Facebook Twitter Google +1     Admin

EL PRESENTE DE MONTESCLAROS

Domingo, 04 de Agosto de 2019 18:02. antiguosalumnosdominicos #. REUNIÓN EN MONTESCLAROS

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comJavier del Vigo

QUÉ MAJOS CHAVALES AQUELLOS FRAILES: RETRATO DE UN MONTESCLAROS INEXISTENTE Y UNOS ESTUDIANTES CON LA CABEZA RAPADA HOY POR EL TIEMPO.

Frente a la voluntad de buscar un lugar en el futuro para Montesclaros que recoge el artículo de José Luis Sardina en el Diario Montañés, transcribo a continuación lo que escribió Carlos Bacigalupe, periodista bilbaíno, sobre el convento y La Robla en los tiempos cuando aún la “mies era mucha” y los estudiantes de Filosofía descansaban en Montesclaros, antes de salir a comerse el mundo.

¡Por atizar un poco más el fuego de la locomotora, que septiembre se acerca, chavales!

“-Ese es el Santuario –pregona la viajera-. He oído decir que tiene los mejores frutales de por alrededor y una ganadería que envidian todos los pueblos de la comarca. Lástima que ya no vengan tantos frailes jóvenes.

Una mujer. Solo una mujer podía finalizar su parlamento con tales palabras. Escucho y callo. Pienso en los frailecillos jóvenes que usaban el tren de La Robla como medio natural de transporte entre el Santuario y su domicilio familiar. Jóvenes de cabezas rapadas, mirada discretísima, siempre lejos, siempre ausentes. Jóvenes frailes con el devocionario en las manos como entretenimiento fervoroso. Pedían disculpas por todo. Para sonarse, para asomar por la ventanilla, para atacar el sabroso bocadillo que unas amantes manos de madre les habían preparado. Por todo. Una de aquellas amorosas madres que soñaban con un hijo metido en latines, lengua celestial donde las hubiera, de las que el lego se limitaba a cantar “ora pro nobis” y ya bastaba. Los aspirantes movían las manos con solemnidad aprendida, de modo que en ese mismo pedir disculpas uno podía entender sin que se pronunciara cualquier “orate fratres”. Llegaban al tren inmaculadamente blancos, deliciosamente uniformados de pureza. Poco a poco, la carbonilla volandera y buscona obraba en sus hábitos un negativo milagro cromático.

-Qué majos chavales estos frailes –redunda una señora.

Aquellos frailes jóvenes, vestidos de hábito, que viajaban en gran número hasta Montesclaros, son ya historia en el tren de La Robla”.

(Carlos BACIGALUPE: Viejo Caballo de Hierro. Un viaje en el ferrocarril de La Robla.14-IX-1979. Muelle de Uribitarte Editores, Bilbao 2004)

Fecha: 05/08/2019 08:31.


gravatar.comRamón Hernández Martín

Obviamente, aquello, descrito en la bella estampa que recoge Javier, fue solo una vida que era de otra manera y que, sin embargo, se preñó (¡qué horror de palabra en aquel contexto!) de la manera en que hoy vivimos, a la espera, una vez que aquellos jóvenes nos hemos convertido en ancianos, de parir (¡qué bella palabra para nuestro tiempo!) una forma de vida mejor, conforme a la gran sabiduría premonitoria de nuestra entrañable fray Eladio Chávarri. Seguro que justo a mitad de septiembre algunos animosos harán que exploten todas las potencialidades de Montesclaros. Así sea.

Fecha: 05/08/2019 08:52.


gravatar.comDaniel Orden

CELEBRACIONES TEOLÓGICAS DE MONTESCLAROS.

2ª Edición. 2019 http://teologiamontesclaros.org/

https://hospederiamontesclaros.org/curso-taller-sobre-teologia-en-montesclaros/
“Dichos y hechos”, segunda edición de las celebraciones teológicas en Montesclaros http://www.dominicoshispania.org/noticia/celebraciones-teologicas-montesclaros-2019/
Seminario Coaching: SER https://hospederiamontesclaros.org/seminario-coaching-ser/

Hospedería de Montesclaros: https://hospederiamontesclaros.org/

Fecha: 07/08/2019 10:08.


gravatar.comDaniel Orden

La Rosa regresa a Montesclaros
https://www.vivecampoo.es/noticia/rosa-regresa-montesclaros-17583.html

https://www.vivecampoo.es/galeria-fotos/peregrinacion-montesclaros-1989.html#4

Fecha: 07/08/2019 10:23.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris