Facebook Twitter Google +1     Admin

UN SALTO DE TRAMPOLÍN ESPECIALMENTE MALO

20130915201021-piscina-1964.jpg

Juan Antonio, unido siempre su nombre a los apellidos Iturriaga Madariaga, me comenta esta fotografía en la que yo creo descubrirlo en el centro con sus brazos cruzados. No quería que acabase este verano sin su comentario.

La fotografía me la envió Maxi Olóriz. Lleva fecha de 1964. Cree, por las estaturas, que seann los enanos de la escuela menor.

Gracias compañero de "pelo blanco".

 


 

 Me envía el furriel una foto, dando por sentado que yo me encuentro en ella. Dice que soy el de los brazos cruzados. Me parece que no tenía yo una pinta tan buena en aquella época. Ahora la tengo peor, pero esa es otra historia.
 
No me reconozco en ninguno de los apostólicos que allí aparecen, aunque eso no es extraño porque cada vez que me enseñan fotos de mis años jóvenes, no me puedo creer que el que aparece en ellas sea yo.


Lo que si veo es a un grupo de medio pasmados, y medio risueños, ante un salto de trampolín especialmente malo. También veo mucho brazo cruzado que imagino sería para paliar un poco el frío del ambiente, quiero decir, de la temperatura ambiente.
 
Es curiosa la diferente forma de reaccionar de aquellos apostólicos, absortos por un extraño salto sin una belleza u otra virtud que aparentemente le haga destacar.
 
He de confesar que no he cultivado, ni se me ha pegado especialmente, la sensibilidad poética a pesar de haber comido en la misma mesa y haber dormido pared con pared con Vibot y por ello, no le sé extraer el lirismo oportuno a la cara de preocupación o remordimiento por algún mal pensamiento, por supuesto erótico, del amigo que cruza los brazos.
 
Cuando amplío la cara y le veo de cerca, me dan ganas de decirle directamente que viva la vida con alegría y que se olvide de una puñetera vez de la media docena de frailes que, como  a él, también a los demás nos amargaron la vida y que, cuando le pregunten en medio de una confesión aquello de si “pensabas en mujer”, conteste que sí y que además era guapísima, faltaría más. “Que era una morena con manos de ninfa, bailando al son de Compay Segundo en Bahía de Cochinos y amiga de la rubia que Mariano Estrada le había presentado a Julio Correas”.
 
A pesar de todo, creo que el colegio resultó bien en su conjunto, sobre todo porque lo hicieron bueno los compañeros. Yo no tengo mal recuerdo de ninguno y lo tengo especialmente bueno, de casi todos.
 
También aprovecho para agradecer al Blog, el que me haya liberado de esa preocupación o mejor dicho de esa amargura, parecida a la que refleja en su cara el de la foto, y que llevaba desde crío pegada en el fondo del alma.
 
El tiempo ya me lo ha cicatrizado todo. Ya solté todo lo que tenía dentro y he quedado tranquilo, aunque bien es cierto que alguno de vosotros ha tenido que aguantarme la llorada correspondiente.
 
Ahora prefiero contar otras experiencias, como la pasada en algún teatro de Times Square, en aquel cruce alucinante entre las avenidas Broadway <http://es.wikipedia.org/wiki/Broadway>  y  Séptima de Nueva York.
 

 
Un abrazo a todos
 
Juan Antonio


Martes, 17 de Septiembre de 2013 00:32. antiguosalumnosdominicos #. FOTOS Y DOCUMENTOS

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAngel

Es todo como muy raro ¿verdad? Recuerdo de niño que las piedras parecían del mal de la vejez, y que siempre seguirían así. Pero, siento como si las piedras si hicieran menos viejas a medida que voy haciéndome viejo. Prueba de ello me abuelo me contaba de las piedras que eran muy antiguas, pero resulta que mi abuelo ya muerto hace muchos años hace de estas piedras más jóvenes. ¿Como es la vida? ¿Verdad? Lo mismo pasa con las fotografías de nosotros mismos, y de nuestros seres querido que parecen viejos al principio pero luego se hacen más jóvenes a medida que van pasando los años. Terrible dijo alguien ser un lugar, ¿Será cuestión de piedras? ¡Qué vida esta! Me asusta pensar que si somos inmortales y por tanto reencarnamos de nuevo en el futuro acabemos todos siendo la misma persona en función de números de reencarnaciones. Me explico: supongamos que todo el mundo sea una misma persona, pero reencarnada en tantas veces como personas pueblan la tierra. Haber.., que me estoy perdiendo.., me refiero que todos seamos una sola persona, un sólo yo, pero que al olvidarlo nos creemos distintos a nosotros mismos en los puntos en que solapamos cada una de nuestras reencarnaciones. ¿Me habéis entendido? Por ejemplo, veo la foto del señor del pelo cano, puede que sea yo ahora, pero que no me acuerdo de esta etapa de mi existencia. O bien, la mujer del pelo rubio, o el hombre del pelo castaño.., o quizá sea yo las tres personas a la vez, reencarnados al punto presente por solapamiento del universo. Sea lo que sea.., es un misterio. Saludos a toda la humanidad, o sea, a todos mis yos, o egos, etc. Felicidad para todos.

Fecha: 04/01/2017 20:37.


gravatar.comAngel

MI madre ha entrado y me ha pillado escribiendo esto.., y de paso me ha echado en cara alguna que otra falta de ortografía, etc. Pero lo que más me ha molestado es que me dice porque escribo nada sin estar de acuerdo con la publicación presente. La verdad que tiene razón, pero quizá me ha inspirado la publicación a escribir lo que he escrito. Mi madre me ha dicho que me va soltar un sopapo a ver si se me quita el solapamiento mental que tengo. ¡Eso dice! No obstante, he disfrutado de la lectura de este artículo, o página, y me he sentido impulsado a escribir lo primero que me ha venido a la mente. Por favor, si he faltado en algo ruego que me disculpen. Abrazos.

Fecha: 04/01/2017 20:54.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris