino a Oviedo a uno de nuestros encuentros, como podrás ver por las fotos.
Se encuentra muy bien de salud y cerca de su familia.
Sus teléfonos son : 948203006 y 948226303.
Todos esperamos que asista en Octubre, pero sin duda le alegrará recibir alguna llamada nuestra, por lo que te animo a ello.
Saludos. Pepe.

Fecha: 18/06/2007 21:06.


gravatar.comMariano Estrada

Gracias, José García Gómez, Pepe. No dudes de que llamaré al Padre Huarte. Y aprovecharé para animarle a que nos acompañe en octubre.

En cuantos a las canciones, tienes razón en lo que dices. No hay nada que no pueda suplir la imaginación. De lo que no estoy nada contento es de cómo las ha colgado el Furriel-Administrador, con lo ordenaditas que yo se las mandé... Se ve que lo han mareado en Andalucía, con tanto golf, tanta playa, tanto pescaíto frito, tanta zeta zarabeta y tanta luna bendita.

Aprovecho para decir que algunas de las letras que están incluidas en eo popourrí no nos las enseñó el P. Huarte, porque ya las sabíamos. Lo que él nos enseñó fue el popourrí completo que, como dice Pepe, puede tener fallas como las de Valencia o lagunas como las de Ruidera. Pero no muchas.

En cuanto a las canciones vascas y asturianas, he querido reflejarlas tal y como nosotros las cantábamos, o sea: castellanizadas. El purismo lo encontraréis en internet, pero ése no nos lo enseñó el P. Huarte.

Un abrazo, Pepe, gracias por los teléfonos.
Un abrazo a todos

Fecha: 18/06/2007 22:38.


gravatar.comsantiago rodriguez

MARIANO ESTRADA:
El Pamplona esta tambien el p: Domingo Iturgaiz; son los mismos telefonos del P. Pablo Huarte, que ahora es subprior siendo prior el P. Antonino Iturbe que fué submaestro de novicios en Caleruega con el P. Andrés.
Para ponerte en contacto con el P. Iturgaiz deberás hacerlo por la mañana, pues asuntos familiares gravés hacen que tenga que pasar mucho tiempo en su casa en plan de enfermero.

Fecha: 19/06/2007 00:23.


gravatar.comsantiago rodriguez

Se me olvidaba: espero que acepteis de buen grado una pequeña rectificación del Folklore; Carretera abaixo va´y señor san xuan eran del padre Torrellas que nos las enseñó en Villava donde coincidió dos años con el P Huarte y tres con el P. Iturbe. Sin embargo tenía una que no citas que decía así:
Este pandeiru que toco,
es de peyexo d´oveya
antes pacia do monte
hoy resona que rabea
Ay de mi que ya non podo
ay de mi, que ya non sei.
ay de mi que ya non podo
tocar como ayer toquei.
a miña muyer morreuse
enterreila en un fuñeiru
deixela el braciyo fora
para tocar el pandeiru-
ay de mi...etc...

Fecha: 19/06/2007 00:36.


gravatar.comMariano Estrada

Hola, Santiago:

¿Cómo no vamos a aceptarlo, si sabemos que la memoria es esa cosa frágil que nos traiciona tan a menudo? Al margen de ello, bien pudiera ser que unos las aprendiéramos por una vía y otros por otra. Yo no estaba en la escolanía ni en la rondalla, por lo que es más verosímil que las aprendiera del Padre Huarte, pero en realidad da lo mismo, ¿no?
Tu aportación es muy buena. A ver si otros se animan... Seguro que a mí se me han pasado unas cuantas...

Gracias por la información sobre el Padre Iturgáiz. La última vez que lo vi fue en Claudio Coello, en Madrid, en el local donde tenía el taller. Pero de esto hace ya muchos años...
Un abrazo

Fecha: 19/06/2007 02:05.


gravatar.comMariano Estrada

Me recordaba.

Hoy llamé al P. Huarte, lo que ya estaba convenientemente anunciado. La sorpresa es que el Padre Huarte me recordaba… Gran memoria, la suya. Me recordaba en tamaño, en aspecto y en actitud. Como recuerda a otros compañeros de los que hablamos y a los que se refería con algún detalle definitorio y preciso… Fue una conversación realmente entrañable, de unos cuarenta minutos de duración, que a los dos nos llenó de alegría.

Pero tuve todavía otra sorpresa, la de saber que sólo me lleva 15 años, ya que ahora tiene 75. ¡Sólo setenta y cinco! Y yo que lo veía mayor por aquel entonces… Y, además, está muy bien de salud, fuerte como un roble, ágil de cabeza, con una prodigiosa memoria y procurando incluso ponerse al día en las nuevas técnicas de la comunicación, o sea en internet… Por cierto, mostró mucho interés en la página de antiguos alumnos y en la celebración del aniversario, en el que tiene que yo creo que estar como una parte importante e imprescindible. Desde luego, voy a poner en ello mi empeño.

Josemari: me dijo que le habías llamado.

Gracias, Pepe, por facilitarme el teléfono. Gracias Santiago. Otro día hablaré con el P. Iturgáiz.

Un abrazo a todos

Fecha: 19/06/2007 15:15.


gravatar.comsantiago rodriguez

Querido Estrada: Yo tampoco pertenecí a la escolanía y la rondalla; de echo como indico en el diccionario de la memoria el padre Cura nos aconsejo a Cirauqui, que fué portero de Osasuna ya fallecido y a mi que formaramos el dúo patetético.
Pero ahora me viene a la mente otro cantar del P. Huarte:
Los mozos de Vilariño
dicen que no beben vino
pero debajo el manteo
llevan un jarro escondido
A esta letra se le hizo un arreglo "apostólico"
Los padres dominicos
dicen que no beben vino
y bajo el escapulario
llevan el jarro escondido
Con los padres del convento de Pamplona hable personalmente hace un par de meses y les pose al corriente de la existencia de la pägina; no pude hacerlo con el P. Marino Zugasti que está en Villava bastante delicado y el Prior, Miguel Angel Fuertes me aconsejó no molestarlo en aquel momento que estaba de descanso.
Por cierto Fuertes provenía de Villava y pasó dos años en La Virgen, tambien le informe de la página.
En Palencia he visitado al P Antonio Abad que es el priory al P. Cura, ambos estan tambien informados.
A mediados del mes que viene pasaré por Montesclaros y visitaré a Pablo Zabala , Marcelino y Fernando LLObat, aunque Zabala está informado de la página con los otros dos es dificil contactar, pues el primero padece un primer grado de azehimer y el segundo su habitual sordera no corregida y si aumentada,
Hasta luego.

Fecha: 19/06/2007 18:05.


gravatar.comMariano Estrada

Hola, Santiago:

Es curioso, a lo mejor nos pasa aquí como suele pasar con los chistes, o sea que te cuentan uno y tú te acuerdas indefectiblemente de otro.

Verás, la canción que nos mandas, en su versión sin adulterar, me ha remitido a una especie de apódosis que iba pegada a ella como una lapa. O como un estribillo, que será lo más probable:

Los mozos de Vilariño
dicen que no beben vino
pero debajo el manteo
llevan un jarro escondido.

Ay riberín, riberín,
ay Ribadavia,
al que se meta con nos
le va la cara.

Le va la cara, caray,
le va la cara.
Ay riberín, riberín,
ay Ribadavia.

Así que ya sabes, querido Santiago, por el hilo se saca el ovillo. Sólo hay que tirar de la manta.

Un abrazo

Fecha: 19/06/2007 18:26.


gravatar.comMariano Estrada

Anécdota del P. Huarte

Cuando aquellas largas filas de los pasillos se ponían, como el tren de La Robla, en movimiento, para controlar los murmullos o desbarajustes que inevitablemente se producían, el Padre Huarte tenía un pequeño truco cuya esencia me ha desvelado. Yo le he puesto sólo los adornos, que tampoco son excesivos.

Veamos.

Como es lógico, él miraba al frente mientras andaba por el centro del pasillo. A veces pensativo, a veces adoptando una apariencia desenfadada. Preparado, no obstante, por si de pronto se oía a sus espaldas, como era relativamente normal, un bisbiseo exagerado, una risita improcedente u otro ruido cualquiera inscrito en la normativa colegial como no permitido. En tal caso, él tenía dispuestos en la mente, y también distribuidos a lo largo de las filas, tres o cuatro nombres de revoltosos no ya habituales, sino crónicos o empedernidos, de manera que, antes de volverse y dar alcance a la caza, como San Juan de la Cruz, ya había hecho un disparo con la escopeta: “Estrada” –decía- , por ejemplo, sabiendo que la ley de probabilidades confirmaría de lleno sus sospechas.

Esta actitud, que yo sepa, no le reportó fama de brujo. Nadie dijo nunca del P. Huarte que tuviera un ojo en la nuca. Pero a él le valió para cortar a tiempo los fuegos. A eso se le llama profilaxis.

Un abrazo

Fecha: 19/06/2007 23:34.


gravatar.comJavier del Vigo

Aquí, EAJ64, Radio Camino!

Estaba en el largo pasillo del aulario del Bachiller Superior -cuarto, quinto y sexto(?)- de aquel tiempo. Físicamente era una "jaula" siempre cerrada a cal y canto; pero tenía magia, como si dentro hubiera brujas, prontas a coger escobas y volar por las ondas... Era la primera puerta a la izquierda, muy cerca del hall, del botiquín de Don Paco y de aquel otro rincón que habeis comentado ya por aquí, donde se hacía la revista que se publicaba en el tablón junto a las escaleras de acceso a los dormitorios...Aquella puerta no era como todas las demás puertas...

Qué curioso! Las aulas estaban abiertas, pero nosotros no podíamos "salir", si no era volando mentalmente. La sala que quiero recordaros era "jaula" muy cerrada, pero desde allí volaban palabras hacia vete tu a saber quien que sintonizase en aquel momento la emisión... Curioso, no?

Aquella sala estaba mejor tratada que las demás.

Era oscura, porque gruesos cortinones -de un color marrón claro, casi color caca- cubrían muros y puertas. Insonorizaban; aislaban el silencio interior, partido en dos por una cristalera.

Allí dentro, el silencio podía cortarse a tijera.

Y era mágico! Recoleto rincón, durmiente en su instrumental las más, que de tarde en tarde despertaba Pablo Huarte, para animarnos con informaciones varias a través de las ondas...

Me viene a la mente la escena con contornos precisísimos: tediosas y largas tardes encerrados, en aquellos inmensos salones de estudio -de cuyos silencios ha hablado aquí ya requetebien Mariano Estrada-; buena parte de aquellos tiempos de silencio haciendo como que estudiabamos (alguna vez, incluso estudiando; doy fe!).

Una duda: ¿Era en la tarde del sábado o directamente en domingo, cuando "había radio"?

En aquellos salones, por entre el "silencio", los altavoces colocados sobre las puertas de entrada comenzaban a emitir "gorgoritos", al activar el volumen del sonido, "alguien" en la emisora...

Nos mirábamos unos a otros con cara de incredulidad (¿Será posible?); de deseo porque lo fuera...

¿Tendremos radio?, -nos decíamos por dentro y en cuchicheos por lo "bajines"...

La duda se resolvía pronto... Pablo Huarte comenzaba sus emisiones radiofónicas siempre con la misma sintonía. (Y aquí, ya, chavales, no dudo; mi memoria se rinde: no recuerdo autor ni obra que sonaba...¿alguna alma caritativa podrá poner a continuación luz en mis tinieblas?. Podrá furriel ofrecer un premio al que primero ponga nombres a mi ignorancia?... Aunque sea una trucha del Bernesga, furriel, anda...!)

Tras la sintonía, aquella entradilla: "Aquí, EAJ60, Radio Camino". Creo no marrar en este detalle, pero si errase, ponedme penitencia; para que no sea ese ególatra a quien tantas diatribas ponen Froilán y Andrés el Trapi...

El caso es que tras la entradilla, Pablo Huarte iniciaba su sesión de radio: media hora... ¡una hora!... música,noticias, informaciones varias de tipo interior, colegial...

Lo quiero resaltar: ¿recordais el movimiento que se producía en ambas dos salas de estudio al tener la certeza de que había emisión? Todos a una, como empujados por una fuerza telúrica -cojón, qué palabrita!- con caras felices, cerrábamos libros, cuadernos; tapábamos bolígrafos... que iban a para al cajón -de los recuerdos?- y colocábamos los codos sobre el pupitre, en claro ademán de triunfo: habíamos puesto la pica en flandes!.

Era la señal de la victoria. Solía surgír un "biennn!!!" colectivo de nuestras gargantas. Había que seguir estando en silencio; pero era otro tipo de silencio: silencio querido,acompañado con los montajes que había ido diseñando Pablo Huarte para la ocasión. Para nosotros!

Aquella tarde, por un tiempo,se habían acabado estudio y aburrimiento! La magia de las ondas y tu esfuerzo, Padre Pablo Huarte, hacían el resto. Nuestras delicias!

Ahora que me ha venido el recuerdo y que te puso Josemari de emblema en este portillo, he querido recordar el detalle. En mis equívocos, debes tener compasión y rectificarme. Anímate!

Te agradezco,Pablo, desde el recuerdo, aquellas veladas radiofónicas, que nos acercaban a las nuevas tecnologías de ahora y nos hacían menos tedioso el interminable paso de las horas de estudio.

Gracias, muchachote! Un fuerte abrazo!

Fecha: 24/06/2007 13:56.


gravatar.comMariano Estrada

Queridos padres y hermanos (es curioso, así encabezaba yo las cartas que dirigía a mi casa desde el Colegio ¿No hay nada nuevo entonces bajo el sol? Ya lo creo que sí…):

Queridos amigos, suelo decir ahora (Creo que la edad nos iguala, al menos en el límite):

En fin, hola a todos:

Javierdelvigopalencia ha sabido describir aquella sala con la inconcreción y el misterio que tenían para el grueso del alumnado. Pocos fueron los que accedieron a las entrañas de aquel Sancta Santorum en el que Pablo Huarte era el rey. Un día se presentó en la enorme sala de estudio de la escuela mayor (seguro que ahora no nos parece tan grande), se apostó en su centro geométrico, sonó palmas, extrajo un papel que ocultaba donde ocultan el xarro los mozos de Vilariño, e informó a la interesada concurrencia (para nosotros cualquier distracción era como agua de mayo): “He formado un equipo de trabajo para que me ayuden en las tareas de la emisora”. Se nos abrieron los ojos, o por lo menos se me abrieron a mí. Prosiguió: “Está formado por los siguientes alumnos: Fulanito, Zutanito, Estrada, Menganito…” ¿Tendré que decir que a mí se me abrieron las carnes? Consideraba que aquella elección era realmente un privilegio, aunque un inmerecido privilegio, ya que yo sabía, como sigo sabiendo ahora, que entre todas las virtudes que uno pueda tener, si es que tiene alguna, nunca se ha encontrado la de la voz… Luego pensé que a lo mejor había personajes a los que mi voz les convenía, que era una forma de justificar aquella elección, agradecida y deseada, que íntimamente no acababa de ver.

Lo cierto es que, cuando acabó de leer el comunicado, el P. Huarte nos invitó a que le siguiéramos: “Dejadlo todo y seguidme” ¿Dónde había oído esto antes? Fuimos, en efecto, a la emisora y yo traspasé por primera vez las puertas de aquella habitación donde, aparte de la penumbra y la opacidad de las cortinas aludidas por Javier del Vigo, no había más gato encerrado que unos micrófonos, unos aparatos electrónicos, unas sillas…Pero ello no le restaba un ápice de interés, porque allí se decían unas cosas que iban a salir por la radio.

Desde entonces, recuerdo con toda nitidez estos versos en gallego, ya que se trataba de un programa que ahora dudo si iba sobre Galicia o sobre una de sus hijas más ilustres e insignes: Rosalía de Castro.

“… Xa se oien lonxe, moi lonxe,
as campanas do Pomar;
para min, ¡ai!, coitadiño,
nunca máis han de tocar.
Xa se oien lonxe, máis lonxe
Cada balada é un dolor;
voume soio, sin arrimo...
¡Miña terra, ¡adios!, ¡adios!”

Rosalía de Castro
Fragmento de “Cantares Gallegos”

Así mismo, recuerdo borrosamente narrar ante el micrófono estas precisas palabras, si es que no me traiciona la memoria:

“Decir Galicia es decir misterio, belleza, poesía. Dios te colocó entre dos mares que bañan tus costas, haciéndolas fértiles como tus campiñas…”

Y al revoltosillo Mariano Estrada finalmente se le encogieron los ímpetus ante lo que creía una enorme responsabilidad. ¿O acaso no lo era? Vamos que si no me meé en los pantalones fue porque, siguiendo los consejos del P. Uría para con otros menesteres, supe hacerlo hacia adentro. Eso, y que me hice un nudo mental en cierto órgano (no el del P. Uría) en el que, por supuesto, un nudo físico no hubiera sido posible por ser muy escasa la materia de la que disponía:
- “Y el vaivén dos maizales…” -dije con una voz excesivamente acongojada-

Más ánimo, Estrada, debes hacerlo con fuerza, como si fueras un campesino de Zamora… ¿O es que no hay maizales en Zamora?... A ver, la siguiente…

-“Y el son das campanas do Santiago de Compostela…” –añadí sin grandes mejorías

Debo decir que luego me oí por la radio y, efectivamente, comprobé que tenía poquita voz, pero muy mala. No obstante, salí fortalecido de tan hermosa experiencia: desde aquel momento supe que sin duda había cosas que podía hacer mejor que aquella para la que me había llamado el P. Huarte, como era la de cultivar champiñones en los sótanos del Colegio. Sin embargo, el P. Cura, que no me llevó con él a recoger la colmena movilista al colmenar de mi padre, en Muelas de los Caballeros, tampoco me llamó para hacerme experto en cultivos de catacumba, ya que aquellos hongos crecían en sótanos cristianos. Cosa que siempre le agradecí, porque yo sí sabía lo que eran los trabajos que tenían que ver con la tierra. Y aquel se pasaba de oscuro.

Villajoyosa, en la tarde de San Juan del 2007 (Esta noche contemplaré en vivo el purificador fuego de las Hogueras de Alicante). Felicidades a todos los Juanes, como JUAN Manuel Díaz Álvarez (Manolón), José JUAN Francisco Álvarez Sariego, José Luis JUAN Félix Isidro (¿a que nadie sabía que ése es el nombre completo de José Luís Zamanillo?. En fín, a todos los Juanes y donjuanes que en el Colegio de La Virgen del Camino fueron y son

Un abrazo

Fecha: 24/06/2007 18:40.


gravatar.comSantiago rodruguez

Javi y Estrada: Veo que la emisora fué modernizada por el P. Huarte, no lo sabia.
Nosotros solo disfrutamos de unos ratitos de altavoz llamado pomposamente "Radio Camino" una idea del P. Morán en que se nos hacian oficiales las noticias que ya conociamos via "Radio Macuto" ylos resultados futbolisticos de la jornada; es que el P. Huarte era emprendedor.

Fecha: 24/06/2007 19:17.


Añadir un comentario



No será mostrado.