Facebook Twitter Google +1     Admin

EL PEZ GORDO

20101214121314-helio.jpg

HELIO PEDREGAL Actor, se despide esta noche en Avilés con «El pez gordo»

Saúl FERNÁNDEZ
Helio Pedregal (Oviedo, 1949) «es uno de los actores más importantes del mundo». Es lo que asegura el director de escena Juan Carlos Rubio, el responsable de «El pez gordo», una comedia de Roger Roueff que despide esta noche (20.15 horas) en el teatro Palacio Valdés una gira por España y Estados Unidos de algo más de un año. Rubio se suma a la compañía de «Razas» -cuyo estreno nacional tuvo lugar ayer tarde, también en Avilés- y Pedregal se va al Centro Dramático Nacional, que en enero empezará a preparar «Woyzech».

-Usted es un actor nacido en Oviedo. Hay quien cree que eso es un contrasentido.

-Me siento francamente incómodo a nivel profesional con lo que está pasando en mi ciudad. Me gustaría hacer teatro en mi pueblo y eso es muy difícil ahora. Oviedo ha perdido toda perspectiva escénica y se queda sólo con lo musical. Me da una pena enorme.

-¿Y a qué cree que es debido?

-Oviedo ha sido siempre una ciudad que ha amado el teatro, pero las instituciones que dirigen la ciudad se han desprendido de este amor. Los camerinos del Campoamor tienen nombre de amigos míos. Me parece estupendo que el Campoamor se utilice para la ópera, para la zarzuela o para la entrega de los premios «Príncipe de Asturias», pero me parece inaceptable que no hagan lo mismo con el teatro.

-Más, si cabe, cuando Oviedo tiene dos espacios escénicos.

-El Campoamor es uno de los mejores teatros del mundo. El Filarmónica, con una cierta mejora, podría ser un teatro especializado. El olvido del teatro en Oviedo no es por problema de espacio ni de tiempo. El Ayuntamiento ha decidido olvidarse de ello, y la razón se me escapa. Es absolutamente incomprensible. Los aficionados al teatro de Oviedo tienen que venirse a Avilés o a Gijón.

-Echando la vista, ¿por qué se decidió por esta profesión?

-Estuve interno en un colegio de León -en el Virgen del Camino- hasta los diecisiete años. De vez en cuando nos pasaban películas; cuando no había, seis No-Dos de golpe. Tenía doce o trece años cuando me di cuenta de que lo mejor del mundo era hacer lo que hacía Yul Brynner. Y eso que estaba en aquel colegio para ser dominico. Luego me fui a Madrid y empecé a estudiar interpretación.

-Una profesión con glamour.

-Empecé en esto con una idea romántica. Pensaba que este era un mundo especial, pero muy pronto me di cuenta de que exigía un compromiso importante.

-¿Y cuándo dijo que ya era actor?

-Todavía no he dicho nada de eso. Tal cual están las cosas me planteo un giro de ciento ochenta grados en mi vida. No quiero ser un masturbador que sólo atienda a la demanda. Atender la demanda exige excesivas concesiones que no me gusta hacer.

-¿Cómo están las cosas?

-Mal. La ciudadanía es poco exigente con el teatro, se va al puro ocio. Se busca el componente de escapismo que es, precisamente, el que machaca la misma definición del teatro. No hay gran teatro.

-Más de un año con Phil, de «El pez gordo».

-Es un personaje que dice muchísimas cosas que me conciernen. Después de un año y medio de reflexión estoy con Phil: los sueños no se cumplen. Esto es una cosa que se descubre cuando el tránsito por la vida ha sido largo.

«Al igual que mi personaje, sé que los sueños no se cumplen, y eso se descubre cuando el tránsito por la vida ha sido largo»

 

Martes, 14 de Diciembre de 2010 12:14. antiguosalumnosdominicos #. PERSONAS QUERIDAS

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAndrés Martínez Trapiello

Haciendo gala, como Victor Pablo, del valor añadido de su formación en el Colegio.
Un abrazo, Helio.

Fecha: 15/12/2010 22:46.


gravatar.comVibot

Pedregal, una delicia charlotear contigo anoche y recordar los aromas de aquellos sprays y maquillajes del camerino del teatro-saltamontes, las mandíbulas de Iparraguirre...
Deberías elegir tú las obras que quieres representar y dejarte de sordideces expresionistas.
Y arrimarte más a nosotros. Sabes que te queremos.

Fecha: 16/12/2010 14:01.


gravatar.comJesús Herrero

Joder Fernandito, cómo que no te acuerdas de lo que cenaste si me estuve fijando y no parabas de zampar todo lo que te ponían debajo. Que te diga Eva que estaba justo al lado. Yo sí que no me enteré con lo de las fotos. Y encima, como nadie me las hacía a mí, tuve que hacerme una a mí mismo reflejado en el espejo...

Fecha: 17/12/2010 13:24.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris