Facebook Twitter Google +1     Admin

OVEJIÑOS...

20140127155254-ovejo3.jpg

Amor con penicilina y una fiebre de 40 grados en el termómetro de la santidad.

Esto escribía en el blog Javier Coirauqui, hace no sé cuánto tiempo. Rescato hoy su texto hoy para poner el pie a esta fotografía-tesoro del Ovejo, siempre Fray Francisco, en su enfermería.

Nos la envía el mismo Ovejo.

 


 

Siguiendo hacia la izquierda nos encontramos con la Enfermería, con su camilla, su botiquín, su cartel óptico con letras y números de varios tamaños, su ración de humanidad de un frayFrancisco Ovejo, sus recetas contra el desánimo, sus tertulias...

FrayFrancisco Ovejo cuidador y sanador de sus ovejiños, que descubría nuestras dioptrías y nos llevaba a León paraque nos colocaran unas gafas de negra montura y así nos pareciéramos al cantante Michel.

Nos llevaba la comida y medicinas cuando estábamos enfermos, cual Caperucita Roja, más bien blanca y negra, en una cestita tapada con una servilleta.

Hacíamos tertulias en la Enfermería y le gustaba con locura Rosalía de Castro. Un año me llevó a León, al médico. para que me recetara unas inyecciones de aceite que aliviaran y quitaran la paella de granos que invadía mi cara, (llamado acné juvenil).

Durante varios días me ponía estas inyecciones intravenosas, por la tarde, con mucha paciencia y amor.

 Javier Cirauqui

Martes, 28 de Enero de 2014 10:58. antiguosalumnosdominicos #. FOTOS Y DOCUMENTOS

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comVibot

Con aquella bata blanca que se ponía, nos hacía sentir que, si nos pasaba algo, si nos dolía algo, incluso el corazón, a falta de nuestras madres allí estaba él para curarnos y consolarnos. Limpio y cálido, casi como ellas mismas.

Fecha: 29/01/2014 13:32.


gravatar.comVibot

A aquella habitación-botiquín-cuartoestar no le faltaba ni la maceta de aspidistra.

Fecha: 29/01/2014 22:10.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris