Montaje creado Bloggif

DE BIEN NACIDOS.....

20070519210419-2.jpg

Queridos todos: como de bien nacidos es ser agradecidos, aprovecho el artículo de hoy para recordar a las Madres Dominicas que nos cuidaron durante los años de estancia en el “Cole”.

 

En su haber estaba darnos de comer, limpiarnos la ropa que las tardes de los viernes metíamos en las bolsas y tirábamos desde las Camarillas por la Tolba (que siempre estaba atascada) y los “encargados” llevaban hasta las monjas cargados como sherpas, plancharla,  devolverla bien planchadita y colocada de nuevo en las bolsas, cuidar de la Casa de ejercicios, dar clase a los niños del pueblo en las Escuelas, y, sobre todo, algo que recuerdo como un sueño: nos hacían los trajes para los Autos Sacramentales, y cuando yo iba a probarme mi traje, me sentía como el actor en su nube. Gracias, Madres.

 

La foto que encabeza el artículo de hoy me la envía Fray Ricado de Luis con el siguiente comentario:

Esta foto corresponde a la fiesta de Santa Catalina de Siena del año 80. Está tomada en el comedor de la casa de ejercicios. En la foto aparece el P. Sama y el P. Iturbe. La hermana que está junto a Iturbe es la madre Gregoria. La que está detrás de Sama es la hermana Josefina. Todos recordamos a las monjas del colegio.

Domingo, 20 de Mayo de 2007 07:38. antiguosalumnosdominicos #. PERSONAS QUERIDAS

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comJavier del Vigo

Las tres veces en el día que he entrado en tu blog, Josemari, me ha aparecido esta foto con ningún comentario, excepción hecha de tu "entradilla" y la breve, brevísima referencia de Fray Ricardo de Luis -años 80- a quien no conocí. Algún día quizá lo hagamos, Ricardo!

Hoy me había prometido a mí mismo no incordiar. Callarme. Aquella frase tan manida en los tiempos del Colegio: "En boca cerrada no entran moscas"... Además, así no se yerra.

Pero llegado a la noche, mientras fuera sigue jarreando en este mayo lluvioso, no me puedo contener más.

Unas breves palabras. Del padre Sama, nada diré hasta que le toque ser biografiado por el constante Andrés Cortés, que tiene "tajo" para unos meses...

El P. Iturbe me suena; no sé si por sus relaciones con mi familia -creo que sí- o por mis aprendizajes en este blog. Yo no lo tuve cerca nunca, si mis recuerdos son ciertos.

El motivo de mi incontinencia hoy es el siguiente: en la foto aparecen cuatro monjas, cuatro mujeres "santas", que diariamente se encargaron de mis comidas, de mis ropas... De la intendencia elemental, vamos! Ellas solas o ellas ayudadas por otras mujeres del pueblo.

Monjas cuyos rostros nada, absolutamente nada, me dicen. Y bien que lo siento! Aquella forma de enseñar, que separaba chicos de chicas, en "la vida civil", dió como consecuencia que apenas nunca viera a las dominicas que cuidaron de lo elemental en nuestras vidas.

Llegados al detalle nimio, recuerdo -recordais?- aquellas puertas batientes de los comedores por donde nos salía el condumio? Eran unas puertas "recatadas" al extremo... Ver monjas,lo mínimo, y el menor tiempo posible...

Qué tiempos, señor! Así que puede ser esta una de las razones por las que nadie se haya atrevido con este morlaco, Josemari. He visto rostros y he leido nombres... Nada más puedo decir de ellas! Lo bonito que hubiera sido -visto desde aquí- el contacto de aquellos chavalines no sólo con hombres-frailes, también con mujeres-madres...!

Curiosamente, cuando acabé mis estudios en el Instituto Central -hoy Miguel de Unamuno- en Bilbao, la historia se repetía. Un patio único, separado por unas mallas tipo Guantánamo, divorciaba a los alumnos del masculino de las alumnas del femenino. Incluso los recreos eran a horas distintas, por si nos "contagiábamos"...!

Quiero con este detalle quitarle un poco de hierro a la separación radical que los frailes nos hicieron de las monjas. Un poco, solo, eh? Ellos,como nosotros, padecimos y soportamos -unos mejor que otros- la cultura oficial reinante.

Vaya, pues, mi recuerdo a las monjas que hicieron de tele-madres, de "realidad virtual"... quizá más allá de su gusto y el mio.


Hacerles un canto, por su abnegación, por su trabajo? No seré yo quien lo haga. Decirles a las nuevas generaciones que las personas somos iguales, incluso para que también nosotros andemos entre pucheros...? claro! Dios no sé si andará, pero los pucheros son cosa de dos sexos,cuando menos... Cabreos tengo, de vez en cuando, en mi trabajo, cuando las jóvenes generaciones manchan a lo bobo el instituto,"porque para eso están las limpiadoras; para limpiar!"

Buf! Un recuerdo para las "venerables" que cuidaban de la limpieza de nuestra mierda y de la salud de nuestro estómago! Baladí el tema...

Fecha: 20/05/2007 23:02.


gravatar.comsantiago rodriguez

1HOLA JAVI¡
El p. Iturbe, natural de Anzuola (Guipuzcoa) al lado de Vergara; estuvo varios años en Villava, substituyendo como director durante un año al P. Marino Zugasti, cuando este fué nombrado director de Radio Popular de Pamplona (el P. Marino, más tarde fue prior de La Virgen).
Despues pasó a León; tiene un hermano que ahora es el prior de Pamplona y fue submaestro de novicios en Caleruega, siendo Maestro el P. Andres.....un saludo, casi paisano.

Fecha: 20/05/2007 23:53.


gravatar.comOscar Fernandez Hidalgo

Parecen las más olvidadas, pero las llevamos en el corazón por su ternura, su sencillez y su paso desapercibido.
Una de ellas, la hermana Marta Muñiz falleció en Pamplona a finales de marzo de 2006. Tenía unos 85 años. Creo recordar que de joven había estudiado medicina tropical en Bélgica para ir de misionera a Africa. En los años sesenta y setenta contribuyó a que nuestra vida en La Virgen del Camino fuese más fácil. Del Padre Iturgaiz aprendió la técnica de las vidrieras y dejó muestras de su arte en conventos e Iglesias. Sus últimos años transcurrieron en Barañain (Pamplona), y aunque estaba retirada, aún visitaba y acompañaba a los enfermos. Como todas las hermanas vivió para los demás.
Un abrazo

Fecha: 20/05/2007 23:58.


gravatar.comSantiago rodriguez

...sigue a lo anterior...la M. Gregoria, estuvo tambien en Villava como superiora en Betania, que es como denominabamosel edificio dedicado a las monjas, las cuales tambien se encargaban de la cocina y lavanderia, incluso eran estas monjas las profesoras de los alumnos de primer curso.

Fecha: 20/05/2007 23:59.


Añadir un comentario



No será mostrado.